Esteban Pastor

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Esteban Pastor López fue político del período isabelino. Gobernador Civil de Córdoba desde 1835, vivió en primera línea los sucesos de octubre de 1836, durante la toma de la ciudad por las fuerzas carlistas .[1]

El subdelegado de la provincia de Córdoba era en 1834 y en adelante Juan Antonio Delgado. En su segundo mandato, el 13 de septiembre de 1836, hace una alocución pública en la que refiere su primera etapa en la provincia y dice que se ha hecho cargo del puesto con la feria de septiembre.[2]

El cronista Francisco de Borja Pavón los recuerda así:
Pero la muerte del jefe distinguido de la caballería carlista [Villalobos], produjo en aquel momento una impresión pavorosa en sus secuaces. Algunos jefes les hacían retroceder por fuerza y a palos. Pero en Cabrera, compatricio, compañero y mozo valiente como Villalobos, exaltó el suceso a la par de la pesadumbre, la ira, y contribuyó a que los sitiados fuesen atacados con mayor celeridad y empuje. En el incendio de la posada murieron abrasados dos voluntarios de Andalucía, escapados en la retirada, en que otros quedaron prisioneros. En la suya, corrió gran peligro el jefe político don Esteban, a quien un señor Rosales, su acompañante, le libró con un disparo certero, del sablazo con que le amenazaba un faccioso. Pastor, como otros jefes civiles de aquella época, había venido a Córdoba con muchos proyectos de reformas y mejoras, y lleno de ilusiones de amor patrio. Emprendido el fuego y el ataque con vigor y tenacidad, los sitiadores rodearon al fuerte en su desmedida extensión, acometiendo por diversos puntos. A cubierto de los edificios contiguos se acercaron por el Palacio Episcopal y por el lado del Campo de los Mártires.




Predecesor:
Juan Antonio Delgado
Gobernador Civil
1835-1836
Sucesor:
'


Referencias

  1. Anuncio oficial en la Gaceta de Madrid, en la web del BOE, 26 de febrero de 1836.
  2. Alocución del Gobernador Esteban Pastor, en la web del BOE, 18 de septiembre de 1836.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)