Monumento a Los Amantes

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Monumento a los Amantes

El Monumento a los manates fue inaugurado en 1971 en memoria del poeta Ibn Zaydun y la poetisa y princesa Wallada en el Campo Santo de los Mártires, formado por cuatro columnas sin basa, tejadillo y un pedestal con dos manos. Muchos cordobeses conocen el monumento, aunque no tantos el nombre de los poetas, cuyos versos aparecen encastellano y árabe en el mismo. Él se llamaba Ibn Zaydun y ella Wallada. Vivieron, aproximadamente, en la misma época de los Infantes de Lara, pero son conocidos principalmente por su poesía amorosa.

La poesía, en esta época, estaba escrita en árabe clásico y mantenía temas primitivos. Pero en España, concretamente en el área de Córdoba, tuvo lugar una innovación poética. Aquí surgieron dos formas métricas nuevas que, aunque estén relacionadas, son distintas: el zéjel y la moaxaja. Las moaxajas más antiguas que se conservan son del siglo XI y los tratadistas árabes nos dicen que fueron inventadas en el 900 por un poeta de Cabra, que algunos identifican con Muqqadam, el Viejo.

Murió en Sevilla exiliado a causa de sus pasiones, enamorado de la princesa y poetisa Wallada, arrastró su amor apasionado por los jardines de Córdoba, que se llenaron de sus besos y sus poemas. Cuando Wallada lo abandonó, eligiendo en su lugar a otro, Zaydun, desesperado, le escribió una carta al preferido como si se la escribiera a la princesa. Wallada, indignada, insultó al poeta, lo llamó degenerado, adúltero, ladrón… Ibn Zaydun no tuvo más remedio que irse de Córdoba.

Como recuerdo de este amor perdido, se pueden leer en el mármol del monumento unos versos del más acendrado romanticismo:

¡Ay, qué cerca estuvimos y hoy qué lejos!

Nos separó la suerte, y no hay rocío

que humedezca, resecas de deseo,

mis ardientes entrañas; pero en cambio,

de llanto mis pupilas se saturan.

Ibn Zaydun

Tengo celos de mis ojos, de mí toda,

de ti mismo, de tu tiempo y tu lugar,

Aún grabado tú en mis pupilas,

Mis celos nunca cesarán…

Wallada


Curiosidades

Las dos manos de la escultura parecen ser ambas masculinas. Según Francisco Solano Márquez, en Guía Secreta de Córdoba (página 180) por esta razón se le conoce como 'monumento a los homosexuales'.


Localización

{{{descripción}}}

Principales editores del artículo

Hay 3 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.44/5

2.4/5 (9 votos)