Iglesia del Colegio de Santa Victoria

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar


Iglesia del Colegio de Santa Victoria
Frontal de la Iglesia del Colegio de Santa Victoria (2007).jpg
Localización Calle Santa Victoria mapa
Cronología Finales del siglo XVIII
Tipología planta cental
Estilo Neoclásico
Autor Baltasar Drevetón - Ventura Rodríguez
Catalogación Bien de Interés Cultural (2010)
Uso Devocional, capilla del Colegio
Destacado Es la única iglesia de planta central de Córdoba, y de las pocas neoclásicas. Su cúpula es la más grande de la ciudad.

La Iglesia del Colegio de Santa Victoria es quizás el mejor ejemplo del neoclásico cordobés, construída a finales del siglo XVIII. Desde su construcción hasta hoy día, forma parte del Colegio de Santa Victoria. Este templo no debe confundirse con la iglesia de Santa Victoria, situada en el Barrio del Naranjo.

Junto al colegio del que forma parte, fue declarado Bien de Interés Cultural el 30 de marzo de 2010.

De planta circular, mantiene una majestuosa portada sostenida por seis columnas corintias adosadas descansando sobre un entablamiento poderoso. Con bóveda semiesférica, fue diseñada por el arquitecto francés Baltasar Drevetón comenzándose a construir en el año 1761. Este no la terminó por el hundimiento de la cúpula, siendo el arquitecto Ventura Rodríguez quien reforzando los muros, cerró la gigantesca cúpula.

El escudo episcopal en la portada pertenece al obispo Francisco Pacheco de Córdoba.

En su interior destacan los lienzos de Agustín Grande, pintor imitador en lo estético de Tiépolo. Actualmente la iglesia es abierta para la celebración de eventos religiosos como bautizos, comuniones y bodas.


Descripción

La iglesia tiene planta circular y se define por un muro cilíndrico de mampostería al que se le adosan interiormente ocho pares de columnas de arenisca exentas sobre plinto adosado, de fustes estriados, basa ática y capitel compuesto, entre los cuales se ubican los altares. Esta columnata de orden gigante soporta un entablamento con cornisa, sobre la que se apoya el tambor de la cúpula, horadado por vanos de medio punto abocinados, sobre el que apea la cúpula semiesférica.

El retablo mayor fue realizado por Alonso Gómez de Sandoval en 1780 y es de madera tallada y dorada. En la hornacina central se ubica la imagen de Santa Victoria, realizada en la misma fecha y por el mismo autor. Lo flanquean dos ángeles lampadarios también realizados por el propio Gómez de Sandoval. La mesa de altar es de 1783 y se debe a Ventura Rodríguez y José Fosati.

A la izquierda del altar mayor y ocupando el intercolumnio menor, se encuentra un cuadro de San Miguel, realizado en 1780 por el mismo Alonso Gómez de Sandoval, ubicándose en el intercolumnio de la derecha el cuadro de San Rafael, de las mismas características que el anterior.

Los altares distribuidos por la iglesia responden todos al mismo modelo: una mesa de altar sobre la que descansa un gran lienzo. En ellos se encuentran representados: a la izquierda, San Juan Nepomuceno transportado por los ángeles al cielo y la Visitación de la Virgen a Santa Isabel, y a la derecha, el Martirio de los santos Acisclo y Victoria y San Francisco de Sales entregando a la madre Francisca F. de Chantal la regla de la Orden. Todos los cuadros, óleos sobre lienzos, fueron pintados por el académico Francisco Agustín Grande, en 1797. Las mesas de altar se deben a Ventura Rodríguez y fueron realizadas entre 1792 y 1793.

Por encima de las rejas de los coros bajo y alto se encuentran los cuadros de la aparición de San Rafael al venerable Simón de Sousa y el de San Joaquín y Santa Ana con la Virgen Niña, realizados en 1798 por Antonio Monroy.

El exterior presenta una sobria fachada formada por dos pisos continuos de ventanas con arco escarzano y un tercer piso de menor altura con vanos cuadrangulares. Hacia la mitad de esta fachada se dispone la portada de acceso al colegio, que presenta un arco parabólico y abocinado, coronado en la clave por el escudo de Francisco Pacheco, realizado por Manuel Sánchez Sandoval en 1783, y sobre el vano un balcón de traza alabeada y balcón de forja. En el extremo oriental de esta fachada se levanta la monumental portada de la iglesia, que constituye el más claro ejemplo de neoclasicismo en la ciudad, concibiéndose a la manera de un templo hexástilo y próstilo, con columnas gigantes de basa ática, fuste liso y capitel compuesto que soportan un entablamento con arquitrabe, friso liso, cornisa y frontón triangular con el escudo del obispo Pacheco. De acuerdo con la planta circular del templo, esta portada define un trazado curvo, configurándose en definitiva como pórtico o nártex del templo y dando paso al vestíbulo circular, nexo entre la portada y la iglesia propiamente dicha. Las grandes columnas de orden compuesto se aproximan en los extremos y se separan en el centro, dejando tres intercolumnios principales para el ingreso. Se protege la entrada por un cancel de madera con remate oblongo. La solería, tanto de la iglesia como de la anteiglesia, es de mármoles con motivo central de diversos colores.

El considerable volumen de la cúpula de la iglesia hace que ésta sea uno de los principales puntos de referencia en las vistas panorámicas de la ciudad. Sobre los tejados de faldones que cubren el edificio se yergue el tambor cilíndrico de la cúpula coronada por un cono de tejas y un anillo superior de ladrillo, que se remata con un adorno compuesto de base, cuello, anillo y punta que sostiene un globo de bronce con una cruz.


Galería

Vídeos

Vídeos del interior de la Iglesia
Vídeos del interior de la Iglesia

Fotos

Localización

{{{descripción}}}

Entradas relacionadas

Fuentes

Principales editores del artículo

Hay 3 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente3.64/5

3.6/5 (11 votos)