Antonio Cruz Conde

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Antonio Cruz-Conde Conde
Antonio Cruz Conde.jpg

Alcalde de Córdoba

Nacimiento: 3 de abril de 1910
Córdoba
Fallecimiento: 5 de diciembre
Córdoba
Actividad: Empresario y responsable público
Destacado: considerado por muchos el mejor alcalde de Córdoba del siglo XX

Contexto histórico

Décadas: 1930 - 1940 - 1950 - 1960 - 1970

Antonio Cruz-Conde Conde nace en Córdoba el 3 de abril de 1910, y muere en la misma ciudad el 5 de diciembre de 2003. Considerado por algunos como el mejor alcalde de Córdoba del Siglo XX por haber impulsado en los años 50 grandes cambios en la ciudad bajo su mandato de casi once años.



Infancia, juventud y Guerra

Hijo de Rafael Cruz Conde Fustegueras, quien fuera también alcalde de Córdoba y de Ángela Conde Marín, y nieto de Tomás Conde y Luque y hermanos entre otros de Alfonso.

Cursó el Bachillerato Superior en Málaga, en el Colegio de El Palo de los Jesuitas, estudiando Derecho en las Universidades de Granada y Sevilla, aunque no llega a terminar la carrera. Al parecer, tuvo que hacerse cargo de las bodegas familiares.

En el año 1933 se afilia a la Falange Española, pasando el conjunto de la Guerra Civil en la 31 división donde alcanza el puesto de teniente de complemento donde obtiene las medallas de Mérito Militar y de Guerra[1]


En el año 1943 contrae matrimonio con Guadalupe Suárez de Tangil y Guzmán, hija del Conde de Vallellano, Fernando Suárez de Tangil, teniendo un total de seis hijos: Rafael, José, Guadalupe, Fernando, Alfonso y Antonio.

Dedicado a los negocios de su familia, y trar recibir una llamada de su hermano Alfonso, hasta ese momento alcalde de Córdoba y nuevo gobernador civil de Córdoba, así como su padre, le proponen la alcaldía de Córdoba cuestión que acepta en el año 1951.[2]

Alcalde de Córdoba (1951 - 1962)

Fue Alcalde de Córdoba desde el 20 de noviembre de 1951 al 25 de septiembre de 1962. Durante estos años se reunión de un buen número de colaboradores, muchos de los cuales colaboraron de manera activa durante estos años. No en vano, Antonio Cruz Conde declaraba: Muchos de ellos tenían más talla que yo por haber sido alcaldes; colaboraron con mucho entusiasmo y, por consiguiente, fue un Ayuntamiento de mucha talla, de mucha categoría; pero además, trabajaron desinteresedamente porque no eran políticos de oficio sino cordobeses con el deseo de trabajar por Córdoba[3]


Entre sus principales contribuciones destacan el punto de vista de las infraestructuras que sufrieron una profunda transformación, cambiando su fisonomía y posibilitando su posterior expansión urbanística, todo ello bajo un modelo de ciudad que tuvo en su mente y que compartió con su equipo, que le llevó a numerosas contribuciones y creaciones urbanísticas de las cuales la ciudad se ha beneficiado durante los últimos 50 años. Entre ellas destacan:

Turismo en la ciudad. Reformas

Desde un punto de vista turístico, Antonio Cruz Conde llevó a cabo la reforma de numerosos inmuebles como la Torre de la Calahorra, Torre de la Malmuerta, ambientación de la Calleja de las Flores, creación de la Arco de la Luna o de la calleja de la Hoguera.

Impulsó la creación del Parador de la Arruzafa o del Hotel Córdoba Palace, así como la construcción del Camping Municipal.

Infraestructuras

Todos y cada uno de los cordobeses
tienen una misión: vivir de cara a la ciudad
y no de espaldas a ella.
Hacerla cada día más cuidada,
más limpia, más culta.

Pensar que nos toca la misión de cada hora
y nuestro viejo río quiere ver reflejado
en su ancho cauce el dinamismo
de la generación del cincuenta y uno.

Yo pido a todos su propio esfuerzo.
Hagamos nuestra tarea, que todo aquello
que sea superior a nuestra capacidad,
debidamente canalizado lo elevaremos
para su resolución al Gobierno y sin duda
lo obtendremos, porque la ayuda estatal
realiza el milagro del resurgir de nuestra Patria,
en toda la anchura de nuestra España.

