Diario Córdoba

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Diario Córdoba es el periódico diario de la ciudad y provincia de Córdoba, decano de la prensa provincial.

Fundado en el año 1941, como sucesor del diario Azul, tiene una difusión de aproximadamente 16.600 ejemplares y una audiencia de unos 120.000 lectores día, siendo el diario más leído de la provincia y líder entre los periódicos locales.

En cuanto a su audiencia online, Diario Córdoba se presenta como el medio de comunicación más visitado de la provincia con casi 400.000 usuarios únicos en enero del año 2010[1]

Historia

El Diario Córdoba se funda con tal cabecera en 1941. Nace la nueva entidad como miembro de la Prensa del Movimiento Nacional, procedente del falangista Azul que a su vez surgió de la usurpación de La voz. Diario de información gráfica.

El primer número de Córdoba salió en la mañana del 25 de julio, festividad del Apostol Santiago, patrón de España.

Permaneció como único medio escrito diario provincial durante cuarenta años, hasta 1981, y a partir de 1984 es una entidad de carácter privado tras su venta, en subasta pública, por la cadena de Medios de Comunicación del Estado.

Diario Córdoba 25 julio 1941 1ª página
La Voz de Córdoba 12 mayo 1984 Última 1ªpágina
Diario Córdoba de los M.D.E. 13 mayo 1984 Última 1ª página
Diario Córdoba 15 mayo 1984 1ª página del nuevo Diario Córdoba
Primer editorial del nuevo Diario Córdoba

Antes, en mayo de 1981, había surgido su primera competencia. Nació La Voz de Córdoba, periódico que cerraría tres años después, aunque producto de una coordinada operación, su equipo humano quedó instalado, al día siguiente del cierre, en la sede del viejo CÓRDOBA.

La Voz de Córdoba de 1981 no tiene ninguna relación con el periódico cordobés de igual nombre, fundado en 1920, salvo que representó la recuperación de esa histórica cabecera.

Diario Córdoba si guarda una doble conexión en su historia con ambas "voces". Sobre la primera se construye su origen y a través de la segunda accede a su transformación en entidad de carácter privado. Aquella antigua Voz , suprimida al inicio de la Guerra Civil, es el germen del Diario Córdoba.

La voz. Diario de información gráfica, fue un periódico incautado por los sublevados contra el régimen constitucional para convertirlo en el diario Azul que después se transformó, en 1941, en Diario Córdoba. La otra Voz de Córdoba, la de 1981, sin sufrir la violencia usurpadora de su predecesor, también desaparece como periódico, presa de una insoportable carga en su pasivo , pero logra incorporar a la nueva etapa que acomete Diario Córdoba, tanto su espíritu como la totalidad de su equipo humano.

El Diario Córdoba, perteneciente a los Medios de Comunicación Social del Estado, fue adquirido el 27 de enero de 1984 en pública subasta por una empresa integrada, entre otros, por un grupo de fundadores y accionistas de Informaciones Cordobesas S.A, editora de la La Voz de Córdoba. Los nuevos propietarios de diario Córdoba consiguen, como antes se señaló, integrar la totalidad de la plantilla periodística y administrativa de La Voz en el nuevo Diario Córdoba logrando además saldar todas las deudas acumuladas en la historia de la empresa editora que ascendían a más de 44 millones de pesetas. La Voz de Córdoba quedó, en alguna medida, integrada así en el reconvertido Córdoba de 1984.

  • El 13 de mayo el Córdoba de los Medios de Difusión del Estado, que dirigía Juan Ojeda Sanz, se despedía igualmente, con un significativo y elocuente titular:
Despedida, pero no cierre.

Diario Córdoba estrenó formato, diseño y nueva estructura tras ser adquirido por Norinfor SA, la empresa creada por los gestores y parte del accionariado de La Voz de Córdoba, que a los pocos meses cambiaría su nombre por el de Diario Córdoba S.A.

