Rosario Bernal Moreno

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Rosario Bernal Moreno fue guardaagujas de Renfe. En la madrugada del 22 de enero de 1937 fue testigo de la explosión habida en su paso a nivel de la Carrera del Caballo.

Explosiones

Las explosiones del 22 de enero de 1937 tuvieron lugar a las 4:00 horas de la madrugada del 22 de enero de 1937 en la carretera de Almadén. La explosión resonó con estruendo en la capital cordobesa. [1] Según el diario Azul, se trataba de la detonación de varios petardos colocados por la canalla roja con la intención de volar la carretera de Almadén junto al arroyo Pedroches, pero que no consiguieron su objetivo.

Días más tarde se supo, por Rosario Bernal Moreno, guardaagujas del paso a nivel de la carretera de Córdoba a Cerro Muriano, próximo a la Carrera del Caballo, que en la madrugada del 22 de enero un grupo de guerrilleros se acercó a su garita y le ofreció unirse a la zona republicana. De paso, la advirtieron de la colocación de explosivos con el fin de volar la vía férrea. En efecto, sobre las 4:00 horas estallaron los explosivos.[2] Don Bruno, Jefe de Orden Público, la premió con 100 pesetas.

Referencias

  1. Se trata de unos petardos colocados en las afueras, en el diario Azul, 22 de enero de 1937, pág. 6.
  2. Un gran ejemplo, en el diario Azul, 24 de enero de 1937, pág. 4.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)