Una Córdoba mejor hecha por los cordobeses.
¡Tal puede ser nuestra divisa! [4])

Desde el punto de vista urbanístico, Antonio Cruz Conde llevó a cabo diferentes actuaciones, ayudadas en gran medida por la labor de su suegro, el Conde de Vallellano, que llevaron a la construcción entre otras de la Avenida del Conde de Vallellano, la avenida de Carlos III o la avenida del Corregidor.

Asímismo y conscientes de la importancia de las infraestructuras de la ciudad bajo su mandato se llevó a cabo la construcción del puente de San Rafael, del aeropuerto, único aeropuerto municipal de España o la construcción del Parque Cruz Conde, además de la Universidad Laboral

En el ámbito deportivo, llevó a cabo la compra del Estadio El Arcángel o el derribo del Mercado de abastos de la Plaza de la Corredera.

Espacios verdes

Desde la alcaldía de Antonio Cruz Conde se promovió la apertura de espacios verdes en la ciudad, debido a la inexistencia de muchos de ellos. Entre estos destacan el planeamiento y construcción del Parque Cruz Conde o los del jardines del Zumbacón entre otros.

Presidente de la Diputación de Córdoba (1962 - 1967)

Posteriormente fue presidente de la Diputación de Córdoba entre los años 1962 y 1967. Desde este puesto promovió entre otras, la construcción del Hospital Provincial, Hospital Psiquiátrico, la red provincial de carreteras o el Centro de Fomento Pecuario entre otros.

Salida de la política

Su salida de la política tuvo que ver con una jugada política llevada a cabo por la que algunos vieron la mano de José Solís Ruiz, cordobés, ministro del Movimiento en el año 1967. En noviembre de ese año, la Diputación tenía que elegir un procurador para las Cortes, cuestión que tradicionalmente recaía en el presidente de la Diputación. Sin embargo, Juan Antonio Muñoz, abogado y miembro del Movimiento provincial se postuló como representante alcanzando un empate en la votación de la cual Antonio Cruz Conde se ausentó. Al recibir la noticia, Antonio Cruz Conde dimite de manera irrevocable ante el gobernador civil de la provincia, Prudencio Landín.

A pesar de las numerosas adhesiones a su persona pidiéndole que reconsiderase su postura tanto a nivel local, provincial como nacional, Antonio Cruz Conde se negó, sólo pidiendo que fuera su colaborador más estrecho, Pascual Calderón Ostos quien fuera elegido presidente de la Diputación, con el objetivo de culminar algunos de los proyectos que él había lanzado.

Transición

En el año 1976 se presentó a unas elecciones restringidas a la Alcaldía de Córdoba, perdiendo en las mismas con el, por entonces, alcalde de la ciudad, Antonio Alarcón cuyos concejales prefirieron apostar por la continuidad del entonces alcalde. En las elecciones del año 1977 fue candidato al Senado por Alianza Popular no consiguiendo los votos suficientes para su elección.

Premios


Predecesor:
Alfonso Cruz Conde
Escudo oficial de Córdoba (España).svg.png

Alcalde de Córdoba
1951 - 1962

Sucesor:
Antonio Guzmán Reina



Predecesor:
Rafael Cabello de Alba y Gracia 1957 - 1962
Duputacion logo.png

Presidente de la Diputación de Córdoba
1962 - 1967

Sucesor:
Pascual Calderón Ostos

1967 - 1972


Galería de Imágenes

Referencias

  1. Entrevista en 4 Capítulos. ABC Sevilla. 16 de noviembre de 1974.Disponible en Internet
  2. "La política le costó el dinero a toda la familia" Entrevista en Diario Córdoba de diciembre del año 2000 y extractado en el fallecimiento del ex-alcalde. Accedido el 2 de septiembre de 2010
  3. PRIMO JURADO, JJ. Antonio Cruz Conde y Córdoba. Memoria de una Gestión Pública (1951-1967). Página 16. Año 2005. Ayuntamiento de Córdoba
  4. Discurso de Investidura como alcalde, pronunciado el 19 de noviembre de 1951

Principales editores del artículo

Hay 7 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.78/5

2.8/5 (9 votos)