Francisco de la Haba Torreras "Zurito"

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Francisco de la Haba Torreras "Zurito"
Francisco de la Haba Torreras nace en Córdoba en 1905, hijo del famoso picador Manuel de la Haba Bejarano "Zurito" . Era el menor de los tres varones que como Pepe y Antonio se dedicaron a la torería. Se le llamaba Paco de la Haba "Zurito Chico" eligiendo el mismo oficio que su progenitor, torero de a caballo.


En principio se inclinó por se torero de a pie, actuando en varias plazas de pueblos cordobeses, pero al final eligió lo más común de la familia ser picador por su afición a los caballos. Se presentó como tal el 8 de abril de 1928 en Cabra con novillos de García Pedraja en la que lidiaron "Perlacia", "Plameño" y "Platerito". Poco tiempo después se presenta en Andújar en una corrida de toros en la que actuaban los matadores "Cagancho" "Gitanillos de Triana" y "Martín Agüero" con reses del duque de Veragua, fue para él una temporada importante en actuaciones al picar veintidós corridas. Por ello en 1929 viendo los diestros de la tauromaquia el "pique" que le daba a los toros empiezan a fijarse en él, prueba de ello, fue contratado por el novillero "Atarfeño". Pasando posteriormente a la cuadrilla de su hermano Antonio de la Haba Torreras "Zurito", cuando éste marcha a América dónde toreó ocho corridas en la plaza limeña de Acho.


En 1930 perteneció a los subalternos del mejicano "Lorenzo Garza", con este y otros maestros de fama actuó hasta el año 1936. Al ir en la cuadrilla del "Niño del Barrio" le alcanzó la guerra civil en zona republicana y no pudo volver a Córdoba hasta terminada la contienda.


De vuelta en el año 1939 ingresa en la cuadrilla de Manuel Rodríguez "Manolete" a cuyas ordenes ticó cinco novilladas, participando el 2 de julio del mismo año en Sevilla en la corrida en la cual, el " maestro de los maestros" tomo la alternativa. El segundo toro de Tassara le propino a "Paco Zurito Chico" tres impresionantes caídas, una de ellas contra la barrera que le produjeron lesiones en la rodilla y en la espalda. Actuó nuevamente el día 18 julio en Sevilla y fue esta la última que "echara el palo", pues debido a las lesiones anteriores ya no se recuperó; entrado en una grave enfermedad que lo dejó inútil de tal forma que en los tres últimos años de su vida estuvo encamado sin poderse mover en su domicilio de Reja de don Gome. Con motivo de esta fatalidad un grupo de amigos y toreos montaron un festival benéfico con objeto de ayudar en sus necesidades a Paco y su familia. Se celebró el 25 de diciembre de 1948 en los "Tejares", participando en ella los toreros "El Minuto", "Lagartijo", "Calerito", "Joselete" y "Cantimplas" con un grupo de subalternos veteranos. La afición cordobesa fue generosa con su presencia y aportación económica al que fuera un extraordinario picador, pudiedo éste haber dardo tardes de gloria al arte de "torear a caballo" pero el destino no quiso que fuera así.


Muere el 8 de noviembre de 1949 rodeado de su esposa Angelita que lo cuidó esmeradamente durante toda la enfermedad, de sus hijos, de sus hermanos y hermanas todos ellos continuadores de la dinastía de los "Zuritos" en sus diferentes oficios, de toreros, carniceros y afines al mundo del toro. Su hijo Antonio tuvo intentos de seguir la profesión de su abuelo, padre y tío. Francisco siempre se le vio en el callejón con los toreros y subalternos en todas las corridas celebradas tanto en los "Tejares" como en los "Califas" por su afición y por demanda de la Empresa propietaria de la plaza.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.2/5 (9 votos)