Cajasur

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

CajaSur es el nombre comercial de la entidad financiera Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Córdoba y con el nombre común que se conoce en la sociedad. Desde el 16 de julio de 2010, Cajasur pertenece a la caja vasca Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), entidad que se hace con la subasta del banco, tras la intervención el 22 de mayo de 2010 del Banco de España. Con este movimiento, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Córdoba deja de existir tras 155 años de existencia.

A 31 de diciembre de 2009, Cajasur contaba con unos activos de poco más de 18.000 millones de euros frente a un pasivo de 17.800 millones de euros, cerrando el ejercicio de ese mismo año con un resultado consolidado del ejercicio de pérdidas de 596,3 millones de euros. El número de empleados era de más de 3.000 y contaba con más de cuatrocientas sucursales bancarias[1]

Cajasur surgió de la fusión del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba y de la Caja de Ahorros de Córdoba en el año 1995.

Parte de su negocio financiero revertía en la Obra Social y Cultural Cajasur que era el instrumento de la entidad financiera dedicado a desarrollar actividades que se vean caracterizadas por la promoción de las personas, su formación así como favorecer la atención a los colectivos menos favorecidos.

Asímismo poseía participaciones en numerosas empresas de diferentes sectores, agrupándose todas las participadas bajo la marca Grupo de empresas Cajasur, destacando las participaciones en SOS Cuétara del sector agroalimentario, así como en servicios asistenciales, industrias de transformación así como sector inmobiliario entre otros muchos.

Sedes e instalaciones

Cajasur mantiene en la actualidad dos sedes centrales en Córdoba, una en Ronda de los Tejares, antigua sede central del Monte de Piedad, y otra en la Avenida Gran Capitán, donde estaban ubicadas los servicios centrales de la Caja Provincial; aunque es el edificio de Ronda de los Tejares en el que se concentran las dependencias de Presidencia y Dirección General.

En la última década Cajasur apostó por la expansión territorial mediante la apertura de nuevas sucursales. SI en el año 2002 mantenía 436 oficinas (199 en Córdoba, 213 en Andalucía y el resto en España), en el año 2008 cerraba el ejercicio con 50 oficinas más, de las cuales 191 se situaban en Córdoba, 250 en Andalucía y el resto en España.


Red de oficinas de Cajasur a julio de 2009 (Fuente: ABC Córdoba. Anuario de la economía cordobesa). Abril de 2010

Historia

Fusión y presidencia de Miguel Castillejo (1994-2005)

Fusión.jpg

Tras la firma el 24 de septiembre de 1994 de un Protocolo de Fusión fruto de la necesidad de optimizar las entidades, en 1995 se procede a la fusión del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba y la Caja Provincial de Ahorros de Córdoba, dando paso a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Córdoba: CajaSur, nombre con el cual ya venía operando el Monte de Piedad desde hacía años. Su primer presidente fue Miguel Castillejo, anterior presidente del Monte de Piedad, ocupando la vicepresidencia ejecutiva Alfonso Castilla anterior presidente de la Caja Provincial.

La corta historia de Cajasur ha venido definida por los diferentes intentos de fusión con otras cajas y los intentos de control por parte de la Junta de Andalucía con la entidad financiera, así como por un singular estilo de gestión de la entidad, con un ambicioso plan de expansión tanto de oficinas como de personal, pasando de 1.700 trabajadores en el año 1995 a más de 3.000 en el 2009.

En diciembre del año 1999 se aprueba la Ley de Cajas en la cual la Junta de Andalucía tenía por primera vez representación en los órganos de gobierno de la entidad con un 21%, miembros elegidos por el Parlamento andaluz de forma proporcional a la representación parlamentario así como introducir de diferentes claúsulas que reducían el peso del Cabildo Catedralicio como entidad fundadora en Cajasur igualándola al de otras entidades fundadoras (del 35% al 9%) así como jubilar al por entonces presidente Miguel Castillejo Gorráiz.[2]. Una reacción sin precedentes por parte de la ciudadanía cordobesa llevó a la calle a 7.000 personas que se manifestaron en contra de la ley. Este hecho hizo que se produjera un enfretamiento abierto con la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía, presidida por Magdalena Álvarez. El gobierno nacional presidido por José María Aznar impugnó la ley de Caja de Ahorros ante el Tribunal Constitucional, que suspendió cautelarmente un artículo de aplicación a la caja cordobesa.

