Almanzor

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Abū Amīr Muhammad
Estatua de Al-Mansur colocada en Algeciras en verano de 2002, en conmemoración de los mil años de su fallecimiento
Almanzor en algeciras.jpg

Caudillo militar

Nacimiento: 940
Algeciras
Fallecimiento: 1002
Medinaceli

Abū Amīr Muhammad (Algeciras, 940 - Medinaceli, 1002), conocido como Almanzor, المنصور بالله (al-Mansūr bi-l-llāh, el victorioso con Dios), fue un líder militar y político del Califato de Córdoba.

Se desconoce la fecha y el lugar de nacimiento exactos. Vino al mundo en el seno de una familia terrateniente árabe de origen yemení establecida desde la conquista de la Hispania visigoda. Tras la toma de la antigua ciudad de Carteia, Tariq recompensó al fundador del clan amirí con el territorio de «Turrush», en la cora de Algeciras. Tradicionalmente se ha confundido el solar de la familia de Almanzor con Torrox, por confusión toponímica.

Algunos amiríes ocuparon las funciones de cadí y de juristas relacionados con los yemeníes ma'afir. A su padre, Abd Allah, se le describe como un hombre piadoso, bondadoso y ascético, que murió en Trípoli cuando regresaba de su pereginación a La Meca. Su abuelo materno se destacó en el reinado de Abderramán III como médico y ministro del Califa.

Muy joven, Almanzor se trasladó a Córdoba, donde acabó sus estudios de Derecho y de Letras bajo la tutela de sus tíos. Después de ocupar un modesto puesto de memorialista en la Mezquita de Córdoba, el joven pronto destacó por sus cualidades, e inició su fulgurante carrera política como escribano y secretario de la sala de audiencias del qadí (juez) Ibn al-Salim. Pronto llamó la atención del taimado visir Yafar al-Mushafi, amo de la administración civil, que le introduciría en la Corte califal.

En 967 se convirtió en intendente del príncipe Abderramán, hijo y heredero del califa Alhakén II y de su favorita, la vascona Subh, esclava y favorita del califa al-Hakam II, con la cual estableció una relación privilegiada sumamente beneficiosa para su carrera. Convertido en director de la ceca, en 968 fue nombrado tesorero del califa; al año siguiente, fue promovido a cadí de Sevilla y de Niebla y en 970, a la muerte del príncipe Abderramán, (acaecida a los ocho años de edad) pasa a ser el administrador del joven heredero, Hixán II. Comenzó a llenar sus bolsillos con el dinero de las arcas reales, siendo acusado de malversación. Sin embargo, gracias a sus contactos (un amigo rico), fue capaz de maquillar las cuentas y salir no ya impune, sino beneficiado del proceso. Almanzor recibe una disculpa oficial y obtiene el cargo de la shurta media (policía urbana), convirtiéndose así en un gran dignatario de al-Andalus.

Siendo ya uno de los personajes más importantes del Califato, se hizo construir un suntuoso palacio en Al-Rusafa, a una legua al Norte de la capital. Poco después se convirtió en gran cadí de las posesiones omeyas en el Magreb, lo que le permitió establecer estrechas relaciones con los jefes bereberes.

A la muerte de al-Hakam II, Hixán II en 976, cuando tenía solo 11 años, por lo que el gobierno queda en manos de su madre Subh de Navarra y del primer ministro, Yafar al-Mushafi.

Almanzor es nombrado visir en 978 y comienza a enfrentarse a Yafar al-Mushafi. General de los ejércitos, Almanzor logra hacerse del poder en 981, con el beneplácito de Hixán II. En la práctica, controló él solo el poder desde 981 hasta 1002. Se caracterizó por una represión radical a la cultura.

Desde entonces sus expediciones asentarán su poder por encima del califa, al que dominará, y hará temblar a los reinos cristianos. Nada menos que 52 campañas realizó Almanzor entre los años 978 y 1001.

Sus campañas militares, durante los últimos años del siglo X, afectaron tanto al norte de África como a todo el norte de España:

  • 981 - Zamora
  • 985 - Barcelona
  • 987 - Coimbra
  • 988 - Sahagún y Eslonza
  • 997 - Santiago de Compostela
  • 999 - Pamplona
  • 1002 - San Millán de la Cogolla

En el verano de 997, asoló Santiago de Compostela, después de que el obispo Pedro de Mendoza evacuara la ciudad. Quemó el templo prerrománico dedicado a Santiago, respetando su sepulcro. Esto permitió la continuidad del Camino de Santiago. La leyenda cuenta que los prisioneros cristianos cargaron con las campanas del templo de Santiago hasta Córdoba, y que al parecer, hicieron el camino de regreso dos siglos y medio más tarde, por prisioneros musulmanes cuando las recuperó para la cristiandad Fernando III, el Santo.

