Vito

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

El vito, según se señala en Wikipedia, es un baile, con canto y música tradicionales de Andalucía, cuyo nombre posiblemente hace alusión a la enfermedad llamada baile de San Vito, por el carácter animado y vivo de esta danza.

La melodía del vito se ejecuta en compás de tres por ocho. Usa la escala menor armónica para los motivos ascendentes y el modo frigio, que es el modo más característico de la música andaluza, para los motivos descendentes, lo que genera un acompañamiento armónico basado en la cadencia andaluza. El vito se canta con diferentes letras, jocosas o serias, entre las cuales es muy conocida la siguiente:


El Vito
Con el vito vito viene
con el vito vito va.
Con el vito vito viene
con el vito vito va.
No me mires a la cara
que me pongo colorá.
Partitura
Una malagueña fue
a Sevilla a ver los toros
y a la mitad del camino
la cautivaron los moros.
Las solteras son de oro,
las casadas son de plata,
las viudas son de cobre
y las viejas de hojalata.
Yo no quiero que me mires
que me pongo colorá.
Una vieja vale un real
y una muchacha dos cuartos,
y yo como soy tan pobre
me voy a lo más barato.
Con el vito vito viene
con el vito vito va.
Con el vito vito viene
con el vito vito va.
No me jaga usté cosquillas,
que me pongo colorá.

La adaptación de esta canción popular para canto y piano, realizada por Fernando J. Obradors (1897-1945) y recogida en sus Canciones Clásicas Españolas, es la versión más interpretada.

En Córdoba

A mediados y finales del Siglo XX, El Vito es considerado un baile específicamente cordobés, puede que por haberse producido en Córdoba el renacimiento de esta peculiar danza popular. Aquí, y también en otros sitios es una cordobesa, no malagueña, la que va a Sevilla a ver los toros…

Manuel Medina González, en su libro Coplas al aire de Córdoba, señala a la cordobesa Maruja Cazalla, directora de una escuela de bailes andaluces, quien hizo renacer el "Vito" en Córdoba, donde se había olvidado éste castizo baile. Fue ella, alumna primerísima de Rita Fragero, quien mantiene viva en nuestra ciudad la rica cantera de los bailes de Andalucía.

Hay una escuela de bailes
que no está en los escritos:
la de Maruja Cazalla,
renovadora del "Vito".
Y en los bailes andaluces
su maestía es sin par.
Cuando bailan sus alumnas
es lo de nunca acabar.
Vito, caña, bulerías,
fandangos y sevillanas
soleares y alegrías,
Maruja lanzaba al viento,
con cordobesa armonía
el don de su sufrimiento.

Fuente

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.56/5

3.6/5 (9 votos)