Circo Romano

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Por su carácter patricio, Corduba contó desde al menos el siglo I DC con dos circos romanos. El primero de ellos se ubicó bajo la actual manzana de San Pablo, llegando hasta los terrenos del Palacio de Orive. El circo fue construido entre los reinados de los emperadores Nerón (54-68 d.C.) y Domiciano, (81-96 d.C.). La construcción del circo debió motivar el traslado de la Vía Augusta hacia el norte.

El circo romano es una de las instalaciones lúdicas más importantes de las ciudades romanas. El circo romano es un recinto alargado, es la instalación más grande de las destinadas a divertir al pueblo, con remates circulares en los extremos. La arena, muy alargada, estaba partida en dos por la spina formando dos calles por donde corrían las cuadrigas. Estaba destinado a carreras, espéctaculos y representaciones que conmemoraban los acontecimientos del Imperio, algunas de ellas eran batallas, otras de caballos. En esta espina se solían colocar columnas y estatuas así como obeliscos conmemorativos. Los contadores de vueltas solían ser huevos de piedra o estatuillas de delfines. Inspirado en los hipódromos y estadios griegos pero son de medidas mucho mayores que estos.

uno Circo romano
uno Palacio de Orive
uno Templo romano, junto al circo, conformaba el Centro de Culto Imperial
uno Muralla este

Se conoce que en el último cuarto del siglo II DC, el circo fue desmantelado hata la base de los cimientos para construir otro al Oeste de la ciudad, al sur de la actual Avenida de Medina Azahara, próximo al lienzo occidental de la muralla[1]

Durante parte del siglo XX la existencia del circo se limitaba al plano teórico, dada su capitalidad de la Bética. Esta lógica estaba apoyada por la existencia de inscripciones que aludían a juegos circenses costeados por ciudadanos importantes.

En 1986 se publicó una nueva interpretación de los restos hallados a principios del siglo XX durante la construcción de la Facultad de Veterinaria, y que Samuel de los Santos identificó con un edificio dedicado a actos lúdicos, posiblemente un Stadium. Por otra parte, los restos encontrados durante la construcción de la nueva estación de tren llevaron a la formulación de una nueva teoría, elaborada por Jesús Hidalgo, validando la tesis de la ubicación del circo y sumándola a los nuevos restos como un gran complejo imperial.

Por otra parte, en la zona de San Pablo, habían sido encontrados restos pertenecientes a una gran estructura, que fueron identificados por el propio Samuel de los Santos como un anfiteatro.

Sin embargo, las obras llevadas a cabo en el Palacio de Orive, en la zona de las huertas, sacaron a la luz nuevos restos. La campaña de excavación realizadas entre 1992 y 1999 documentó toda la gradería septentrional de lo que indudablemente era un circo, junto a muros de sustentación.

Referencias

  1. MURILLO, JF. et ál.. El circo oriental de Colonia Patricia''. El Circo en Hispania Romana, Mérida, 2001, pp. 57-74. Disponible en Internet. Web Arqueocordoba. Accedido el 7 de octubre de 2011

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.78/5

2.8/5 (9 votos)