Adela Delgado

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Adela Delgado Bernier fue modista y empresaria de la moda en Córdoba. Prima de Antonina Bernier, otra modista, hacia 1940 abrió una casa de costura en la calle Valladares, número 12, frente al antiguo Centro Oscus. En su taller, en la planta primera de la casa, trabajaban más de treinta modistas y costureras. La planta baja se reservaba para vivienda de la familia y la planta alta estaba alquilada a otra familia.

El taller, en el que se atendía a gran parte de la burguesía cordobesa, tenía tres salas de prueba y un amplio espacio común en el que las llamadas oficialas distribuían el trabajo. Las aprendizas, colaboraban con las modistas y realizaban tareas auxiliares. Entre las oficiales, Manuela Alcubilla, Manuela Calero, Maruchi Merino, cuyo padre, Antonio Merino, estuvo escondido en el tejado de su casa durante años, evitando el arresto tras la Guerra Civil.

Normalmente, Adela Delgado compraba modelos de tela de algodón y lienzo moreno en Barcelona. Sin embargo, algunas veces llegó a ir a París en busca de ideas. Por su casa de modas pasaron muchas de las mujeres más poderosas de Córdoba: la esposas e hijas de los políticos y autoridades o las mujeres de médicos y funcionarios. Su hermana, Leonor Delgado, trabajaba como ama de llaves de la familia Illescas Saavedra, en la plaza de la Compañía.

Salarios

Una modista cobraba, hacia 1958, 30 pesetas al día, es decir, 210 pesetas a la semana. El sábado, día de cobro, el marido de Adela, Manuel, iba pagando a todas y cada una de las trabajadoras la cantidad contratada.

Referencias

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)