Maruja Cazalla

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Maruja Cazalla
Maruja Cazalla.jpg
Nacimiento: 5 de enero de 1930
Córdoba
Fallecimiento: 20 de julio de 1995
Córdoba

Contexto histórico

Décadas: 1940 - 1950 - 1960 - 1970 - 1980 - 1990

Maruja Cazalla, bailaora, nace en Córdoba el 5 de enero de 1930 donde falleció el 20 de julio de 1995.

Datos biográficos

A la temprana edad de siete años comienza su aprendizaje de baile en la academia de doña Rita Fragero. Desde sus inicios fue una alumna muy aventajada, tanto que con diez años ayudaba a su profesora impartiendo clases a los alumnos más pequeños. También impartía clases particulares compaginándolas con sus estudios.

Cuando Maruja Cazalla cumplió los catorce años, su fama como buena profesora era tan conocida que fue requerida por Educación y Descanso para impartir clases de baile, lo que hizo durante más de tres años percibiendo algunas gratificaciones. A los dieciocho años consiguió el título oficial de profesora en Madrid y formó un grupo de aficionados con el que recorrió varias provincias de Andalucía cosechando grandes éxitos.

En 1942, junto a su grupo, ganó uno de los mejores premios del Segundo Concurso Internacional de Canciones y Danzas Populares organizado por Educación y Descanso, fue en el Paseo de la Chopera del Retiro en Madrid, donde también actuaron diversas agrupaciones extranjeras. Dejó así, Maruja Cazalla, el nombre de Córdoba en muy buen lugar, y seguiría haciéndolo a lo largo de su trayectoria artística.

En 1950 en Palma de Mallorca participa en el IV Festival Internacional de Folklore, consiguiendo el primer premio. El Ayuntamiento de dicha ciudad decide obsequiarles con la invitación de catorce días más de estancia para que actuaran en teatros y fiestas particulares.

Del mismo modo el Ayuntamiento de Londres y el comité del festival, invitan posteriormente a Educación y Descanso a participar en el Festival of Britain de 1951.

Córdoba y Salamanca representaron a España y actuaron, ininterrumpidamente, en diecisiete recitales, consiguiendo el mayor éxito en el Festival Hall de Londres, donde Maruja Cazalla y su grupo cerraban el espectáculo alternándose con el grupo yugoslavo de Zagreb.

Así sucesivamente, esta mujer que fue grande entre las grandes, fue cosechando éxito tras éxito y premio tras premio. En la Plaza de Toros de Madrid, en un concurso que fue presentado por el reconocido maestro de la palabra Matías Prats. En París y toda la Costa Azul: Cannes, San Juan de Luz, Toulouse, etcétera, San Sebastián,...

Su iniciativa le lleva a crear grupos infantiles de baile o la cátedra de Danza del Conservatorio de Córdoba en 1955, siendo profesora del mismo durante siete años. Por esta época da clases en el SEU a la Tuna Universitaria y en la Academia Británica a los extranjeros que venían a Córdoba a estudiar este arte. De igual modo crea coreografías y un grupo de baile en el Club de Matrimonios La Unión de la Barriada de las Electromecánicas de Córdoba, con el que estuvo cerca de ocho años obteniendo trofeos. En este tiempo alterna sus clases particulares en los colegios Jesús Nazareno, Alcalde Pedro Barbudo, Calasancio, Virgen de la Fuensanta y algún otro más.

En 1960 contrae matrimonio del que nacen sus hijos Inmaculada y Joaquín, que desde muy pequeños actuaron en el grupo con su madre, llegando a ser dos figuras destacadas. La Federación de Peñas Cordobesas quiso distinguir a Maruja Cazalla y su Ballet, en 1968, con el Potro de Plata, y, en 1989, con el Potro de Oro.

El 1 de junio de 1995 una de sus alumnas, Flora, hace petición al Ayuntamiento de la ciudad de poner el nombre de Maruja Cazalla a una calle. El Ayuntamiento de Córdoba denominó en su recuerdo el Pasaje Maruja Cazalla en las inmediaciones de la Carretera de Trassierra.

Testimonios

Sobre Maruja Cazalla Comenta Manuel Medina González lo siguiente en su libro Coplas al aire de Córdoba.

  • Maruja Cazalla, cordobesa, directora de una escuela de bailes andaluces. Hizo renacer el "Vito" en Córdoba, donde se había olvidado éste castizo baile. Fue ella alumna primerísima de Rita Fragero, quien mantiene viva en nuestra ciudad la rica cantera de los bailes de Andalucía.


Hay una escuela de bailes
que no está en los escritos:
la de Maruja Cazalla,
renovadora del "Vito".


Y en los bailes andaluces
su maestía es sin par.
Cuando bailan sus alumnas
es lo de nunca acabar.


Vito, caña, bulerías,
fandangos y sevillanas
soleares y alegrías,
Maruja lanzaba al viento,
con cordobesas armonía
el don de su sufrimiento.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.00/5

3.0/5 (10 votos)