Campo de la Merced

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Campo de la Merced en Paseos por Córdoba

El Campo de la Merced es uno de los puntos más hermosos de los alrededores de Córdoba, y aun debiera ya formar parte de la población. Pertenece a los barrios de San Miguel y Santa Marina, dividiéndolo, lo mismo que a los juzgados de primera instancia y municipales, una línea recta desde la Puerta del Rincón al Pretorio.
En tiempo de los árabes y mucho después no había casas ni corrales alrededor, viéndose la muralla de la ciudad con sus torres y almenado. Posteriormente se fueron concediendo terrenos y se hicieron las casas entre la Puerta del Rincón y torre de la Malmuerta.
En estos últimos años se han enajenado los solares hacia la puerta del Osario y se han construido almacenes de maderas, los baños y otros edificios, dejando hueco necesario para una calle que dará frente a la del Silencio, ocupándose el lugar donde los franceses fusilaron a tantos españoles –cuyos nombres publicamos en el barrio de San Pedro al ocuparnos de la antigua cárcel- sin que nadie se cuidase de colocar siquiera una lápida que lo hiciese recordar a las futuras generaciones.
En todo este campo y mucho más terreno, en que se comprenden los Tejares, el Pretorio y hasta cerca de las Ollerías, tenían los romanos el cementerio destinado a la gente rica, haciendo para cada cadáver un sepulcro aparte, como se prueba con los muchos que en diferentes épocas y sitios distintos se han encontrado, y eso que entonces se permitía inhumar también los cadáveres en las posesiones particulares, para lo que sus dueños pedían el correspondiente permiso.
La gran población de Córdoba obligaba también a tener diferentes lugares destinados a este objeto, y por eso en el Campo de la Verdad, y en parte ya arrastrada por las aguas del Guadalquivir, se han encontrado multitud de restos humanos, opinando Sánchez Feria y otros escritores que aquél era el cementerio para la plebe, lo que no creemos desacertado, atendido el orgullo de aquellas generaciones. De aquí viene la palabra Fonsario con que en los padrones antiguos distinguen a la puerta que ahora seguimos diciendo del Osario.
El nombre de la Merced es debido al convento de esta orden, hoy Casa de Socorro Hospicio, del que nos ocuparemos extensamente. En el centro había como ahora un gran llano, pero alrededor y particularmente hacia la Puerta del Rincón, unos grandes montones de tierra y escombros, y donde están las casas del Adarve unos barrancos muy profundos; éstos desaparecieron cuando las primeras construcciones, y los primeros en 1820 al 23, por iniciativa del activo concejal don Manuel Díaz.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.29/5

3.3/5 (7 votos)