Ignacio María Martínez de Argote

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Ignacio María Martínez
de Argote y Salgado
"Marqués de Cabriñana"
Ignacio María Martínez de Argote y Salgado "Marqués de Cabriñana".png

Político y aristócrata

Nacimiento: 1822
Villaharta
Fallecimiento: 1891
Niza (Francia)
Profesion: Abogado y político

Contexto histórico

Décadas: 1850 - 1860 - 1870 - 1880

Ignacio María Martínez de Argote y Salgado, IX marqués de Cabriñana del Monte, nace en Villaharta en el mes de diciembre de 1822 y fallece en el año 1891 en la ciudad francesa de Niza.[1]

Biografía

De familia aristocrática, es hijo de Ignacio Martínez de Argote y Mosquera, VIII marqués de Cabriñana, y de su esposa, Teresa Salgado y Crespo. Abogado de formación, casó con María de los Dolores Hernández y Márquez, aunque no tuvieron sucesión. Mantenía también el Marquesado de Villacaños.

Trayectoria

Abogado y perteneciente al partido liberal moderado, fue concejal (1850), así como alcalde el Ayuntamiento de Córdoba (1863-1864) además de diputado provincial (1850-1851) y nacional (1850-1853). En el año 1865 logra su acta de senador vitalicio[2]

El marqués de Cabriñana del Monte y de Villacaños fue un ejemplo de los aristócratas burgueses del período isabelino, una persona con inquietudes culturales y políticas. Cultivó su faceta literaria obteniendo el primer premio de los primeros Juegos Florales celebrados en Córdoba en el año 1859. En 1860, fue nombrado presidente del Círculo de la Amistad. También fue miembro numerario de la Real Academia de Córdoba.

Francisco de Borja Pavón escribía sobre el marqués:

El Marqués es un sujeto de unos cuarenta años. Alto y rubio, parece pertenecer menos a la raza andaluza que a la flamenca, mezclada por algún tiempo con la española, y su aire o tipo, vuélvese a encontrar por acá en más de un rostro, así como sus blasones, sobre más de un escudo nobiliario. No me admiraría yó, y aún así me lo han afirmado, de que hubiese algo de sangre francesa en sus venas. La fisonomía del Marqués es franca y simpática ; su gesto noble y modesto a la par, y su mirada dulce y cariñosa
Coleccionaba garbosamente el Marqués libros, pinturas, objetos de arte y antigüedades, que posteriores desengaños contribuyeron a diseminar sin aprovechamiento. Vivía sin fausto y con sencillez, pero generoso de suyo, gustaba de haber copartícipes de sus goces intelectuales. Y su propensión benéfica no quedó nunca desmentida.[3]

Referencias

  1. La ciudad de los recuerdos. Red Europea de Cementerios. Ayuntamiento de Córdoba. Disponible en Internet (PDF. 6.1MB)
  2. Expediente personal del Senador vitalicio Marqués de Cabriñana, D. Ignacio María Martínez de Argote y Salgado. Web del Senado de España. Disponible en Internet
  3. Excmo. Sr. D. José Ignacio Argote. Boletín de la Real Academia de Córdoba, 1934. Número 40.
[[Categoría:|Ca]]

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)