Manuel Medina González

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Manuel Medina González
MANUEL MEDINA GONZÁLEZ.jpg

Periodista

Nacimiento: º903
Sevilla
Fallecimiento: 1993
Córdoba

Contexto histórico

Décadas: 1940 - 1950 - 1960 - 1970 - 1980 - 1990

Manuel Medina Gónzalez

Periodista cordobés de adopción. Nació en Sevilla en 1903 y murió en Córdoba en 1993.

Datos biográficos

Hijo de familia obrera, fue director y redactor de diversas publicaciones y autor de libros de variada temática. Terminada la Guerra Civil Manuel Medina fue llamado por el director del diario Azul de Córdoba, José Escalera del Real, para trabajar en el recién fundado Diario Córdoba, del que sería redactor desde 1940 hasta 1990. Murió dejando inéditos numerosos trabajos literarios. Entre sus trabajos, publicó Coplas al aire de Córdoba, donde va desojando personajes y rincones de Córdoba de una forma libre, llena alegría y contenido sensible, mediante prosa y sonetos.

Durante 50 años ejerció en el único periódico local, como crítico literario, de cine, de teatro, de arte, y cronista de la vida social. Fue un gran periodista todoterreno, respetado por todos y muy querido por la Córdoba culta y oculta, obligado a acatar el régimen franquista por la dramática circunstancia de haber sido un activista de la CNT en los años anteriores a la Guerra Civil y salvar así su libertad y su vida.

El Ateneo de Córdoba le ofrendó su homenaje y le entregó la Fiambrera de Plata en su convocatoria extraordinaria de 1988.

Testimonios

Fueron muchos los años que estuve a su lado en el “antiguo” diario “CORDOBA” y me agrada decir que aprendí mucho y bueno de él porque era de esos hombres sencillos que le caen bien a la gente. No digamos en la profesión periodística, donde era un verdadero maestro, al que le importaba un comino los comentarios de esa pandilla de detractores, porque él al Pan le llamaba pan y al Vino vino.
Sin ser cordobés, había nacido en Sevilla, amaba nuestra tierra tanto o más que nosotros mismos, como lo prueban su infinidad de artículos y reportajes publicados que reflejan su amor a Córdoba y a sus moradores.
Desde que llegó a nuestra ciudad en 1941, fue consiguiendo amistades a todos los niveles y me consta que se le recuerda con simpatía entre los poetas, artistas, académicos, y peñistas cordobeses, con los que compartió momentos inolvidables. Córdoba en Mayo”, también contó con su decidida ayuda literaria durante muchos años. Sus artículos eran leídos con sumo interés, pues los temas que trataba tenían fuerza y contenido.
Cuando la obligada labor profesional tenía su tregua, y me sentía inspirado, me daba por escribir versos, coplas, y poemas llenos de sies y noes. Que de lo bueno y lo malo había en la, como oí algunas veces, "la Viña del Señor". Pues me place dar esta evocación terminal,.... una coplas recordatorias de la Plaza del Cardenal Toledo y mi tiempo de comtemplación y vivencia en esa plaza que tanto de "duende" y esperanzas llenaron mi cabeza y alentaron mi corazón.


Es la del Cardenal Toledo
una plaza recoleta,
donde viví de mi oficio
y soñé como poeta.
Viví en el diario "Córdoba"
el palpitar de la gente:
noticias, ecos, sucesos
en servicio permanente.
Que mi pluma siempre fue
un instrumento de paz
en el vivir cordobés,
al amor de la ciudad.
Al asomarse a plaza
y oír la fuente cantar,
soñaba que llegaría
a ser libre la verdad.


Galería de imágenes

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.50/5

2.5/5 (10 votos)