La lucha por el cambio legislativo respecto a las Cajas de Ahorros, con Cajasur fuera del control de la autonomía andaluza, conllevó un abierto enfrentamiento de la entidad con la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía que, tras prolongados silencios inició algunas críticas a su gestión, dando paso a tímidos reproches sobre la identificación absoluta de la caja con la propia persona y objetivos de Castillejo. Artículo: Mirar hacia otra parte.

Con la elección de un nuevo gobierno en uno de los primeros consejos de ministros en mayo de 2004, decide retirar el primer recurso de inconstitucionalidad que se mantenía. [3]

En el año 2005 y como consecuencia de cumplir 75 años y su jubilación forzosa por estatutos, la presidencia cae en otro de los canónigos de la Iglesia Juan Moreno Gutiérrez.

Durante este periodo se produce un gran crecimiento de Cajasur tanto en activos como en recursos ajenos, Cajasur comienza a participar en varios negocios inmobiliarios en conjunción con constructores de la ciudad como el Grupo de Empresas de Rafael Gómez, PRASA entre otros, así como un considerable aumento de las empresas participadas en todo tipo de sectores, entre los que destaca la participación en SOS. Es durante estos años cuando se incrementa la red de oficinas de Cajasur además del número de trabajadores en la entidad, con una política de recursos humanos de contratación de personal sin oposiciones públicas.

Durante estos años pasan por la dirección general diferentes directores generales, entre otros Luis Alberto Valero Aranda hasta marzo del 2000, Ildelfonso Pastrana Sánchez-Crespo, entre marzo de ese año y el verano del 2002 o el último de este periodo, Francisco Jesús Jurado Núñez que ocupó la dirección general entre el verano de 2002 y junio de 2005.

En febrero del año 2008 se conoce la querella que la entidad Cajasur interpone contra el antiguo director general Francisco Jurado y contra Arenal 2000 por sendos delitos societarios, el primero relativo a un supuesto enriquecimiento ilícito de 180.000€ a costa del banco, ofreciendo garantías hipotecarias de 600.000€ para cubrir un préstamo de 7.000.000€ y el segundo de un supuesto "negocio jurídico ficticio gravemente lesivo y perjudicial para los intereses económicos de nuestro representado (Cajasur)"[4]

Cajasur (2005-2008)

Juan Moreno ostenta durante año y medio, entre junio de 2005 y enero de 2007. La temporalidad y el cambio pausado son las características de este tiempo, con un director general a la cabeza del mismo, José Ruiz Ortiz.

En enero del año 2007 el también septuagenario Juan Moreno, deja la presidencia por renuncia a Santiago Gómez Sierra, en detrimento por decisión propia del también canónigo Fernando Cruz-Conde. Es en esta época cuando se suceden los nombramientos de directores generales como José Antonio Arcenegui Rodrigo, ejecutivo de la casa entre los años 2007 y 2008.

Durante este periodo de tiempo se reestructura el área comercial y de soporte de la siguiente manera:

En enero de 2008 se anuncia la contratación de un nuevo director general Alfonso Álvarez Tolcheff que solo dura 9 meses (enero y septiembre 2008) teniendo que ser relevado por enfermedad por Carlos Senent Sales. Éste trabaja entre los meses de octubre de 2008 y febrero de 2009, siendo despedido el 3 de febrero de 2009 por el severo plan de ajuste que ha propuesto a la empresa que contempla un duro ajuste con despidos de 800 personas en la entidad[5]. El día 4 de febrero se conoce la propuesta del consejo de Administración de Cajasur de nombrar director general a otro hombre de la caja, Antonio Barral[6] que asume las competencias en febrero de ese mismo año.

