Priego de Córdoba

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
[[Imagen: |110px]] [[Imagen: |110px]]
Bandera de Priego de Córdoba Escudo de Priego de Córdoba
Término municipal
Municipio de Priego de Córdoba
Código postal 14800
Coordenadas
 - Latitud:
 - Longitud:

37°26' N
04º12' 0
Superficie 287 km²
Altitud 652 m
Población (2017) 22.697 hab.
Gentilicio Prieguense
Ríos Río Salado y Río Genilla
Alcalde Encarnación Ortiz Sánchez (PSOE)
Comarca Subbética
Partido Judicial Priego de Córdoba
Pirámide de población
Grupos quinquenales.
Cohortes plantilla h.png Cohortes plantilla m.png
Fuente INE, censo 2001.


Vista aérea de Priego de Córdoba

Priego de Córdoba es un pueblo de la comarca de la Subbética, situado al sur de la provincia de Córdoba.

Geografía

Ubicacion

Vías de acceso

Por las N-321, A-333, A-339 y CO-230.

Clima

Espacios naturales

Flora y fauna

Historia

Población

Pedanías

Pedanías de Priego de Córdoba
Las Angosturas Azores Campo Nubes
El Castellar Castil de Campos La Concepción
Los Chirimeros El Esparragal Genilla
Las Higueras Jaula Las Lagunillas
El Cañuelo Las Navas La Poyata
Navasequilla Las Paradejas El Poleo
Los Prados El Salado El Solvito
El Tarajal La Vega Los Villares
Zagrilla Alta Zagrilla Baja Zamoranos

Datos poblacionales

Medios de comunicación

Publicaciones

Economía

Cultura

Edificios y monumentos

Arquitectura civil

  • Castillo. (Bien de Interés Cultural, año 1943)

Declarado Monumento Nacional, es una fortificación urbana que ha ido configurándose a lo largo de toda la Edad Media, desde el siglo IX hasta el XV, con algunos añadidos y modificaciones posteriores de las épocas Moderna y Contemporánea. En sus orígenes (siglos IX-X) fue alcazaba del Priego Islámico (Madinat Baguh), cuyos restos han sido documentados gracias a las excavaciones arqueológicas realizadas.
Tras las conquistas cristinas de Fernando III (1225) y Alfonso XI (1341), el castillo fue remodelado sustancialmente, de manera que podemos decir que el castillo que actualmente vemos corresponde a estos momentos. Así, la Orden de Calatrava construye la soberbia torre del Homenaje, mientras que los Fernández de Córdoba dan el aspecto que presentan hoy la mayor parte de las torres y murallas.

Es el elemento urbano que mejor define la disposición de la ciudad en su paisaje inmediato. Entendido como muralla histórica de la población, consta de dos elementos claramente diferenciados: el cortado geológico de travertino y el recrecido murado, con fábrica de mampostería o sillarejo en la mayor parte de su alzado. Se yuxtaponen paramentos medievales (tanto islámicos como cristianos) con otros modernos (siglos XVI-XVIII) y contemporáneos (siglos XIX-XX), entre los que destacan los dos torreones medievales acondicionados como miradores.

Antiguo matadero y mercado de carne, fue construido por el Concejo de la Villa de Priego de Córdoba entre 1576 y 1579, siendo una obra municipal y sin vinculación alguna con la monarquía. Arquitectura de diseño sencillo, muy del gusto del Renacimiento, al que pertenece en estilo, con una planta principal cuadrada formada por un patio columnado, rematado en las esquinas por cuatro torres abiertas por su base. Dos de ellas presentan dos canes, bajo el alero del tejado, a modo de fantásticas cabezas decorativas.
Cuenta con una planta inferior o semisótano abovedado, con obra de ladrillo, donde se instaló el matadero y el lugar de despiece del ganado sacrificado, planta a la que se accede por unas magníficas escaleras de caracol sin pilar central, diseñadas así para facilitar el trasiego de carnes y matarifes. El proyecto se atribuye a Francisco del Castillo, afamado arquitecto de formación italiana, participando como aparejador Juan de la Monja. El mayor mérito artístico de las Carnicerías se sitúa, no obstante, en su portada, con acceso enmarcado por dos poderosas pilastras almohadilladas y fajadas, entablamento roto, inscripción fundacional y frontón triangular en curvado, rematado por pináculos y escudo, todo ello de influencia italiana, manierista, del diseño de la obra.

