Apellido Crenes (Nuevas Poblaciones andaluzas)

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Análisis de D. Francisco Tubío Adame, cronista de Fuente Palmera
Siguiendo con las labores de investigación sobre la patria de procedencia de los colonos venidos a poblar estas tierras desde naciones Europeas, hace poco he encontrado datos sobre el primer colono apellidado Crenes. Se trata de Federico Crenes que según informa en su expediente matrimonial llega a las Nuevas Poblaciones de Andalucía a finales del año 1768 o comienzos del 1769, venía agregado a Francisco Mertian, colono de La Carlota. Dice también que salió de su pueblo de Oberausem, diócesis de Espira, población alemana cercana a Aquisgrán y Leverkusen, con intención de perfeccionarse en su oficio de sastre en alguna ciudad de Alemania o Francia pero que al ver que la familia Mertian venía con destino a las Nuevas Poblaciones de España se agregó a ella. Un dato importante es que se colocó como criado de Fray Jerónimo de Brigen, Capellán del Orden de los Capuchinos de la provincia de Tirol de Alemania. Religioso que hasta ahora no había descubierto, como cura de los alemanes en los años iniciales de La Colonia. Más tarde pasó a la Carlota donde falleció en agosto del año 1884; en investigaciones posteriores analizaré su figura. Aquí, Federico Crenes se casó con María Mourier, viuda de Juan Sprit en julio del año 1773. Tenían, ella 26 años y él 20. Ocuparon las suertes 56 y 61 de La Colonia en Dotación Real, en el Libro llevado a cabo sobre el año 1826 se puede leer, sobre esta Dotación: “Estas dos suertes componían la Dotación Real y en el año 1771 se hallaba repartida al colono Juan Sprit marido de María Mourier, extranjeros, y a su fallecimiento, sin hijos, quedó la viuda disfrutando de la Dotación casándose con Federico Crenes también extranjero, y por el fallecimiento de estos colonos pasó a Juan Crenes Mourier, primogénito casado con Margarita Etiens, por su fallecimiento pasó a la hija mayor María, casada con Juan Martín. La suerte 61 tiene un pedazo de tierra de abrevaderos de la fuente pública y algo de más de seis celemines de tierra”.[1]

Referencias

  1. F.T.A. - El Colonial, periódico independiente. Agosto/Septiembre 2001

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)