Glorieta Llanos de Pretorio

De Cordobapedia
(Redirigido desde «Llanos del Pretorio»)
Saltar a: navegación, buscar

Situación

Glorieta situada en lo que antes era el viaducto del Pretorio y que es un importante punto para la distribución del tráfico de la ciudad. Desde ella se puede acceder al norte por la avenida del Brillante, al oeste por la avenida de la Libertad, al centro por la acera de Guerrita y la plaza de Colón y al este de la ciudad por la avenida de los Piconeros. También llegan a ella las avenidas de los Molinos y de América.

LlanosPretorio01.jpg
Los sonidos del tren

Como una llamada a la melancolía, entre afanoso y lastimero, nos llegaba el ruido del tren maniobrando por los pagos del Pretorio.

Nadie sabía porqué pero en algunos días se oía más que en otros. Y no debía de ser sólo por el sentido que llevara el viento.

Cuando aclaraba, después de un chubasco, o una tormenta, se oía, especialmente, los largos pitidos de las locomotoras de vapor, su rítmico golpeo y el tránsito veloz de los vagones alejándose hacía un ignorado destino.
Había mucha dulzura en aquella música rodante y, en ocasiones, no cabía interpretarla sino como un quejido, un lamento inanimado ante la pesadumbre que regía.

Al asomarse a la calle se veía vacía, con la gente refugiada en sus casas ateridas, mientras, viniendo de la Sierra, se podía oír un largo pitido, enseguida contestado por otros más cortos y apagados, y luego el ruido de los vagones de mercancías circulando en la tarde de lluvia

En otras ocasiones lo oía desde la cama, antes de dormirme, y siempre me transmitió una extraña sensación de confort: la de dormir calentito y refugiado entre sábanas con olor a membrillo frente a aquellos desconocidos viajeros que viajaban, en la distancia, hacia destinos de invierno

Aquella música de las nubes, galopante entre pinos y naranjos, acompañó miedos y amores, partidas y llegadas, bautizos y entierros, hasta que un día toda la noche fue un ruido y las locomotoras eléctricas ocuparon todas las estaciones y, tras el viaducto del Pretorio sólo nos quedó el recuerdo de su triste, dulce, vehemencia.
Libro 5 Lucas León Simón



Localización en el plano

Principales editores del artículo

Hay 3 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

2.4/5 (5 votos)