El intento de fusión con Unicaja y su fracaso (julio de 2009 - mayo de 2010)

CajaSur- Ronda de los Tejares - Cordoba
l|Sede de Cajasur en Ronda de los Tejares

El plan de ajuste propuesto por Carlos Senent se enmarca en una situación delicada para Cajasur por la fragilidad de las cuentas presentadas. Con los ratios más pobres del sector en morosidad (en torno al 8%), calificación crediticia (BBB+) o eficiencia, Cajasur presenta un primer plan al Banco de España con la propuesta de 300 despidos. Así se producen los primeros movimientos para la fusión de Cajasur con Unicaja[7] tras intentos fallidos con Caja Murcia[8], entre otras razones por motivos políticos por pertenecer a dos comunidades distintas[9]. Es en julio de esta época donde Cajasur presenta un informe ante las autoridades bancarias españolas donde se indica sobre el estado de la entidad que, "se encuentra actualmente en una situación delicada", la "viabilidad como entidad independiente" se encuentra"seriamente amenazada", así como que el "capital básico podría alcanzar niveles significativamente negativos".[10]. Precisamente el 21 de julio de 2009, se anuncia un acuerdo de fusión entre Unicaja y Cajasur.[11]

Este acuerdo de fusión tenía como base el mantenimiento de gran parte del empleo de la entidad cordobesa, dos vocales del nuevo consejo y una vicepresidencia ejecutiva así como relevancia de la provincia de Córdoba con cosedes para la nueva caja además de la Obra Social (con fondos proporcionales a los recursos ajenos de la clientela) además de una fundación en manos de la Iglesia con un porcentaje de fondos procedentes de los beneficios generales de la nueva caja a determinar (alrededor de un 10% fijo cada año revisable por IPC) y también con sede en Córdoba (más sus propios centros sociales).

Sin embargo, a raíz de la publicación del plan de negocios encargado por Unicaja a la consultora Boston Consulting Group para la fusión de ambas entidades, se revela la complicadísima situación financiera de Cajasur con necesidad de capital por al menos 1.050 millones de euros previstos en pérdidas, además de la necesidad de despedir a casi 1.000 trabajadores procedentes de los servicios centrales, red comercial y empresas participadas de Cajasur, para evitar que el ratio de eficiencia (ingresos/gastos) se eleve a más del 130% en el año 2011.[12]. A la vista de lo desigual del plan con respecto a los despidos en Unicaja con respecto al plan global, el consejo de Adminsitración decide rechazar el plan de fusión propuesto en el informe, con los votos en contra del plan del entidad fundadora (6), impositores (5), empleados (1) y Andrés Hens de IU (1), y los votos a favor del plan de los cuatro vocales del PSOE (faltó 1) y los dos del PP, en contra, con matizaciones por parte del vocal popular Miguel Contreras. [13].

Ante esta negativa el Banco de España da un ultimátum para que se alcance un acuerdo de fusión entre ambas entidades, ya que en caso de que no se produzca, no descarta otras medidas[14] que cristaliza en un acuerdo de fusión entre Unicaja y Cajasur anunciado el día 30 de noviembre, por el cual se acuerda entre ambas partes que se negociarán los puntos esgrimidos por parte del informe de la consultora financiera.[15], y que es ratificado por los consejos de administración de ambas entidades, con el único voto en contra del representante de los trabajadores del sindicato Aspromonte en el consejo de Administración. en ese día, ambos consejos de administración acuerdan enviar un comunicado conjunto a la sociedad:

Los consejos de Administración de Cajasur y Unicaja han aprobado en el día de hoy [1 de diciembre] el siguiente acuerdo, vinculado a la adopción también del mismo por el Consejo de Administración de Cajasur:
— Unicaja y Cajasur, conscientes de su responsabilidad ante las necesidades de su entorno, valoran profundamente las exigencias de servicio y eficacia que requieren sus clientes, teniendo presentes los intereses de sus empleados y siendo fieles a los principios sociales que las inspiraron. Por ello, acuerdan aprobar el Plan Estratégico de Negocio de la fusión basado en la idea principal de crear un proyecto viable que fortalezca el desarrollo económico y social de nuestro entorno geográfico, en el que se propicie un trato justo, singular y equitativo para todos los colectivos e instituciones interesados en este Proyecto de Fusión y basado en el principio de unidad y autonomía empresarial.
—Ambos Consejos declaran la asunción íntegra del Plan de reestructuración elaborado por Boston Consulting Group como cuerpo básico de referencia del Proyecto de Fusión.
—No podrá cerrarse un acuerdo laboral de fusión que no garantice y obligue fehacientemente a la consecución de las sinergias de costes de personal recogidas en el Plan Boston Consulting Group. En este sentido, ambas entidades reiteran su voluntad de poder alcanzar un acuerdo laboral que concite la máxima adhesión posible entre la representación de los trabajadores de ambas Cajas.
—Igualmente, la viabilidad del proyecto queda condicionada a la adecuación, certeza e irreversibilidad de las ayudas solicitadas.

