El Alcornocal

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Alcornocal es una aldea que pertenece al término municipal de Fuente Obejuna, a 16 km. del municipio. Se encuentra a 86 kilometros de la capital de la provincia, Córdoba.

Comunicaciones

ACCESOS:

  • Desde la N-432, por Fuente-Obejuna, en dirección a las aldeas, se pasa por Cañada del Gamo, Ojuelos Bajos y Ojuelos Altos, y a 2 kms aprox. se encuentra el cruce de El Alcornocal.
  • Desde la N-432, atravesamos Villanueva del Rey en dirección a Fuente Obejuna; nos desviamos hacia Navalcuervo y seguimos esa carretera; pasamos Los Pánchez, a unos 500 m veremos el desvío a la izquierda para El Alcornocal.
  • Desde la N-432, por Peñarroya-Pueblonuevo, hacia El Hoyo, continuamos dirección a Navalcuervo, pasamos éste y también Los Pánchez para, seguidamente, encontrarnos a unos 500 m. el desvío hacia la izquierda para El Alcornocal.

Población

  • Gentilicio: Alcornoqueños
  • Gobierno y administración: Ayuntamiento de Fuente Obejuna.
  • Código postal: 14249

Historia

El origen bajomedieval de las aldeas resultó de condicionamientos diversos: término extenso, lejanía de los terrazgos, abundancia de fuentes, relieve complicado, numerosos baldíos y realengos colonizados por campesinos, minifundismo de huerta, presión señorial del siglo XV, aumento poblacional y roturaciones privadas del XVI, repoblación concejil y popular, etc.

Durante los siglos XV y XVI Fuente Obejuna fue una villa próspera y codiciada como señorío. Durante este periodo fue que aparecieron numerosas cortijadas distribuidas por el municipio.

Ya a mediados del siglo XV aparece la cortijada que hoy es conocida como El Alcornocal, recibiendo este nombre por el entorno en la que está enclavada.

No obstante, EL VASO DE ALCORNOCAL que porta una inscripción ibérica en su borde fue hallado, repleto de monedas hoy perdidas, en 1873 (CIL II, supp., 1892, 6249, 4). Procede de la aldea y se conserva actualmente en el Museo Arqueológico Nacional (Madrid). Su importancia histórica es considerable, no sólo por el hallazgo en sí, indicativo claro de la inseguridad que caracterizó a estas tierras en tiempos prerromanos, sino también por su tipología y, particularmente, por su filiación cultural. Es un cuenco de plata de perfil cónico, con el fondo apuntado y el borde ligeramente engrosado al interior. No presenta decoración, pero sí una inscripción en caracteres ibéricos bajo el borde, que ha sido transcrita como anusa aren a. 1 h. 4 ki. 4, e interpretada como una alusión a la medida o capacidad del vaso o, mucho más probablemente, al propietario del mismo a la manera griega.[1][2]


LUGAREÑOS ILUSTRES:

Cualquier lugareño de Alcornocal tiene su propia historia y es digno de mencionarse para conocimiento de los más jóvenes y recuerdo de quienes les pudieron conocer.

Valientes, luchadores, voluntariosos, eficaces, audaces, incansables... fueron todos aquellos hombres y mujeres que nacieron entre principios del siglo XX y 1940. No digamos si pertenecían a familias pobres donde, desde que se empezaba a andar, tenían que buscarse el sustento.

Bien en el campo, haciendo las labores de cada temporada, bien en el pueblo al servicio del más rico... así transcurrían los días de todos ellos, sin una queja; con alegría cuando llegaba un día de fiesta en la aldea: dejaban el cansancio atrás y pasaban horas bailando y paseando la calle "Larga" arriba y abajo. Cuando llegaban altas horas de la madrugada, no les restaba ímpetu el tener que volver al tajo.

En Alcornocal, las personas que trabajaban de sol a sol en los campos y en las sierras eran la mayoría. Pero, en la aldea, casi todas las profesiones tenían representación: barbero, carpintero, hojalatero, herrero, panadero, zapatero, tendero, posadero, albañil, electricista, corredor, maestro, alguacil, alcalde, etc.