El sábado 12 de mayo de 1984, Tipografía Católica confeccionó e imprimió el último número de La Voz de Córdoba y el martes 15 vio la luz el primer número del nuevo y remozado Diario Córdoba, que “la Católica” confecciona en su nuevo formato continuando con su impresión, en sus locales, hasta finales de 1986.
Tipografía, asumiendo nuevos retos, contrató la edición del diario por ocho años efectuando una inversión de cerca de 100 millones de pesetas para la adquisición de una nueva rotativa de gran capacidad y calidad de impresión, que por su gran tamaño, se instaló en los locales de Diario Córdoba del Polígono de la Torrecilla..

En su etapa como entidad privada y administrado con criterios profesionales Diario Córdoba inició un fuerte desarrollo empresarial que unido a su de nuevo privilegiada situación, como medio local único, supuso un creciente atractivo para los grupos de comunicación nacionales.

Entrada de Cajasur en el accionariado

La entidad financiera cordobesa Cajasur siempre se había mostrado interesada en acceder a la gestión de Diario Córdoba. En 1996 a propuesta de su Presidente y por acuerdo de su Consejo de Administración, Cajasur, inició trámites, gestiones y cuantas actuaciones juzgaron necesarias para acceder al accionariado de Diario Córdoba S.A. sin obtener resultados positivos por la negativa de un grupo de accionistas a vender o propiciar la venta de títulos.

Tras verificar los reiterados resultados contrarios a sus intereses participativos, Cajasur analizó la opción que les ofrecieron dos socios de la entidad periodística en concreto Prensa Sur y Emilio Martín García, con quienes alcanzó un acuerdo de colaboración el día 2 de enero de 1997 que consistió en que los mismos facilitarían el acceso de Cajasur al núcleo accionarial de Diario Córdoba S.A. con la contraprestación de que la entidad financiera contratara promociones publicitarias en el Correo de Andalucía por trescientos millones de pesetas en tres años y facilitara financiación por un máximo de trescientos millones a la persona o entidad que participara en la ampliación de capital de la sociedad editora del mencionado Correo de Andalucía con sede en Sevilla.

A través de la colaboración pactada, Cajasur entró en contacto con otros cuatro socios de Diario Córdoba con los que llegó a acuerdos y con quienes formalizó las correspondientes compraventas. El resto de accionistas cordobeses que siempre habían mantenido posiciones contrarias a la venta, al quedar en minoría en la nueva situación accionarial creada y ante la amenaza real de que su presencia quedase anulada mediante ampliaciones de capital a las que no podrían concurrir, se vieron obligados, tras constatar la ausencia de otras opciones, a materializar sus respectivas ventas.

Cajasur y Prensa Sur, con la complacencia de las autoridades autonómicas, consensuaron la alianza con el Grupo Zeta para que éste a través de Ediciones Primera Plana S.A. estuviese presente en Diario Córdoba S.A. y en Iniciativas de Publicaciones e Impresión S.L. (La empresa editora de Córdoba y otros medios) con una participación del 40% en los capitales respectivos de ambas entidades.

Accionariado

En el año 1996, antes de la llegada de Cajasur y el Grupo Zeta al periódico, se encontraba compuesto por los siguientes accionistas:

Tras la entrada en mayo de 1997 el accionariado quedó compuesto de:

Quedando posteriormente las participaciones:

Presidentes

En su etapa como empresa privada han presidido la entidad:

Directores

Gerentes

Colaboradores

Sedes

  • Se instala Diario Córdoba en un edificio de dos plantas en la Plaza del Cardenal Toledo, 9, tomado en arriendo por la Delegación Nacional de Prensa del Movimiento y posteriormente adquirido en propiedad. La bendición e inauguración de la casa del Córdoba se celebró en la tarde – noche del día 20 de julio de 1941.

