Corpus Barga

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Corpus Barga
Corpus Barga.jpg

Escritor y periodista

Nacimiento: 9 de junio de 1887
Madrid
Fallecimiento: 8 de agosto de 1975
Lima (Perú)

Contexto histórico

Décadas: 1910 - 1920 - 1930 - 1940 - 1950 - 1960 - 1970

Andrés García de la Barga y Gómez de la Serna, conocido como Corpus Barga. Escritor y periodista, nació en Madrid en 9 de junio de 1887 y falleció en Lima (Perú) el 8 de agosto de 1975.

Trayectoria

Corpus estuvo vinculado con Belalcázar (Córdoba), pues su padre, Félix García de la Barga, vicepresidente primero de las Cortes, había nacido en esta localidad, aunque posteriormente se trasladó a Madrid, donde ya nació Corpus. En muchas de sus narrativas hace mención a la casa solariega llamada Casa Grande de Belalcázar donde Corpus pasó parte de su infancia y juventud en cuyo lugar ambientó alguna de sus novelas, como La vida rota, que después, reescrita bajo el título de Los galgos verdugos.

Por haber nacido el día de la festividad del Corpus Christi lo eligió como primer nombre de su seudónimo, añadiéndole el segundo apellido de su primer compuesto. Resultó así, curiosamente, Corpus Barga. Consideraba su nombre tan largo algo antiestético y pedante. Este escritor de ascendencia cordobesa desarrolló una obra polifacética desde el periodismo a la poesía, pasando por el relato novelesco y el ensayo. A los 17 años publicó su primer libro de poemas, Cantares (1904).

Tras realizar estudios ingeniería de minas se dedica al periodismo trabajando desde 1906. En la prensa nacional colabora en El Intransigente, y más tarde en El Radical, -desde marzo de 1910 hasta el 9 de abril de 1912- y otros, todos ellos, diarios y revistas de tendencia republicana. Participa en tertulias literarias como “Pombo” - de la que era animador principal su sobrino Ramón Gómez de la Serna- y del “Café Nuevo Levante”. Comparte amistad con Pío Baroja, Valle–Inclán, Silverio Lanza, Julio Romero de Torres, Picasso, Alberti, Azorín, Cocteau, Modigliano, Rodin, Gide y Rivera, a alguno de los cuales entrevistó.

Colaboró en algunos de los diarios españoles e hispaoamericanos más importantes: El País, La Correspondencia de España, España, El Sol, Luz, Crisol, Revista Occidente, La Nación de Buenos Aires y El Comercio de Lima, además de dirigir la revista Diablo Mundo .

Sobresalió con excelentes crónicas sobre París durante la Primera Guerra Mundial siendo enviado por el diario 'El Imparcial', a los frentes de guerra. Le dedicará con esta ocasión tres memorables artículos. Fue un incansable viajero con funciones periodísticas a la vez que, de paso, se convertía en un activo difusor en España de la cultura internacional. Ortega y Gasset lo llevó a las páginas de El Sol, donde escribió regularmente hasta 1928 y del que llegó a ser director. Residió en París como corresponsal, haciendo bastantes viajes desde 1920, sobre todo a Italia. Luego, de 1929 a 1931, enviaba desde Berlín colaboraciones periodísticas a 'La Nación' de Buenos Aires. Entre las décadas del diez y veinte anduvo por Europa considerándose personalmante como un exiliado voluntario.

En 1930, La Nación lo envió a Berlín y en mayo del mismo año viajó en el Graf Zeppelín realizando la ruta Berlín-Sevilla-Pernambuco-Baltimore y enviando crónicas sobre el viaje. Realizó temas diversos como una entrevista con Mussolini, o describió un paseo romántico por el París de 1936.

Se opuso a la dictadura de Primo de Rivera. Estuvo del lado de la República sin fisuras. Quiso preservar su independencia. Y sufrió, sin remedio, la respuesta previsible de los que creyeron, sobre todo, en la legalidad y en la democracia: el exilio.

