Fuentecilla de Los Silillos

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
La Fuentecilla

Fuente rural ubicada en Silillos, aldea de Fuente Palmera en la cuenca del Guadalquivir, y restaurada en el año 2011.

La Fuentecilla de Los Silillos

Bajo iniciativa del Ayto. de Fuente Palmera y con el apoyo del arquitecto local Alejandro B. Galán Díaz se decide la recuperación de la fuente vinculada a la localidad desde los años 50. Ésta recibe agua del pozo-manantial de los Alinquer del que se tiene constancia en el municipio desde el año 1923, cuando Joaquín Sánchez Prados cedió gratuitamente al pueblo la mitad del agua potable del pozo según recogieron en su día las actas de la Sesión Ordinaria de la Corporación Municipal y tal como reza la placa conmemorativa de la nueva construcción.[1] La fuente se construyó originalmente entre los años 1955 y 1960 sobre una pila algo más antigua, para regar las huertas que existen en la zona y que se han pretendido conservar con las nuevas obras. [2].

Esta remodelación se ve acompañada al mismo tiempo de otras reformas en la zona como consecuencia de la ejecución del Plan de Fomento Agrario (Profea) en el mismo año, con lo que se crea un espacio público de esparcimiento que dota a la fuente de un mejor acceso y la posibilidad de estar más activa en la vida local. Asimismo, aprovechando la inercia restaurativa se plantan varios álamos blancos con la intención (no sólo simbólica) de crear zonas que se guarezcan del sol, siendo ejemplo para empezar a recuperar especies ibéricas de ribera desplazadas por otras como los eucaliptos.

...En reconocimiento a quien trabajó por la recuperación de este patrimonio natural donde aún cantan los ruiseñores como lo hicieron hace siglos y donde el agua sigue brotando alegre y dando vida a huertas que son regadas de forma tradicional como lo hicieron nuestros antepasados romanos y árabes...

- Inscripción de la placa conmemorativa -

Es la única fuente pública de la aldea, abastece de agua a la población (uso rural y ganadero), además de servir como lugar de encuentro y esparcimiento de las mujeres y niños que durante las largas tardes de verano acuden para refrescarse.

Camino a la Fuentecilla

De tamaño pequeño está compuesta de dos caños que desembocan cada uno en una pila. Detrás se encuentra una alcubilla de protección del manantial. El caudal es muy bajo pues se agota con frecuencia. Agua no potable.



  • Cabe destacar en la recuperación de la fuente la colaboración de Jesús Alinquer (Asociación de Mayores El Tamujar) y José Ortiz. Gracias a la persistencia de este último se pudo proceder al deslinde de un suelo público que acabó siendo ocupado por uno de los propietarios mayoritarios.
  • Constan al menos dos obras de mejora más: hacia 1975 de parecidas características, y otra con la reparación del puente.


Tras la pista de la fuente original
Se está trabajando para rescatar del olvido la fuente original carolina que hubo en la localidad. El arquitecto encargado de la restauración de La Fuentecilla posee datos de finales del siglo XVIII, donde se la registra con el nombre de Fuente del Ochavillo para cuya localización se está contando con la colaboración de los ancianos del lugar.

Recopilado de Julián López

[3]
El agua era el preciado bien que todos compartían yendo y viniendo con los cántaros por aquel caminito estrecho y allanado a fuerza de pisadas universales. La huella de la sed había hecho aquel camino.

La fuente fue sólo un manantial que brotaba desde el suelo mismo, donde entre todos habían ido cavando un espacio para que retuviera el agua y de allí pudiera trasvasarse a los cántaros o los botijos.

A finales de los años 50 hubo una iniciativa entre los muchachos de la aldea con la anuencia del cura local: arreglar la fuentecilla que hasta entonces no pasaba de ser un charco, con lo que se evitaría que los animales abrevaran en el mismo sitio en que las personas llenaban sus cántaros de agua y que quedara una fuente digna de tal nombre. Se trataba de encauzar el venero para dejarlo a cubierto facilitando con un caño el llenado de las vasijas y dejar un pilar como abrevadero apra el ganado.

... Cinco duros es lo que se acordó que aportaría cada familia de la aldea para el arreglo.

... Fue una verdadera aventura para aquellos chavales el conseguir los ladrillos que adquirieron. Buscaron prestados unos mulos y un carro en donde cargar los materiales y se encaminaron a Fuente Palmera, a un polvero propiedad de un señor de La Carlota, que había por aquel entonces...Julio Quero Martín, que procedió a embovedar, con elemental artesanía la salida de agua del manantial hasta donde habría de constuirse el rebosadero del caño, y a partir de allí un pilar del agua sobrante.

El camino de acceso a la fuente era más bien estrecho, porque procedía de una donación del terreno hecho dentro de la finca perteneciente a José María Quero, quien aceptó hacer donación de aquel terreno y la servidumbre a que sometía su propia finca, dándole paso libre a la fuente.

Referencia

Este artículo incorpora material de la web conocetusfuentes.com, autorizada por los autores del texto original para su publicación bajo Licencia Reconocimiento-CompartirIgual

  1. Archivos municipales. Sesión Ordinaria del 22 de Septiembre de 1923, folio 21 vuelto y 22. Se dio cuenta a la Corporación Municipal, que el vecino de esta Villa, con domicilio en la aldea de Silillos, Joaquín Sánchez Prados, había cedido gratuitamente a este Ayuntamiento para su disfrute por el vecindario de la referida aldea, dos cuartas partes de agua potable que le pertenecen en la fuente llamada de Alinquer.
  2. Arquitecto Alejandro B. Galán Díaz
  3. Artículo aparecido en El Colonial en el número de nov. 2011

Situación Geográfica

LAT:37º 41' 50,36"N LONG:5º 07' 50,27"O Elevación 140 m (aprox)

UTM(WGS84) X:312278,10 Y:4174584,95 HUSO 30


{{{descripción}}}

Galería

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.38/5

2.4/5 (8 votos)