Distinciones

El 24 de octubre de 1995 el Ayuntamiento de Córdoba concedió, por unanimidad, la Medalla de Oro de la Ciudad a Diario Córdoba. En el acto de entrega, celebrado en el Salón de Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos, su presidente Eduardo Leiva, agradeció la entrega y reafirmó los compromisos de la entidad mediante el siguiente discurso:

No es frecuente que un periódico reciba galardones y mucho menos la máxima distinción de la ciudad. Por ello nuestro agradecimiento más sincero a la Excelentísima Corporación de Córdoba y, en su representación, al Excelentísimo Señor Alcalde que nos ha entregado esta valiosa Medalla.

Me ha correspondido a mí, como actual presidente del Consejo de Administración de Diario Córdoba, recibir este honor. Y tengo que decir que lo recibo como homenaje a la historia del periodismo local de esta ciudad, que ha pasado por diversas etapas y cabeceras, de las que esta, CORDOBA, es hoy su cotidiana expresión. Editores, periodistas, administrativos, cajistas, linotipistas, repartidores, publicistas y anunciantes, suscriptores y lectores confluyen en este proyecto común al que nosotros nos incorporamos en 1984 tras pasar por aquella entrañable aventura de La Voz de Córdoba, fundada con el afán de ponernos en sintonía, periodísticamente, con el cambio democrático que ya estamos viviendo.

Nuestro agradecimiento, pues, en nombre de todos los profesionales de antes y de ahora. De toda la gran familia de Diario Córdoba: los que aprendieron a redactar en cuartillas amarillentas que eran transformadas en galeradas de plomo por los linotipistas, hasta los que se han hecho profesionales de la información manipulando complejos sistemas informáticos.

Este es el rostro humano, la auténtica cara del CORDOBA, el retrato en vivo, en blanco y negro, en sepia o en color, como prefiramos registrarlo, de esta gran familia de la información. Una familia que ha sentido en su cuerpo el corazón de Córdoba, en intensas jornadas de trabajo, con resultados de miles y miles de páginas con las noticias de Córdoba, con aquellas que nos entristecieron y con otras que nos hacen sentirnos orgullosos de nuestra gente. Como esta noticia de hoy, que compartimos con el querido amigo Alfonso Fernández Zamorano, un hombre entregado a la causa de los demás y que colabora en nuestras páginas alertando a la sociedad sobre el grave problema de la droga.

Pero no es solo agradecimiento lo que sentimos ahora. También sentimos una enorme responsabilidad. Esta es una buena ocasión, una ocasión muy especial, para reafirmarnos en los compromisos de CORDOBA de hoy:

En Diario Córdoba estamos comprometidos con la verdad el progreso y la libertad.

Esperamos ser siempre, un periódico independiente, plural, crítico y sin silencios.

Como dijimos al anunciar la nueva etapa del periódico, somos un diario al servicio de toda Córdoba. Diario Córdoba no va a tener más color que el de nuestra tierra. Un color que queremos cada día más veraz y trasparente, cada vez más desprovisto de ataduras y dependencias de cualquier poder, de modo que el poder de CORDOBA sea el poder de los lectores. Ellos deben ejercer como los auténticos propietarios, como los titulares de esta cabecera; ellos son también los que, a través de su Corporación democrática, reciben este galardón y nos exigen, y nos exigirán en el futuro, el cumplimiento de los compromisos que hemos enunciado y que deben figurar en el ideario, y sobre todo en la práctica, de todo periódico que, como el nuestro, tenga vocación de informar y formar, de ejercer la crítica constructiva y ser agente impulsor de los cambios que necesita esta ciudad para apostar por el desarrollo y el progreso de todos sus ciudadanos.

Deseamos por último, en este día de fiesta tan cordobés, que como el Custodio, protector de la ciudad y guía de caminantes, el oro de esta Medalla se convierta en el talismán, en el referente que ilumine la nueva singladura que hoy emprende un CORDOBA agradecido y desde ahora, más comprometido con su ciudad.

Referencias

  1. ODJ Interactiva. Enero 2010

Enlaces Externos

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.78/5

2.8/5 (9 votos)