Poljé de la Nava

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

En el ascenso hacia el Picacho de la Ermita de Cabra, justo al terminar el Lapiaz de Los Lanchares, antes de trazar una curva cerrada a izquierdas, realice una parada porque es un punto ideal para observar la panorámica de otra de las joyas de las Sierras Subbéticas: El poljé de la Nava.

Desde el frente de cabalgamiento en que se encuentra, entre montañas, se extiende ante usted una extensa llanura de más de cuatro kilómetros cuadrados, formada por la disolución y desmantelamiento de la caliza.

Si tiene un momento, continuado el ascenso hacia la Ermita de Cabra, a tan solo 100 metros de este punto a la derecha, tiene un inicio un sendero señalizado que atraviesa ese bello lugar.

Este poljé de suelos arcillosos se encharca cuando las lluvias son abundantes, formando una auténtica laguna que drena hacia el norte, formando el río Bailón. Sin duda, de trata de un paraje único, bellísimo, idílico, en el que descubrirá árboles muy ancianos tales como quejigos, olmos, majuelos, narcisos endémicos, y un aprovechamiento ganadero de ovejas, cabras y caballos, muy tradicional.

Nos encontramos en pleno corazón del Geoparque de las Sierras Subbéticas. Disfrutando del contraste cromático que ofrecen el gris claro de las calizas, la gama de verdes, rojos y amarillos de la vegetación, el blanco de las antiguas construcciones tradicionales y el azul del cielo. Sin duda es uno de los puntos más emblemáticos del Karst Subbético Andaluz.


Accesibilidad

Desde la carretera autonómica A-339, En el tramo que une Cabra y Priego de Córdoba, en el paraje conocido como “Venta de los Pelaos” encontrará el inicio del ascenso hacia el Picacho de la Ermita (CO-6212). Tras observar la panorámica en el punto indicado, le recomendamos que aparque su vehiculo en una explanada al inicio del sendero, y disfrute de este bello paraje.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente1.50/5

1.5/5 (6 votos)