Arquitectura religiosa

Comenzada la iglesia a principios del siglo XVI, junto al Castillo y el barrio de la Villa, se concibió como un espacio gótico-mudéjar de tres naves, con arcos apuntados sobre pilares octagonales, terminados por una cubierta mudéjar con decoración que aún se conserva sobre la bóveda barroca del siglo XVIII. En la capilla mayor existe una bóveda de medio cañón con casetones de estilo renacentista. De esta misma época es la puerta de la plaza Santa Ana, pudiéndose considerar plateresca, atribuida a Martín de Bolívar. Del año 1575 es la reja de la puerta principal y del año 1541 la torre. El aspecto actual del templo se debió a la importante reforma del artista Jerónimo Sánchez de Rueda. De autor desconocido, el Retablo fue construido en el año 1567.

El Sagrario, una de las obras maestras del barroco español, fue realizado por Francisco Javier Pedrajas, entre 1772 y 1784, y es Monumento Nacional desde 1932. Su planta consiste en un octógono rodeado de paso inferior y tribuna que es rematada con una impresionante cúpula gallonada que está perforada en su base por ocho amplios ventanales de los que desciende la luz a todo el conjunto, al que se antepone un recinto menor cuadrado. Esta magnífica arquitectura se recubre con una profusa decoración de molduras y yeserías de inspiración rococó. En el centro se alza un tabernáculo de 1921, del escultor Manuel Garnelo.

Esta iglesia se construye sobre una antigua ermita bajo la advocación de San José, en el siglo XVIII, por Remigio del Mármol, autor de la Fuente del Rey. Se siguen las trazas de Hurtado Izquierdo en la iglesia de San Juan de Dios: nave única y cúpula gallonada. Del interior, destaca el retablo mayor atribuido a Juan de Dios Santaella, y la Sacristía, de planta rectangular con columnas corintias y cornisa de gran dinamismo. La ornamentación se realiza dentro de la tendencia barroca, aunque la quietud de la composición y el clasicismo de los elementos evidencian ya el inicio del neoclasicismo. La fachada es plenamente neoclásica, con un primer cuerpo dórico con dobles columnas con fuste acanalado y un arco de entrada; sobre éste apoya un segundo cuerpo con columnas jónicas entre las que se ubica el relieve de la Virgen del Carmen, manierista. Una cornisa sirve de base a la torre, con cariótides jónicas en la base y cúpula con la estatua de San Elías.

Iglesia construida en 1780, atribuyéndose su autoría a Francisco Javier Pedrajas, por los paralelismos estilísticos y formales de la construcción con el Sagrario de la Iglesia de la Asunción. Con planta de cruz latina, el crucero se cubre con armadura y la nave central con dos tramos de bóveda de arista y cúpula central gallonada sobre pechinas. La decoración del conjunto es con yeserías rococó en blanco, aplicándose dorados en puntos concretos del paramento. La existencia de sectores sin ornamentar y la potencia de elementos como la cúpula, determina que en el conjunto predomine lo arquitectónico sobre lo decorativo. Destaca la cornisa movida sobre el muro, decorada con ángeles y arcángeles y que se deposita en pilastras con capitel de yeserías. La fachada se construye en el siglo XIX y responde a trazas neoclásicas.

Iglesia fundada en 1773 con el fin de albergar la imagen de la Virgen de las Angustias que se veneraba en otra ermita. Se ha venido atribuyendo a Juan de Dios Santaella, al presentar soluciones que este mismo autor emplea en otros monumentos de Priego. Del exterior de la iglesia destaca la volumetría de su cúpula y su fachada barroca, de mármoles policromos y concebida como si de un retablo se tratase, con dos cuerpos: el inferior con estípites apilastrados y cornisa movida, y el superior con una hornacina con la escultura de la Virgen de las Angustias. Interiormente el templo cuenta con una nave única cubierta con bóveda de arista con lunetos y cúpula gallonada en la cabecera. Destaca la decoración de yeserías policromadas con motivos de rocalla de las zonas altas, así como los lienzos de las pechinas.