Demostró su brutalidad también en la corte califal. Almanzor tuvo que luchar contra su suegro Gálib, principal militar del califato que contaba entre sus conquistas Arnedo y Calahorra. Según las crónicas, Gálib murió por un golpe en la batalla que les enfrentó en 981 y Almanzor ordenó "despellejar su piel, rellenarla de algodón y crucificarla en la puerta del alcázar cordobés, colocando su cabeza clavada en una cruz".

Perdió la vista por las heridas sufridas en la batalla de Calatañazor (julio de 1002), muriendo el 10 de agosto de 1002 en España; se desconoce en qué provincia, ya que sus datos biográficos se diluyen entre lo histórico y lo legendario. Algunos autores señalan Medinaceli como el lugar probable de su muerte. Antes de morir nombró sucesor a su hijo Abd al-Malik, lo que generó una guerra interna entre los sucesores de Hixán II y los de Almanzor.

Textos biográficos

Carl Grimberg, Historia Universal, Daimon, 1973

Una noche, en un jardín cordobés junto al Guadalquivir, un grupo de estudiantes cenaba y bromeaba. Uno de ellos propuso a sus compañeros que le solicitasen los cargos que deseasen ocupar en el gobierno, que él prometía otorgarlos cuando fuera primer ministro y dueño del poder. Siguiendo la broma, le pidió cada uno cuanto se le antojó y el presunto jefe se lo iba concediendo a cada cual. Un estudiante no quiso seguir la broma sino que le injurió y le desafió a que le sentenciara a un suplicio espantoso. Pasaron los años y se cumplió al pie de la letra la escena de aquella reunión nocturna, incluso la condena del estudiante que se le mostrara hostil.

Quien sintió tan pronto la vocación de mando y gobierno era un muchacho pobre y desconocido llamado Mohamed ben-Abi-Amir, que haría famoso y universal su sobrenombre de Almanzor.

Bayan al-Mugrib, de Ibn Idhari. Citado por Julio Valdeón en Cuadernos Historia16

Al-Mansur había llegado en esta época al más alto grado de poder. Socorrido por Allah en sus guerras con los príncipes cristianos, marchó contra Santiago, ciudad de Galicia, que es el más importante santuario cristiano de España y de las regiones cercanas del continente. La iglesia de Santiago es como la Qaaba para nosotros...

Al-Mansur dirigió contra tal ciudad la expedición estival que salió de Córdoba el sábado 23 Chumada II de 387 (3 julio 997), que era su cuadragésimo octava campaña[...]

[Después de diversas peripecias los musulmanes...] fueron a acampar ante la orgullosa ciudad de Santiago el 2 de Xaban (10 agosto). La habían abandonado todos sus habitantes y los musulmanes se apoderaron de todas las riquezas que en ella hallaron y derribaron las construcciones, las murallas y la iglesia, de modo que no quedaron huellas de las mismas. Sin embargo los guardias colocados por Al-Mansur para hacer respetar el sepulcro del santo impidieron que la tumba del santo recibiera daño alguno. Pero todos los hermosos palacios, sólidamente construidos, que se alzaban en la ciudad, fueron reducidos a polvo y no se hubiera sospechado tras su arrasamiento que hubieran existido allí la víspera. Se llevó a cabo la destrucción durante los dos días que siguieron al miércoles 2 Xaban. Las tropas conquistaron después las comarcas vecinas y llegaron hasta la península de San Mankas que avanza en el Océano, punto extremo al que ningún musulmán había arribado hasta entonces y que sólo había sido hollado hasta allí por los pies de sus habitantes...

En Santiago, Al-Mansur no había encontrado sino un viejo monje sentado junto a la tumba. Le preguntó “¿Por qué estás ahí?” “Para honrar a Santiago”, respondió el monje, y el vencedor dio orden de que le dejaran tranquilo.


Fuente

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Hay 6 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente3.08/5

3.1/5 (12 votos)