Antonio del Castillo y Saavedra

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
'Antonio del Castillo'

Pintor

Nacimiento: 1616
Córdoba
Fallecimiento: 1668
Córdoba
Actividad: Pintor, policromador y diseñador arquitectónico, decorativo y orfebre
Reconocimientos: Tiene una calle en su honor, y una placa en la casa donde falleció
Destacado: Considerado el padre de la Escuela Cordobesa de pintura

Antonio del Castillo y Saavedra, pintor nacido en Córdoba en el año 1616 y fallecido en esta misma ciudad el 2 de febrero de 1668, en la casa número 27 de la calle Muñices, donde el Ayuntamiento colocó una placa conmemorativa en su honor.

Además de pintor, fue también policromador y diseñó proyectos arquitectónicos, decorativos y de orfebrería. Antonio del Castillo está considerado como el padre de la Escuela Cordobesa.

El ayuntamiento de Córdoba nombró en su honor la Calle Antonio del Castillo, próxima al Museo Arqueológico.


Biografía

Placa conmemorativa en la casa de la calle Muñices donde murió.

Recibe las primeras lecciones de pintura por parte de su padre, Agustín del Castillo y luego por parte del pintor de imaginería Calderón, completando su formación en Sevilla en los talleres de Juan del Castillo y Francisco de Zurbarán.

Con 19 años en 1635, regresa a Córdoba donde trabaja como pintor, policromador y diseñador de proyectos arquitectónicos, decorativos y de orfebrería, sirviendo de maestro para otros pintores cordobeses como Juan de Alfaro y Gámez. Casado en tres ocasiones -sus esposas fueron modelos en algunas de sus obras- no llegó a tener descendencia. Muere en Córdoba en el año 1668.

Durante sus años de trabajo, su obra fue extensa y se encuentra repartida por varias ciudades españolas como la Historia de San José en el Museo del Prado, Martirio de San Pelagio en la catedral de Córdoba, o la Adoración de los Pastores en el Museo de Málaga.


Antonio del Castillo según Paseos por Córdoba

Es creencia muy admitida que en la calle de los Muñices tuvo su morada y murió en 1667 el pintor cordobés Antonio del Castillo y Saavedra, que había nacido en 1603; discípulo de su padre Agustín, de su tío Juan del Castillo y de Francisco Zurbarán, llegó á adquirir gran fama por su correción, particularmente en dibujo, como se vé en las muchas obras que dejó y en su mayor parte se conservan. Fue maestro del célebre Juan de Alfaro, de quien después tuvo celos, y por último pasó a Sevilla, donde al ver las obras de Murillo, a quien no podía igualar, cayó en una especie de melancolía que lentamente lo llevó al sepulcro. No hemos encontrado la partida de defunción en la parroquia de la Magdalena.


Galería

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

2.1/5 (9 votos)