Fernando Suárez de Tangil

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Fernando Suárez de Tangil y Angulo (Madrid, 3 de agosto de 1886 - id., 6 de septiembre de 1964), también conocido como el conde de Vallellano, fue un político , alcalde de Madrid durante la dictadura de Primo de Rivera y ministro de Obras Públicas durante la dictadura franquista.

Conde consorte de Vallellano por su matrimonio con María de la Concepción Guzmán y O'Farrill, condesa de Vallellano, también ostentó el título de marqués de Covarrubias de Leyva, rehabilitado a su favor por Alfonso XIII en 1922, otorgándole la Grandeza de España. Una de sus hijas María de Guadalupe Suárez de Tangil y Guzmán, casa con el que posteriormente será alcalde de Córdoba, Antonio Cruz Conde.

Biografía

Entró en política de la mano del maurismo. En 1920 fue elegido diputado por Madrid. Durante la dictadura de Primo de Rivera fue designado alcalde de Madrid, cargo que ocupó entre el 13 de septiembre de 1924 y el 11 de abril de 1927. Durante la dictadura mostró su apoyo a la figura del rey Alfonso XIII, del cual era amigo personal. Encabezó la candidatura monárquica en Madrid en las trascendentes elecciones municipales de abril de 1931, en la que, aunque obtuvo acta de concejal, vio como su candidatura era rotundamente derrotada por los republicano-socialistas. Cuando se proclamó la Segunda República se unió a Acción Nacional, partido del que se separó en 1933 para crear, junto a Antonio Goicoechea Renovación Española, del que fue vicepresidente, Goicoechea en la presidencia. Como figura prominente de los alfonsinos propugnó el entendimiento con los tradicionalistas, redactando el manifiesto de Alfonso XIII del 23 de enero de 1932 y significándose en las agitación política en conjunción con los tradicionalistas, por lo que fue encarcelado tres meses a comienzos de 1932.

Resultó elegido diputado en las elecciones de 1933 y 1936 por Palencia. En la legislatura 1933-1936 fue vicepresidente de las Cortes y en la de 1936 fue suplente de José Calvo Sotelo en la Comisión Permanente de las Cortes. Tras su asesinato, fue Vallellano el portavoz de los monárquicos en la sesión de la Comisión Permanente de 15 de julio de 1936, poco antes del inicio de la Guerra Civil, en la que protestó formalmente por el asesinato de Calvo Sotelo y anunció la retirada de su partido de las Cortes. Al corriente de la inminencia de la sublevación, Vallellano se trasladó a Portugal. Durante la Guerra Civil, Vallellano dirigió la Cruz Roja franquista, por nombramiento del general Franco, puesto que ocupó hasta 1940.

Entre sus actividades, a través de la mediación de quien fuera diputado a cortes Juan Mirabent, se encuentra el dragado del puerto de Isla Cristina, lo que al aumentar su calado permitió la ampliación de las actividades del puerto a caladeros africanos, dando lugar al segundo puerto sardinero de España y primer puerto comercial de pesca de Andalucía. Una calle en la ciudad le recuerda.

Durante la dictadura franquista fue nombrado consejero permanente de Estado (en enero de 1945), ministro de Obras Públicas (1951-1957) así como presidente del Consejo de Estado (1958). Elegido el 4 de noviembre de 1952 para la medalla número 32 de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas,6 pronunció su discurso de ingreso el 20 de abril de 1954.

Es como ministro de Obras Públicas donde mantiene una estrecha relación con Córdoba, como consecuencia de la alcaldía de su yerno, Antonio Cruz Conde. Fruto de la colaboración mantenida por la cual se crearon entre otras grandes infraestructuras como la avenida que en agradecimiento lleva su nombre, Avenida del Conde de Vallellano.

Fue procurador de las Cortes franquistas desde 1949 hasta su muerte.

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)