Rafael Castejón y Martínez de Arizala

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
'Rafael Castejón y Martínez de Arizala'
Castejon.jpg

Director de la Real Academia de Córdoba

Nacimiento: Córdoba
23 de octubre de 1893
Fallecimiento: 15 de junio de 1986
Córdoba
Profesion: doctor en Ciencias Veterinaria, historiador y arabista
Reconocimientos: Cronista oficial de la ciudad de Córdoba

Contexto histórico

Décadas: 1920 - 1930 - 1940 - 1950 - 1960 - 1970 - 1980

Rafael Castejón y Martínez de Arizala


Veterinario, nace en Córdoba el 23 de octubre de 1893.

En 1913 a la edad de veinte años, se licencia con premio extraordinario en la Facultad de Veterinaria de Córdoba. Veterinario militar por oposición en 1916, es nombrado profesor auxiliar en la citada Facultad, alcanzando en 1921 por oposición la cátedra de Enfermedades Infecciosas y Parasitarias. En 1926 se licencia en Medicina y Cirugía.

Además de su labor docente, su relevancia en las ciencias veterinarias se debe a que fue un precursor de la investigación y química veterinaria, siendo un zootecnista de primera magnitud. Son de destacar en este sentido, sus innovaciones sobre bacteriosis y virosis y sus aportaciones al uso de sueros y vacunas especialmente tras la creación de un laboratorio privado, uno de los primeros en fabricar esos productos en España. Hizo aportaciones a la terminología con vocablos, ya incorporados, como "clostridiosis"-infección provocada por bacterias del género Clostrydium,las mismas que provocan el botulismo-.

Su actividad zootécnica la corona estructurando el Departamento que más tarde sería el Instituto de Zootecnia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, fuente de investigadores e investigaciones del más alto nivel.

Colaborador y redactor de múltiples revistas científicas (como "Archivos de Zootecnia") participa y organiza múltiples congresos y reuniones científicas. No pocos de ellos se desarrollan en Córdoba, cuya Escuela (y después Facultad) de Veterinaria, es una de las más prestigiosas de Europa.

Entre sus obras destacan: El aloidismo en los recién nacidos, Conjunto étnico de los bovinos españoles, Ordenación zootécnica de la masa pecuaria española, El caballo español, etcétera.

Desde un punto de vista político en la década de los 20 y tal y como lo refleja Gómez Crespo:

En 1919 fue elegido don Rafael Castejón diputado provincial por el distrito de Montilla-Castro del Río, en calidad de regionalista andaluz. Con ese carácter perteneció a las juntas liberalistas, de las que fue miembro activo de ese movimiento, en el que defendió unas posiciones más conservadoras que Blas Infante, al que no ocultó sus discrepancia. Con el advenimiento de la dictadura de don Miguel Primo de Rivera, en septiembre de 1923, cesaron las intervenciones de los partidos políticos y entre ellos los regionalistas. Al intentar reanudarse la vuelta a la legalidad constitucional, el profesor Castejón se integró en los sectores constitucionalistas, y tras la caída de la monarquía en abril de 1931, acabó por integrarse en el partido republicano radical, acaudillado por don Alejandro Lerroux como jefe nacional, mientras a nivel provincial estas fuerzas políticas estaban dirigidas por don Eloy Vaquero. Don Rafael Castejón ha referido en diversas ocasiones que su incorporación a este partido fue motivada por un requerimiento que el entonces obispo de Córdoba, don Adolfo Pérez Muñoz, hizo a diferentes personas, entre las que se encontraba el propio don Rafael, don Antonio Gil Muñiz y otros, indicándoles que debían integrarse en algún partido que aceptara la legalidad republicana.[1]

Su actuación en política estuvo al lado de los republicanos de Alejandro Lerroux siendo el primer director de la Estación Pecuaria Regional Andalucía en 1932. En 1935 fue nombrado director general de Sanidad, cargo en el que estaría breve tiempo (al caer el gobierno de Lerroux). Formó parte en la cantidatura de Alianza Republicana en las Elecciones de febrero de 1936 en las que triunfo el Frente Popular. Llegó a ser el más votado de su lista con 7.286 votos incluso por delante del cabeza de la misma Eloy Vaquero Cantillo.

En los acontecimientos del 18 de julio de 1936 fue detenido y encarcelado en el Alcázar de los Reyes Cristianos, así relataba este acontecimiento en una entrevista realizada por Francisco Moreno Gómez:

"Me llevaron al Alcázar. Yo esperé que me fusilaran algún de aquellos días. Ninguna autoridad me tomó declaración ni me acusó de nada, y acabaron deportándome a Pontevedra. El sector  que a mí me persiguió, dicho sin ambages, fue el Arma de Caballería. Yo como veterinario, había defendido siempre que la cría caballar y yeguada no fueran militares, sino que dependieran del Ministerio de Agricultura como en otros países. Los militares de Caballería de Córdoba tenían una espina clavada contra mí."

Con la llegada del Dr.Fleming a Córdoba el 1948 departió conversación con el prestigioso descubridor de la penicilina. (Ver Cuando llegó el Dr. Fleming a Córdoba).

En el año 1954, cuando fue autorizado a venir a Córdoba el exiliado Antonio Jaén Morente, pidió entrevistarse con su antiguo amigo Rafael Castejón sirviendo éste como guía por la ya cambiada Córdoba que don Antonio había dejado en el año 1936.

Destacó también por su labor en la investigación arqueológica, histórica y artística. Arabista y filósofo del evolucionismo, publicó libros como Biología de la Humanidad o Evolución Biológica del Hombre, ingresando en la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba en 1917, llegando a ser su director en 1959 y dándole un halo de entidad cultural y artística propio, y más moderno. Falleció en Córdoba el 15 de junio de 1986.


Testimonios

Rafael Castejón y Martínez de Arizala es mencionado por Manuel Medina González en su libro Coplas al aire de Córdoba.

  • Don Rafael Castejón y Martínez de Arizala, doctor en Ciencias Veterinaria, historiador y arabista, hombre de cultura clásica y de ideas liberales, estuvo siempre entregado a la enseñanza de su profesión científica y exaltar cuanto de bueno y grande dejaron los árabes (los Omeyas, especialmente) en Córdoba y Andalucía.
Don Rafael Castejón
tiene temple de califa
y almenado corazón.


Del Islam tiene la idea
y del árabe la voz,
y capea a la Media Luna
como el mejor lidiador.


Por científico del toro
sabe del instinto fiero,
y por el caballo moro
se siente un buen caballero.


Referencias

  1. GÓMEZ CRESPO, J.. Aproximación a la obra científica y literaria de Rafael Castejón. Boletín de la Real Academia de Córdoba. Número 106. 1984

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente3.60/5

3.6/5 (10 votos)