El convento de San Francisco se funda a principios del XVI, a instancias del marqués de Priego de Córdoba, bajo la advocación de San Esteban; los franciscanos acometen poco después la construcción de la iglesia, finalizando las obras a mediados de siglo. En el siglo XVIII, el templo sufre una profunda transformación, conservándose tan sólo la planta de salón y unas bóvedas góticas con decoración renacentista junto a la Sacristía. El autor de esta reforma fue Jerónimo Sánchez de Rueda y, posteriormente, Santaella.

El hospital de San Juan de Dios se funda en 1637, bajo la advocación de San Onofre. La primitiva iglesia se sustituye por otra de nueva planta que responde a dos fases constructivas; la primera, a finales del siglo XVII, y una segunda, a principios del siglo XVIII. Posee nave única articulada con pilastras sobre las que corre una cornisa movida e intenta crear un crucero mediante la inserción de una cúpula de media naranja con franjas radiales que anticipan las cúpulas gallonadas.
El retablo es obra de Francisco José Guerrero y se ejecuta en 1768. La fachada, inacabada, data de finales del siglo XVIII, al igual que la espadaña.

La iglesia se erige sobre la antigua ermita de San Pedro, finalizando las obras en 1690. Se construye junto a ésta el convento de los alcantarinos, en el solar que actualmente ocupa el mercado de Abastos. Posee planta de cruz latina, con capillas laterales y cubierta de bóveda de medio cañón con lunetos. El crucero se cubre con cúpula de media naranja sobre pechinas.
En su interior se encuentra la primera decoración de yeserías con motivos de hojarasca del barroco prieguense. En el siglo XVIII se realizan una serie de reformas que le confieren el aspecto barroco actual y es en este momento cuando se añaden los escudos y las decoraciones de las claves de los arcos.
También se construye el camarín, que alberga una bella imagen de la Inmaculada de José de Mora, que destaca por su rica policromía.

Tiene su origen en la ermita de San Nicasio, del siglo XV, construida sobre una vieja mezquita tras la reconquista cristiana. Sufre sucesivas transformaciones para dar respuesta a las necesidades de la hermandad del Rosario, allí ubicada. A mediados del siglo XVIII, es reformada integralmente por Juan de Dios Santaella; fue demolida la ermita anterior y se construyó un nuevo edificio más amplio y concebido bajo las directrices del barroco. Posee una nave única con cúpula de media naranja, profusa decoración que se concentra en la parte superior, arrancando de las dinámicas cornisas que recorren el muro perimetral y concluyendo en las cubiertas, donde se acumula a modo de follaje y figuras encuadradas por el retablo mayor, de principios del siglo XVIII, obra de Jerónimo Sánchez de Rueda.

Pertenece a la arquitectura religiosa popular. Con su portada del siglo XVII, fue reedificada en el siglo XVIII. En su interior está el Camarín y, en éste, la Virgen de Belén con el Niño y San José. Pueden contemplarse varios lienzos interesantes, fechados en los siglos XVII y XVIII.

Ruta del Barroco

Comencemos nuestro paseo por la ciudad. Partimos de la Plaza de la Constitución, llamada popularmente "El Paseíllo". La preside el edificio del Ayuntamiento, construido en 1952. En un lateral, encontramos el hospital e iglesia de San Juan de Dios, que data de 1717. La cúpula de la iglesia de tipo gallonada es prototipo de la arquitectura barroca prieguense. Hacia arriba, por la Carrera de las Monjas, dejamos atrás el Centro Cultural Adolfo Lozano Sidro, en el que se encuentra el Museo Histórico Municipal, para llegar a la iglesia de las Mercedes, que fue reformada en 1780 por Francisco Javier Pedrajas. El Camarín de la Virgen es obra de Juan de Dios Santaella. La fachada, de traza neoclásica, fue diseñada por Nicolás Duroni. Es Monumento Nacional.

