Taberna La Montillana

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Logo lamontillanaa.JPG

Taberna típica de Córdoba, situada en el centro de la ciudad, Calle San Álvaro nº 5 junto a la Plaza de San Miguel. Con más de medio siglo, guarda muchos recuerdos de épocas donde el comer, saborear un buen vino y disfrutar de la buena compañía era algo significativo.

Taberna La Montillana abrió sus puertas de nuevo con una imagen reformada y unas instalaciones inmejorables pero sin olvidar su pasado y sus raíces, con la idea de mantener su alma intacta. Esto se refleja también en su cocina, donde puede degustar tanto de los platos típicos como de sus jornadas gastronómicas de todo el mundo.

Taberna que intenta mantener las raices de lo que es la "taberna cordobesa". Es un lugar de encuentro y tertulia donde los parroquianos de la zona coinciden con la gente que está de paso visitando Córdoba, momento en el cual, "la tapa" y "el fino" alcanzan su mayor protagonismo.

Taberna La Montillana pertenece al club de producto turistico de "Tabernas de Córdoba".




Nuestra cocina, conjuga una carta tradicional, pudiendo destacar, entre otros platos, el salmorejo cordobés, flamenquín y rabo de todo, con unas sujerencias que proponemos a diario, que dependen, de la época del año y de los productos de temporada. Todo ello elaborado por su chef Antonio Jiménez, joven promesa de la cocina andaluza.


Historia de la taberna cordobesa

Montilla-aos-50.jpg
Montilla-aos-50-det.jpg


En Córdoba, al igual que en la vieja Pompeya, florecieron estos lugares donde se vendía vino al por menor y donde se alimentaba la sabiduría sorbo a sorbo. Allí y aquí, en los sitios más impertérritos y de mayor tránsito, en las encrucijadas de las calles, detrás de una misteriosa cortina, se descubría la taberna y su tabernero, un limpio mostrador de mármol y de madera, y unas estanterías que a modo de repisas cosechaban recuerdos y coleccionaban vasos y botellas de diferentes tamaños.

En 1721, según recoge el libro "Córdoba monumental artística e histórica" existían en Córdoba, 142 tabernas, además de las casas de los dueños de lagares y otros rincones disfrazados, donde se vendía vino. El número de tabernas siguió aumentando y en el 1875 hay censadas en nuestra ciudad 174 abiertas al público. De esa época es el cantar popular aplicado también a otras ciudades, que dice:


"Córdoba ciudad bravía que entre antiguas y modernas tiene trescientas tabernas y una sola librería ".


Efectivamente, la taberna cordobesa tiene su abolengo y su historia, suele ser discreta, escondida y misteriosa. Su etimología deriva de la palabra latina, tabernae, tienda, casa pública. Si bien ella es hija y heredera de las termópolas romanas, por el sentido de sus habitaciones y mesas, la cordobesa aumentó los espacios con un patio decorado con recuerdos, sentencias, carteles de fiesta y cabezas de toros. Pero lo que ha distinguido a la taberna cordobesa ha sido, la limpieza y su capacidad de acoger a diferentes reuniones de amigos. Antes sirvió de epicentro de las diferentes tertulias intelectuales, toreros y artesanos existentes en nuestra ciudad. Hoy, es lugar de encuentro y de paso, de casino y reunión de jóvenes y trabajadores al terminar la faena.

Queremos invitar a las generaciones presentes y venideras para que ocupen y llenen con su presencia estos espacios donde se funde lo sagrado y lo profano, la fenomenología festiva con la religiosa.

Se trata de que esta vieja o nueva taberna no sólo no se pierda, sino que se mantenga como un lugar de encuentro mágico, impregnado de ese encanto de nuestra tierra, como hizo antaño con nuestro abolengo, porque ello, conforma nuestra alma.

Nuestro equipo

El servicio, es una parte fundamental de la restauración y es imprescindible para crear un entorno agradable y relajado.

En la Montillana sabemos que Igual de importante que la cocina, es la atención y los detalles ante nuestros clientes, por lo que nos esforzamos en dar un inmejorable trato y servicio.

Por eso nuestro personal esta formado por un equipo joven, pero con una demostrada experiencia, que estará a su disposición tanto en la taberna como en nuestros dos salones o terraza.

En el ámbito más personal nuestro equipo se define por tener carácter amigable, familiar, dispuesto y respetuoso, siempre con una sonrisa en la cara que nuestros clientes nos agradecen y devuelven.

Por todo esto, nos sentimos orgullosos de formar parte de este gran equipo que conforma Taberna La Montillana.

Galería de imágenes

Localización

{{{descripción}}}

Fuentes

  • Taberna La Montillana

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.5/5 (10 votos)