Obispo Francisco Javier Martínez

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Francisco Javier Martínez Fernández
Obispo Francisco Javier Martínez.jpg
Nacimiento: 20 de diciembre de 1947
Madrid
Destacado: Obispo de Córdoba y arzobispo de Granada

Contexto histórico

Décadas: 1990 - 2000 - 2010 - 2020

Francisco Javier Martínez Fernández, nacido en Madrid el 20 de diciembre de 1947, fue obispo de Córdoba entre los años 19962003, desde donde pasó a regentar la Archidiócesis de Granada hasta 2022. Según algunos eclesiólogos, está considerado "el peor obispo de Córdoba junto con el catalán separatista Guillamet i Coma y el vasco y afrancesado Pedro de Trevilla".

Biografía

Procede de familia acomodada. Sus padres eran asturianos emigrados a Madrid muy jóvenes, que hicieron fortuna en la Villa y Corte. Estudió en el colegio Decroly (laico, pero de pago y bastante bueno) en el barrio de Argüelles, hasta que en 1959 ingresó en el Seminario Conciliar de Madrid.

Sacerdote

Ordenado sacerdote el 3 de abril de 1972. Se licenció en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia de Comillas en 1973. Entre 1972 y 1974 fue párroco de Casarrubuelos (Madrid), si bien desde su licenciatura ejerció muy poco-estaba más tiempo en Madrid-. Fue becario del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (1975-77) y luego estudió en el extranjero: en Alemania (Sankt Georgen, Frankfurt a. M. , curso 1977-78); en la Escuela Bíblica Francesa de Jerusalén (curso 78-79) y, finalmente, realizó Filología semítica en la Universidad Católica de América, en Washington, desde el verano del 1979 hasta febrero del 1985, donde se especializó en lengua y literatura siríaca y fue profesor adjunto a la cátedra de siríaco. Obtuvo el doctorado en Filología y Lenguas Semíticas en 1985.

Obispo

Con tan solo 37 años de edad, y a pesar de su escasísima experiencia pastoral, fue nombrado Obispo Titular de Voli y Auxiliar de Madrid el 20 de marzo de 1985, recibiendo la ordenación el 11 de mayo de ese mismo año por parte del cardenal Ángel Suquía Goicoechea.

El 15 de marzo de 1996 fue nombrado Obispo de Córdoba, tomando posesión de la sede el 18 de mayo de 1996. El anciano nuncio en España, el húngaro monseñor Lajos Kada, se equivocó de cabo a rabo al proponerlo. Coincidencia o no, ETA mató dos días después al sargento Ayllón en el atentado de "Carlos III" y se produjeron varios terremotos en los días siguientes.

Durante su oneroso mandato pastoral en Córdoba se edificó la Casa de Acogida para transeúntes junto a la Parroquia de Nuestra Señora de Linares en el Polígono de la Fuensanta, ya proyectada con anterioridad a su llegada.

Como titular en el gobierno de la Sede de Osio, Martínez Fernández destacó por su demagogia, su hostilidad anticofrade, su sectarismo en favor de los siempre odiosos kicos, y sobre todo, sus tensas relaciones con la entidad de ahorros Cajasur, tensiones que culminaron en enfrentamientos con su presidente, el canónigo y prelado de honor de Su Santidad Miguel Castillejo Gorráiz. Algunos analistas llegaron a sostener que, ese afán codicioso de Martínez Fernández por controlar Cajasur estaba motivado por su relación con la familia Oriol, conocidos banqueros y empresarios multimillonarios, que buscaban hacerse con el control de una entidad financiera.