A principios de año se presentan los resultados de Cajasur para el año 2009 que arrojan unas pérdidas de 596 millones de euros, aunque un incremento del 30% del beneficio no recurrente en ingresos directamente bancarios. Las pérdidas son imputadas preferentemente a las fuertes provisiones procedentes de préstamos inmobiliarios de dudoso cobro[16]

Se crea entre ambas entidades un Comité de Gestión de la fusión según el acuerdo entre las entidades formando por parte de Unicaja por Braulio Medel; por el director general, Miguel Ángel Cabello, y por los directivos Juan José Navarro –director de la División de Planificación y Control– y Ángel Fernández Noriega –director de la División de Secretaría General–. Por parte de Cajasur los integrantes son el presidente, Santiago Gómez Sierra; el director general, Antonio Barral, y los ejecutivos Santiago Cabezas –director adjunto al presidente– y José Rafael Rich.

Durante los primeros meses del año 2010, ambas partes negocian de manera continuada sobre la fusión y sobre el reparto de poder en la caja, entre otros: la Obra Social y Cultural de CajaSur, que quedaría en manos del Cabildo; la cosede de la entidad en la ciudad de Córdoba así como el reparto de despidos que se produciría en la ciudad.

En estos meses se produce una división sindical entre los representantes de los trabajadores en Cajasur, llevando al sindicato mayoritario de la caja, Aspromonte, a convocar una manifestación por las calles de Córdoba el día 17 de mayo de 2010 que congrega a 10.000 manifestantes según el sindicato, 5.000 según la policía[17]. El día 21 de mayo, concluye sin acuerdo la mesa laboral de Cajasur tras más de cuatro meses de reuniones con reproches entre los sindicatos participantes de la misma[18]

La tarde del 21 de mayo de 2010 y tras el ultimátum por parte del Banco de España para la fusión, mientras que el consejo de Administración de Unicaja aprueba la fusión con la entidad cordobesa, el consejo de Administración de Cajasur rechaza por 11 votos a favor, 8 en contra y 1 abstención la fusión con Unicaja, que sí aprobó el proyecto por su parte. Los representantes del Cabildo Catedralicio en el consejo de Administración, cuatro impositores, y un representante de los trabajadores. En contra votaron los representantes de la Junta de Andalucía, la Diputación y los Ayuntamientos. La abstención fue del representante del Partido Popular, Miguel Contreras.

El texto remitido por el Consejo de Administración es el siguiente:

"Cajasur ha agotado todas las vías de diálogo al tiempo que ha actuado en todo momento con absoluta lealtad y responsabilidad a lo largo del ahora frustrado proceso de fusión con Unicaja.
En el día de hoy, el consejo de administración de Cajasur, siendo consciente de la imposibilidad de llegar a una solución financiera viable para la entidad junto con Unicaja, no le ha quedado otra alternativa que, agotadas ya todas las vías y los plazos impuestos, acordar por mayoría la solicitud de ayuda al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) como la salida más óptima y solvente para la caja.
Desde un primer momento, Cajasur ha buscado una opción que fuera institucionalmente viable y que diera respuesta a los intereses de los impositores y los trabajadores de la entidad, concretándose, tras diversas opciones, en una posible fusión con la andaluza Unicaja. En dicho proceso, la entidad fundadora de Cajasur, Cabildo Catedral de Córdoba, ha buscado, como absoluta prioridad y condicionante para aprobar el Proyecto de Fusión con Unicaja, el que se alcanzase un acuerdo laboral entre todas las partes implicadas en el proceso que cumpliese lo rubricado en el protocolo de fusión del mes de julio del pasado año. El mismo señalaba que "dicho acuerdo se realizará bajo los principios de no discriminación de los empleados de ninguna de las cajas y evitación de medidas traumáticas".
Ante la inexistencia de un acuerdo laboral que respete y cumpla este requisito, la entidad fundadora de Cajasur, por responsabilidad con sus 3.000 trabajadores y casi un millón de impositores, ha tomado la decisión de solicitar la ayuda del FROB. Cajasur, lejos de poner en cuestión la solidez del sistema financiero español, ha acudido al FROB de manera voluntaria, porque entiende que es el único instrumento capaz de ofrecer una viabilidad cierta y de garantizar los derechos de trabajadores e impositores de la entidad.
Asimismo, el consejo de administración de Cajasur confía en que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), en virtud de sus competencias, articule las ayudas y los mecanismos necesarios para que Cajasur pueda acometer su plan de viabilidad en el menor plazo de tiempo posible dando completa garantía a los impositores y al territorio en el que se inserta".

