La Sierra (1873)

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Artículo escrito el 10 de mayo de 1873 lamentándose por la poca asistencia a los lugares tradicionales de la Sierra[1]

Apenas existen hoy dos o tres familias en las pintorescas huertas de la Sierra que era hace pocos años un gran centro de fraternal confianza para el vecindario de Córdoba durante la alegre estación de la primavera. ¿Qué se han hecho los festinas de la Arrizafa, las nocturnas ferias de San Antonio, los animados bailes del Mayoral o de Barbero, las concurridas reuniones del Jardinito, las francas y ruidosas caravanas al Hierro, las veladas suntuosas del Padre Poderoso y las populares fiesta del llano del Cerrillo?

¿Qué se han hecho aquellas festivas romerías que inundaban de alegre muchedumbre los tortuosos senderos del alcor de la Sierra, hoy cruzada por amplias y cómodas carreteras? ¿Qué se ha hecho aquel bullicio cuadro que partiendo de las grandes puntos de reunión, se dividía en grupos que gozaban la más puras emociones, y al son de la popular guitarra al declinar la tarde en las poéticas cabañas, o ya organizando familiares festejos en el hogar de los Arcos, de Melero, de Santa María, de las Antas, del Duende, de Quita-pesares o de Valero?

¿Qué se ha hecho aquella cariñosa cordialidad con que se daban cita para esos hermosos vergeles, inundados de flores y de aromas, todas las clases sociales, animadas de una sola fe y de un mismo sentimiento, bajo las inspiraciones con que les brindaba el religioso apartamiento del Desierto de Belén o la consoladora austeridad de Scala-Coeli?

Apenans queda de estos (...). No porque la encantadora Azahara hayan desaparecido para no volver, sino porque labramos nuestra desventura con nuestras propias manos.. No porque seamos felices bajo la pesada y caliginosa atmósfera de la ciudad, sino porque las desconfianzas y los recelos van helando nuestro corazón con su menguado y glacial aliento. Esperamos sin embargo que la cultura de nuestro pueblo, la influencia de la verdad y el espíritu de concordia, hará al fin lo que hoy no logra el espectáculo de la naturaleza.

</div>


Referencias

  1. Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y avisos: Año XXIV Número 6817 - 1873 mayo 10. La Sierra

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)