José Flores González "Camará"

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
José Flores González "Camará"
José Flores González "Camará"


Nació el 7 de mayo de 1898 en Córdoba y falleció el 25 de febrero de 1978. Se dio a conocer como torero en el año 1914 en la Escuela Taurina Cordobesa que regentaba Rafael Sánchez Fernández "Bebe" , actuando por primera vez en la plaza de Córdoba el 4 de mayo de 1915, alternando con "Machaquito II" y lidiando ambos novillos de Pablo Torres.

Se presenta en Madrid como novillero el 2 de septiembre de 1917 alternando con "Pacorro" y "Emilio Méndez" con reses de Conteras. Su actuación levantó polémicas entre la afición por su peculiar forma de banderillear.Pues hubo diferentes opiniones, unos decían que había relizado la suerte "a topa carnero", otros que "alquiebro" y los más, que "al cambió". Como torero era frio y desangelado. Estuvo varias temporadas de novillero, en las que realizó una labor de cierto interés. Tomó rápidamente el doctorado en Madrid el 21 de marzo de 1918 de manos de José Gómez Ortega Gallito, que le cedió el toro Amargoso, negro, de la ganadería de don José María Benjumea,y como testigo actuó Saleri II. Aquella temporada participó en cincuenta y seis corridas. En la temporada de 1919 no fueron tan numerosas las actuaciones, participando sólo en 36 corridas, cada temporada iba reduciendose el número de contratos hasta que 1925 no tuvo ninguno. En el año 1926 a modo de despedida actuó en Osuna y en Córdoba su última corrida el 27 de mayo de 1926 con "Chiculo", "Zurito" y "Niño de la Palma" lidiando toros de Natera. A partir de esta fecha sólo se le vio en festivales benéficos.


Tras su retirada José González Flores se dedicó en Córdoba a empresario taurino, y otros negocios que no les fueron bien. Incluso por el año 1936 se habló de volver a los ruedos al tomar parte en varios festivales benéficos. Providencialmente le vino a las manos el ser apoderado del mítico Manuel Rodríguez Sánchez Manolete le dio fama mundial y tras su muerte en 1947, se encargó de las carreras, entre otras, de "Litri", Julio Aparicio, Antonio Ordónez, "Chamaco", Diego Puertas, "Curro Romero", "Pedrés","Paquirri" e incluso del rejoneador Álvaro Domeq Romero.

Estuvo muchos años ausente de la capital que le vió nacer, pero por voluntad propia quiso volver a tu tierra para recibir sepultura en el cementerio de Nuestra Señora de la Salud.

Camará fue el creador de una nueva figura de apoderado, superando la de meros administradores taurinos vigente antes de su llegada a este campo.

Testimonios

El crítico José Díaz de Quijano "Don Quijote" enjuició con estas frases el toreo de "Camará"

Quisiéramos equivocarnos, puesto que contagiados un poco del entusiasmo ambiental del otoño pasado, acaso creímos un momento que "Camará" pudiera aspirar a restaurar el "Califato" cordobés. Pero queremos puntualizar a tiempo nuestro juicio, seguros de no equivocanos. Nada de "califato". No creemos en "Camará".

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.00/5

3.0/5 (11 votos)