Intervención del Banco de España y Subasta

A raíz de la negativa a la fusión, el consejo de Administración solicita ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), produciéndose en la madrugada del 22 de mayo de 2010, la intervención de facto de Cajasur, siendo sus administradores sustituídos por el Banco de España que nombre como administrador provisional al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), personalizado en José Antonio Iturriaga, Tomás González y Francisco Orenes Bo.[19]. Dada la situación financiera de la entidad, el 17 de junio de 2010 se inyectan 800 millones de euros procedentes del FROB, mediante la compra de cuotas participativas[20]

El objetivo de estos administradores es preparar a la antigua caja para su venta en subasta al mejor postor, así como reestructurar mínimamente la cúpula directiva arrastrada de la antigua época pre-intervención, que concluye con la salida de Santiago Cabezas y Antonio Cruz Conde a las filiales de Cajasur, Datasur y Creusa, respectivamente.[21] y la vuelta del antiguo director general José Antonio Arcenegui como adjunto del director general Antonio Barral.

Tras invitar a más de 40 bancos y cajas, son finalmente siete entidades, todas ellas españolas las que acceden a la segunda fase del proceso de adjudicación de la antigua Cajasur: Caja Madrid, BBVA, Banco Sabadell, BBK, Unicaja, Cajasol y Banca Cívica[22]

En este periodo de estudio, se abre expediente informativo a Santiago Gómez Sierra y a Santiago Cabezas por reunirse con miembros del Banco Sabadell[23]. Este último es despedido en agosto de 2010[24]

El 16 de julio de 2010 el Banco de España adjudicó Cajasur a la Caja Vasca Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) por ser la oferta más competitiva de todos en función de la cantidad que solicitaba al FROB al ser de 392 millones de euros[25]

El 20 de julio de 2010, el Banco de España abre expediente informativo los dos últimos consejos de administración por no reducir el elevado riesgo en el que incurría la entidad en el sector inmobiliario[26]. Entre los afectados se encuentran, entre otros:

Conversión en Banco

El 1 de enero de 2011 se produce la conversión de Cajasur en el BBK Bank Cajasur ampliando acto seguido BBK el capital en 800 millones de euros para dejar la entidad con un capital de 818 millones de euros[27]. Se anuncia además la composición del consejo de administración y comisión ejecutiva.

Consejo de Administración

Comisión ejecutiva

Comité de Auditoría

Comité de Nombramientos y Retribuciones


Ajuste laboral

En enero de ese mismo año y después de meses de negociación se llega a un acuerdo con el 100% de los representantes sindicales de la entidad (Aspromonte, CC.OO y Comisiones Obreras) para el ajuste laboral en la entidad. El acuerdo está basado en un ajuste laboral a 668 trabajadores con el objetivo de ahorrar 42 millones de euros en la entidad financiera cordobesa, ahora integrada en BBK Bank[28]

El acuerdo contempla la prejubilación de 428 trabajadores mayores de 54 años con un 87% del salario neto, más una aportación al plan de pensiones, y una prima lineal de 30.000 euros. Adicionalmente se incluye un convenio especial de cotización a la Seguridad Social a cargo de BBK Bank Cajasur desde la prejubilación hasta el momento efectivo de la jubilación a los 65 años. También se contempla una modificación si la edad legal de jubilación se eleva a los 67 años.
BBK quiere deshacerse mediante bajas incentivadas de otros 130 trabajadores con una indemnización que varía, en función de la antigüedad, entre 12 mensualidades para los de menos de 3 años, a 33 mensualidades, en los de más de 15 años en Cajasur. Un ejemplo, con un salario bruto de 40.000 euros anuales, un trabajador veterano se iría con unos 120.000 euros. Este acuerdo de bajas voluntarias es, según los sindicatos, el mejor que se ha firmado en el sector.
La entidad financiera vizcaina considera que adicionalmente, por razones coyunturales, sobran otros 110 trabajadores durante un periodo de cuatro años. A este colectivo le ofrece un programa de suspensiones de contratos por ese tiempo con el pago del 25% del salario bruto. Eso sí, la entidad financiera puede considerar que al término del citado cuatrienio el citado colectivo sigue sobrando con lo que será despedido con la misma indemnización que se ofrece en las bajas incentivadas. De no aceptarse, la entidad podría plantear un ERE, con peores condiciones económicas que las citadas.