Corpus Barga

Pertenecía a Izquierda Republicana, y con la llegada de la II República se instalada en Madrid, como director de la agencia de La Nación de Buenos Aires, en años posteriores colaboró con otros periódicos. La República tuvo siempre en Corpus Barga un valedor de primera categoría, siempre en vanguardia de un republicanismo independiente, sin ocupar cargos de ninguna clase y nunca olvidó el entusiasmo popular ante la España que surgió el 14 de abril de 1931. El 5 de febrero de 1933, pronunciará una sonada conferencia, en el teatro Alcázar de Madrid con el título de "La República y la prensa". En 1936, muestra su entusiasmo por el triunfo del Frente Popular, "su pluma se convirtió en látigo restallante, haciendo de su colaboración periodística barricada y fortín, parapeto y milicia", según comentaba (José Altabella).

La Guerra Civil la vivió en España apoyó activamente a la República y participó en la organización del Segundo Congreso Internacional de Escritores Antifacistas en 1937. Junto a Malraux adquirió para el bando republicano una flota de aviones de guerra, pero nunca aceptó un cargo político. Cuando se produjo el derrumbamiento del frente de Cataluña cruzó la frontera en enero de 1939; en tan tremendo éxodo tuvo el honor de ser acompañante del poeta Antonio Machado, que poco después moriría. El trozo final de la frontera de Por-Bou hubo de haberlo a pie bajo lluvia intensa, y Corpus Bargas transportó en brazos a la anciana madre del poeta, se encargó de darle cobijo llevó personalmente a la familia Machado -Antonio, su madre, su hermano José y la esposa de éste- al “Hotel Bougnol-Quintana” de la localidad Colliure.

Después de la guerra civil, vivió exiliado en París (1939-1948), dónde pasó la Segunda Mundial. En una crónica escrita en 1943 describe en ambiente que se vivía en el París ocupado por los nazi.

En 1948 se instaló en Lima (Perú) y dirigió allí la Escuela de Periodismo de la Universidad de San Marcos. Colaboró en numerosas revistas editadas por los exiliados. Escribió cuatro volúmenes de memorias con el nombre genérico de Los pasos contados. Hasta su muerte siguió escribiendo con entusiasmo juvenil, publicando títulos muy diversos.

Corpus Barga fue toda su vida un rebelde por la causa de la libertad y a ella se entregó en todo momento. Amó siempre el trabajo bien hecho, pero también siempre ponderó su conducta ética sobre los valores estéticos. Aquel gran exiliado en su añoranza ponía una sola condición para volver a España: "La verdad es que llevó mucho tiempo fuera de España y tengo ganas de volver. Todo lo que me lleve a España “sin compromiso” lo acepto". Llevó a rajatabla hasta su muerte este dicho. Con la nostalgia de la patria y doliéndole los recuerdos, vivió con sentimiento numantino el no aceptar ni obediencias previas ni sombra de capitulación alguna. Y así moriría en Lima anhelando porque la libertad y la democracia tuvieran una nueva alba en la vida española. No pudo ver la muerte del general Franco por tres meses.

Alcanzó el premio de la Crítica en 1974 por uno de estos volúmenes, Los galgos verdugos (1973).

Obra

  • Cantares, poemas (1904).
  • Clara Babel realtos (1906).
  • Un viaje en el año 19. ( 1921).
  • La vida rota (1908 y 1910), novela en dos volúmenes que fue reescrita y editada con otro título, Los galgos verdugos (1973).
  • Pasión y muerte. Apocalipsis (1930)
  • La baraja de los desatinos (1968) al reeditarla en España se le puso el titulo El hechizo de la triste Marquesa.
  • Fuegos fugitivos. Antología de artículos de Corpus Barga (1949-1964), Lima, 2003.
  • Los pasos contados, memorias, (1963-1973), y que lleva como subtitulo “Una vida española a caballo de dos siglos(1987-1957). Contiene Mi familia. El mundo de mi infancia (1963), Puerilidades burguesas (1965), Las delicias (1967) y Los galgos verdugos (1973).

Enlaces externos

Fuente

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente4.25/5

4.3/5 (8 votos)