Hablando de alcaldes, uno de los más serviciales a su pueblo fue D. Hilario Garrido Rodríguez. Lo fue durante 20 años y no se conformaba con las migajas que repartían desde el Ayuntamiento de Fuente Obejuna a sus Aldeas. Él iba más allá: cualquier cosa que veía necesaria para su pueblo él iba a pedirlo directamente a Gobernación en Córdoba. Tanto es así que, cuando se arregló una de las calles principales de El Alcornocal, vino el Gobernador Civil a inaugurarla. De él partió la iniciativa de la conducción del agua a los hogares. Hasta entonces, la gente se abastecía del agua de la Fuente y su pozo de las Bestias, y del Pilar y su pozo, que fueron iniciativa también suya. De la primera se abastecían los vecinos de la parte alta de la Aldea, y de la segunda lo hacían los vecinos de la parte baja. Trabajó por el bienestar de todos. Ayudó a muchas personas a conseguir la paga de la que disfrutaron (entonces apenas se cotizaba) y, aún hoy, quedan algunos que la disfrutan gracias a su intercesión; solucionaba conflictos entre vecinos (era una especie de mediador social como se le llama hoy)... [1] Página 64

Cultura

TRADICIONES

Las tradiciones se mezclan con las Fiestas que se celebran en la aldea y, en especial, con su gastronomía.

Oficios como los de herrero, carpintero, zapatero, latonero, panadero... han dejado de tener representación.


GASTRONOMÍA

  • Migas con torreznos, pimientos, ajos, aceitunas, chorizo.
  • Embutidos caseros.
  • Cocido con pringá y morcilla lustre.
  • Escabeches.
  • Adobos.
  • Dulces: pestiños, flores, roscos, torrijas, galletas de manteca.


PUNTOS DE INTERÉS

  • Iglesia de la Santa Cruz. Su pórtico cuenta con una espadaña de ladrillo visto reconstruida, tal y como estaba la original, tras la Guerra Civil.
  • Plaza Virgen del Carmen, con multitud de pictogramas en cerámica acerca de la flora y fauna de la zona.
  • Rincones pintorescos de la arquitectura popular: horno de uso público, fuente-abrevadero, el pilar...
  • Alojamientos rurales y un albergue de uso público en una zona de merenderos y acampada.
  • Red de caminos que comunican unas aldeas con otras, pudiendo realizarse diversas rutas por ellos. Varios arroyos y un paisaje inigualable harán de estas rutas un recuerdo imborrable. Pero el estado en que se encuentran es lamentable.


FIESTAS

  • Cabalgata de los Reyes Magos: 5 de enero
  • El Candelorio: fecha variable (sábado anterior o posterior al día 2 de febrero).
  • Matanza Popular: fecha variable (por lo general, en el mes de febrero).
  • Primer sábado de mayo: romería en honor a la Santa Cruz.
  • 13 de mayo: Celebración de Nuestra Señora la Virgen de Fátima.
  • Corpus Christi.
  • 16 de julio: Solemnidad de Nuestra Señora la Virgen del Carmen, a la cual está dedicada la feria. Si la fecha cae entre semana, la feria pasa a celebrarse en el fin de semana siguiente al día de la Virgen, pero SIEMPRE este día -16 de julio- se celebra con una solemne misa y, a continuación, la procesión con la Virgen por las calles de la Aldea.
  • Fiesta del emigrante: fecha variable (mediados de agosto).
  • Jornadas culturales: Exposiciones, juegos, tradiciones, actuaciones, bailes... en el mes de agosto.
  • 23 de diciembre: Fiesta de la bellota: en la plaza Virgen del Carmen, bellotas asadas acompañadas de anís y vino dulce al calor de la candela y ambientada con música navideña.
  • Nochevieja: fiesta-cotillón.

Localización


Referencias

  1. Museo Arqueológico Nacional, en la web Ceres.mcu.es.
  2. imagen en el Museo Arqueológico Nacional, en la web Ceres.mcu.es.

Principales editores del artículo

Hay 9 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.4/5 (10 votos)