Entradas relacionadas

Referencias

  1. Cajasur envía sus resultados a la CNMV con 596,1 millones de pérdidas. El Día de Córdoba. 30 de abril de 2010
  2. La pelea de las cajas de ahorro Artículo de El País de 11 de junio de 2001
  3. El Gobierno retira el primer recurso de inconstitucionalidad Artículo de Diario Córdoba. 24 de mayo de 2008
  4. Querellas de Cajasur contra Rafael Gómez y un ex director general. 13 de febrero de 2008.Artículo de Diario Córdoba
  5. Cajasur despide al director general por discrepancias con su plan de ajuste. Artículo de Cotizalia de 1 de febrero de 2009.
  6. Cajasur nombra nuevo director general a Antonio Barral. Articulo de Cotizalia. 4 de febrero de 2009
  7. Braulio Medel irrumpe en escena: Unicaja inicia contactos para hacerse con CajaSur.fckLRfckLRArtículo de 28 de mayo de 2009. Cotizalia
  8. Cajamurcia confirma que Cajasur le propuso una fusión. Artículo de 27 de mayo de 2009. Cotizalia
  9. Griñán defiende la marca Cajasur ante una hipotética fusión. Artículo de 9 de julio de 2009. Diario Córdoba
  10. El consejo de Cajasur admitió en un informe de julio su estado ruinoso. 30 de septiembre de 2009. Diario El País
  11. Cajasur y Unicaja alcanza un principio de acuerdo. 21 de julio de 2009. ABC Córdoba.
  12. El consejo de Cajasur admitió en un informe de julio su estado ruinoso. 30 de septiembre de 2009. Diario El País
  13. Cajasur rechaza el plan de Unicaja que fija un recorte de 988 empleos para Córdoba. 25 de septiembre de 2009. Artículo de ABC.
  14. El Banco de España da a CajaSur cinco días para que se una a Unicaja. 26 de septiembre de 2009. Intereconomía
  15. Gómez y Medel acuerdan que la fusión de las cajas siga adelante.Artículo de Diario Córdoba. 1 de diciembre de 2009
  16. CajaSur pierde 600 millones por sus provisiones contra el 'ladrillo'. Nota de prensa de Europa Press en El Mundo. 28 de enero de 2010
  17. Unas 10.000 personas, según Aspromonte, reclaman en Córdoba una 'fusión digna' entre Unicaja y CajaSur . 17 de mayo de 2010. Terra
  18. Concluye "sin acuerdo" la mesa laboral de Unicaja y Cajasur. 21 de mayo de 2010. Diario Córdoba
  19. El Banco de España interviene Cajasur. 22 de mayo de 2010. Diario Córdoba
  20. El FROB inyecta 800 millones en Cajasur comprando una emisión de cuotas participativas. El Economista. 17 de junio de 2010
  21. El Banco de España descabeza el núcleo duro de la Iglesia en Cajasur. El País. 17 de junio de 2010
  22. Caja Madrid, BBVA, Sabadell y BBK, entre las preseleccionadas para hacerse con Cajasur. Artículo en Cinco Días. 23 de junio de 2010
  23. El FROB abre expediente informativo por reunión de directivos de Cajasur con el Banco Sabadell. Cinco Días, 6 de julio de 2010
  24. El FROB aprueba el despido disciplinario del ex-director general adjunto al presidente de Cajasur. Nota de prensa de Europa Press. 26 de agosto de 2010
  25. Ordóñez adjudica Cajasur al BBK Cinco Días. 17 de julio de 2010
  26. El Banco de España abre expediente a los últimos dos consejos de CajaSur. El Mundo. 20 de julio de 2010
  27. BBK se sitúa como octava entidad de ahorro por volumen de activos. Europa Press. 1 de enero de 2011
  28. BBK con los sindicatos de Cajasur un fuerte ajuste de su plantilla. Deia. 12 de enero de 2011

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 5 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.22/5

2.2/5 (9 votos)