Francisco Ronquillo Briceño

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Francisco Ronquillo Briceño (Milán, 22 de octubre de 1644 - Madrid, 29 de mayo de 1717) fue un noble, militar y hombre de estado español que desempeñó diversos puestos de relevancia al servicio de Carlos II y de Felipe V.

Fue hijo de Antonio Ronquillo Briceño, virrey de Sicilia, y de Jacinta Briceño de Osorio, señora de Gramedo, Molezuelas, Piquillos y Villaquijada. Tras la muerte sin sucesión de su hermano mayor José, heredó el título de conde de Gramedo, y tras la de su prima María Teresa Ronquillo Briceño, el de marqués de Villanueva de las Torres. En 1672 se casó en Zaragoza con Petronila Jiménez de Murillo.

Era Ronquillo un hombre de singular fidelidad y amor al Rey, tanto, que se propasaba su zelo, y por eso adquirió fama de demasiado rígido (...) No era capaz de contemplaciones, ni de grandes obsequios, poco lisonjero y cerrado, y por eso padecía notas de rusticidad su genio austero.[3]

Fue mayordomo de Juan José de Austria, y tras la muerte de éste, corregidor de Córdoba entre 1682 - 1689; de Madrid entre 1690 - 1696, y nuevamente entre 1699 y 1703, por petición popular durante el motín de los gatos tras la destitución de Francisco de Vargas.

Durante los últimos años del reinado de Carlos II, fue partidario del bando borbónico junto a Manuel Arias y Porres, el marqués de Harcourt y el cardenal Portocarrero, en oposición al conde de Oropesa Manuel Joaquín Álvarez de Toledo-Portugal y al almirante de Castilla Juan Tomás Enríquez de Cabrera, que encabezaban el bando austracista. [4]

Tras la muerte de Carlos II, entró al servicio de Felipe V, comandando las fuerzas borbónicas durante la guerra de sucesión y desempeñando la presidencia del Consejo de Castilla entre 1706 y 1713, fecha en la que, según los Decretos de Nueva Planta, el consejo fue dividido en cinco salas.

Corregidor de Córdoba

Corregidor de la ciudad de Córdoba entre los años 1682 y 1689, bajo cuyo dictado se remodeló la Plaza de la Corredera.

Bajo su mandato y debido a la sequía imperante en el año, ordena que "se saquen 15.537 reales del producto del vino forastero en la Alhóndiga, para hacer unas cuantas atahonas que moliesen todo el trigo necesario."[1]


Referencias

  1. RAMÍREZ DE ARELLANO, T. Paseo 12. Barrio del Espíritu Santo. Paseos por Córdoba. Disponible en Internet


== Fuente ==

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.00/5

2.0/5 (8 votos)