Fue muy injustamente ascendido a arzobispo el 15 de marzo de 2003 y enviado (contra todos los pronósticos que le situaban de camino a Valladolid) a la Archidiócesis de Granada, cuando muchos católicos de bien pedían que se le mandase derecho a la cárcel al haber mantenido como miembro (y abanderado en las procesiones del Corpus) de Adoración Nocturna al conocido pedófilo "don José" Mena Cañete, que perpetró innumerables abusos contra niños en su siniestra guardería del barrio de la Fuensanta durante los años '70 y '80, hechos denunciados ante el Obispado y ya investigados y reconocidos. Y ni qué decir del encubrimiento al cura pedófilo de Peñarroya-Pueblonuevo, José Domingo Rey Godoy, hasta que el caso estalló, fue juzgado y condenado a una pena ridícula de prisión, que, sí cumplió (asunto que le tocó llevar a cabo su sucesor, monseñor Asenjo, que al pobre no le faltó de nada).

Polémicas

Monseñor Martínez Fernández se ha visto envuelto en numerosas polémicas. Por si ya habían sido pocas las provocadas por él durante su anormal episcopado en la sede de Osio, en 2006 fue acusado de injurias, calumnias, acoso moral y coacciones por un sacerdote, Francisco Javier Martínez , canónigo ex archivero de la catedral de Granada (destituido por él), por las que fue condenado al pago de una ridícula multa de 3.750€ . Con posterioridad, fue obligado por el Vaticano a investigar al grupo de sacerdotes y laicos pederastas denominado "Los Romanones", entre los que se encontraban varios religiosos y seglares prebendados del nefasto prelado . El cabecilla, el sacerdote Román fue absuelto judicialmente pese a las incontables pruebas de los innumerables abusos cometidos por él y su secta de pederastas y degenerados, descaradamente encubiertos por el nefasto arzobispo Martínez Fernández. E incluso el papa Francisco le levantó la suspensión "ad divinis" que el propio arzobispo, se vio forzado a imponerle ante la innegable alarma social .... cuando las cuentas del juez no le cuadraban. Una muestra más de la escandalosa ilegitimidad del papa Francisco. No en vano, su homilía de despedida de la archidiócesis granadina ha sido el "canto del cisne" de su andalufobia y desprecio a su propio clero, a excepción de su clerigalla paniaguada y prebendada(los Romanones).

Cargos episcopales

En la Asamblea de los Obispos de las Provincias Eclesiásticas de Granada y Sevilla ha sido el Delegado para la Pastoral Social y de la Salud hasta diciembre de 2000, y para la Catequesis hasta octubre de 2005.

Desde 1989 hasta 1993 fue miembro del Consejo Pontificio para el Diálogo con los no creyentes y desde 1993 hasta 1998 ha sido miembro del nuevo Consejo Pontificio de la Cultura, que sustituyó al anterior. Desde 1998 es miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, posteriormente reconvertido en Dicasterio.

En la CEE ha sido miembro de las Comisiones de Enseñanza y Catequesis (1987-1999), de Doctrina de la Fe (1990-1996) (2002-2005) (2008-2011), y de las Subcomisiones de Universidades y de Familia (1999-2008). Ha sido Presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la FE desde abril de 2009 a marzo de 2011. Desde este mismo año es Presidente de la C. E. de Relaciones Interconfesionales.

El 20 de octubre de 2011, en la CCXXI reunión de la Comisión Permanente, fue nombrado miembro de la "Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia".

El 13 de marzo de 2014, en la CIII Asamblea Plenaria de la CEE, fue reelegido presidente de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales.

Sus últimos años en Granada, polémicas aparte, ha tenido numerosos problemas de salud física y mental, habida cuenta de su encubrimiento a pederastas, su odio a Andalucía y su sectarismo. Ni qué decir cuando se supo la noticia del nombramiento a título de arzobispo coadjutor con derecho a sucesión del prelado extremeño José María Gil Tamayo, hasta entonces obispo de Ávila(desde 2018).


Predecesor:
José Antonio Infantes Florido
Obispo de Córdoba
1996 - 2003
Sucesor:
Juan José Asenjo Pelegrina


Enlaces

Principales editores del artículo

Hay 5 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)