Aquella "Villa Rosa"

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Aquella «Villa Rosa»

Mostrador de Villa Rosa

Recuerdos Cordobeses [1]

A principio de los años treinta, exactamente frente a nuestra Estación Central Ferrocarriles, (Ver Estación Central de Córdoba) existían cuatro establecimientos dedicados a la venta de bebidas y comidas a todas horas, especialistas en las famosas «Meriendas para el viaje». Estos eran, «Villa Rosa», «Casa Eduardo», «La Sultana», y «Buenos Aires». En la actualidad, solo queda como recuerdo «CASA EDUARDO». Por su situación, estas industrias estaban autorizadas a permanecer abiertas las veinticuatro horas, en los días feriados de Nuestra Feria de Mayo y Septiembre el aumento de clientela era exagerado.

Le voy a dedicar este trabajo a la desaparecida «VILLA ROSA», este negocio, lo levantaron dos hombres cordobeses que gozaban de una gran popularidad y simpatía, habían sido camareros de la no menos popular VENTA DE VARGAS, sus nombres eran, «CHICOTE» y «LIGERO», el edificio era de una sola planta y detrás, había un gran solar-patio donde en verano con muchas flores y arriates sembrados de jazmines muy regadito, actuaba una orquesta y acudía mucha gente a divertirse.

En la parte que daba a la calle, había un gran mostrador y mesas siendo la clientela además de cordobeses muchos forasteros que iban o venían en los trenes. Por las mañanas delante, instalaban un puesto de jeringos.

A principios de los años cuarenta cuando se iniciaba un periodo de paz, otro joven industrial, Manuel Montes Lozano llamado por sus íntimos amigos cariñosamente «El Panza», se hace cargo del mencionado local que manda demoler, levantando un nuevo edificio, con una moderna sala de fiestas, dotada de palcos, un magnifico escenario, y en la parte de detrás otra de verano que era un verdadero jardín, la inauguración fue con la actuación diaria de la ya popular orquesta cordobesa «OROZCO». (Ver Aquella Orquesta Orozco)

La parte que daba al exterior tenía un gran mostrador y entre los dependientes había uno que fue banderillero de toros llamado Narciso Gálvez “GUERRILA” hombre de carácter serio, pero trabajador y honrado, Rafael Montes, hermano del dueño, y hasta el mismo Manolo Montes, ya que le gustaba atender personalmente el negocio, este detalle, le hizo tener muchas amistades con la gente del toro y el espectáculo, siendo amigo de grandes figuras de la época como PEPE MARCHENA, PEPE PINTO, MANOLO EL MALAGUEÑO, NIÑA DE LOS PEINES, MARIFE, MANOLETE, GITANILLO, CARACOL, LOLA FLORES, etc, etc.

La reapertura de «VILLA ROSA» fue un éxito, frecuentado por un buen público y ya se atrevían a ir algunos matrimonios dado el ambiente serio y agradable, muy distinto a lo que entonces había, actuaban en la pista números de variedades y al terminar la orquesta Orozco, le sucedió la también buena orquesta cordobesa «HERMANOS BAEZ», tampoco faltaban las «juergas con guitarristas y cantaores pero con clase.

La parte de daba a la calle se componía de puerta central con balconcillos a ambos lados, predominaban los viajeros, que se veían obligados a esperar unas horas los trasbordos de trenes.

De madrugada era frecuente ver gente popular de la vida nocturna cordobesa, músicos de orquestas, artistas flamencos, tanguistas, etc. y el popular «AQUILINO», este hombre se pateaba durante toda la noche, la zona comprendida entre el apeadero de Cercadilla donde también había negocios de diversión llamados «La Primera» que -regentaba el ex-banderillero "Platerito" y «La Segunda». Aquilino iba siempre con su guitarra debajo del brazo (sin estuche) siempre dispuesto para actuar en cualquier reunión a cambio de unas pesetillas ya que de eso, malvivía. Aquilino era un hombre sencillo y modesto, el nunca supo de «TOURNEES», escenarios, ni letras de molde en los prospectos, ni carteles, se conformó con lo que fue y era feliz.

Inaguración de Villa Rosa año 1934

Otros eran, los mozos de maletas, así les llamaban la gente, que los había de dos categorías, de INTERIOR y de EXTERIOR, me explico: los mozos de equipaje de interior que como todos, el uniforme sólo era una gorra, tenía la cinta color azul, y su misión consistía en cogerle el equipaje al viajero al bajarse éste del tren y ponérselo en la puerta de la estación, donde ya se hacía cargo de él el mozo de exterior que llevaba la cinta de la gorra en rojo con un número, y bien lo cargaba en un taxi o coche de caballos, o lo llevaba él mismo en un carrillo de mano hasta el hotel, fonda, o domicilio. Entre los mozos destacaban algunos como Fermín Cabello Cabrera conocido por «FERMIN» que vestía con una elegancia sorprendente, se ponía la gorra a la hora que llegaban los trenes, para ganarse las propinas, después se la quitaba y alternaba con la gente del toro que pasaban por Córdoba. Otro era «EL CORNETA» este, era mozo de exterior, lo mismo te facturaba el equipaje, que te gestionaba unos billetes de tren (muy difícil de conseguir en aquellos años) que lo veías en el coso de los Tejares, como mozo de espadas o de «ayuda» con los buenos profesionales. No quiero dejar a otro simpático mozo, este era muy bajito de estatura, que casi no podía trasladar aquellas pesadas maletas, su nombre CAMILO, hombre cordial y educado siempre dispuesto a servir al público.

«Villa Rosa» al paso del tiempo, se transformó en el HOTEL MONTES, quedando sólo la parte de la calle con su servicio de bar-restaurante, este hotel era muy frecuentado por las compañías de variedades y cómicos de teatro que visitaban nuestra ciudad para actuar en los principales teatros.

Pero también la piqueta o máquina demoledoras dieron al traste con el hotel levantando un impresionante bloque de pisos de ocho plantas, donde hay un local comercial exactamente donde caía la puerta principal de «Villa Rosa», un café-bar llamado MONTES, supongo de algún familiar del bueno de Manolo.

Referencias

  1. . José Rafael Solís Tapia en Córdoba en Mayo año 1990.


{{{descripción}}}

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.7/5 (6 votos)