Desde la iglesia de las Mercedes continuamos hacia la plaza Palenque, desde ésta, hacia la izquierda, por la calle Obispo Pérez Muñoz, desembocamos en una de las entradas laterales al recinto de la Fuente del Rey y de la Salud. Cuenta la tradición, que en el lugar donde mana el manantial de la Fuente de la Salud, Alfonso XI plantó su campamento. La fuente, construida por Francisco del Castillo, data del siglo XVI y está compuesta por un amplio frontispicio de estilo manierista. La Fuente del Rey, tras sucesivas transformaciones desde el siglo XVI, fue terminada de construir a principios del XIX. Sus grupos escultóricos, diseñados y labrados por Remigio del Mármol, van distribuidos en tres estanques con desnivel de agua escalonado. En el primer estanque, aparece un león, obra temprana del escultor neoclásico Álvarez Cubero. Tiene 139 caños, algunos de ellos enmarcados por una cadena de mascarones de rostros fantasmagóricos.

Desde la Fuente del Rey, por la calle Río, nos encaminamos hacia la iglesia del Carmen, obra de transición del barroco al neoclásico declarada Monumento Nacional. Fue reedificada al barroco en el siglo XVIII por Remigio del Mármol. Siguiendo adelante

encontramos en su número 33 la Casa natal de D. Niceto Alcalá Zamora. Proseguimos hasta la Iglesia de las Angustias, de estilo rococó. Es una construcción de 1772, en la que destaca su grupo escultórico titular y dos magníficas figuras de la Virgen y San José con el niño en brazos, obras de José Risueño.

Muy cerca, llegamos hasta la plaza de Andalucía, confluencia de calles en donde cogeremos por la calle Solana, la bocacalle situada más a la izquierda según el sentido de la marcha, hasta la iglesia de San Pedro situada en la plaza del mismo nombre. Se trata de un templo barroco, concluido en 1690. Los retablos principales son de los Hermanos Sánchez de Rueda que también realizaron las yeserías junto a Juan de Dios Santaella. Son de admirar la bellísima Inmaculada de José de Mora, la Virgen de la Soledad y la del Cristo Yacente atribuida a Pablo de Rojas. Desde aquí, hacia la derecha encontramos las Carnicerías Reales, antiguo matadero y mercado, del siglo XVI. Hacia arriba por la calle Dr. Pedrajas llegamos la plaza del Llano. En ésta, paseamos delante del Castillo de los siglos XIII-XIV hasta la iglesia de la Asunción, templo perteneciente al gótico tardío del siglo XVI, remodelado en estilo barroco en el XVIII por Jerónimo Sánchez de Rueda. Destaca el Retablo Mayor del renacimiento tardío y sobre todo el Sagrario, una de las obras maestras del barroco andaluz, realizado por Francisco Javier Pedrajas, que fue declarado Monumento Nacional en 1932. En este templo existe un museo con numerosas piezas de arte.

Saliendo por la puerta de la iglesia que desemboca en la plaza de Santa Ana, entramos en las laberínticas calles del Barrio de la Villa, declarado en su conjunto Monumento Histórico Artístico en 1972. Como su nombre nos descubre es el núcleo originario del Priego actual. Su trazado es claramente de inspiración medieval. Entramos por la calle Real, giramos a la izquierda hasta llegar a la Plaza de San Antonio, para proseguir por la calle Jazmines hacia el Bajondillo y salir al Adarve, balcón abierto al paisaje andaluz que abraza y circunda el barrio de la Villa. En su recorrido tres fuentes emanan continuamente saciando la sed del caminante. Siguiendo su trazado, hacia la derecha, desembocamos en el Paseo de Colombia, un lugar de relajación y descanso en el que destaca La Pérgola, realizada en homenaje a los creadores de nuestro patrimonio artístico. Saliendo de éste a la Carrera de Álvarez, nos encaminamos a la ermita de la Aurora, reconstruida sobre una antigua mezquita tiene su origen el siglo XVI. Remodelada al barroco en el XVIII por Juan de Dios Santaella, en su interior resulta difícil encontrar un espacio libre debido a su profusa decoración. En ella tienen su sede los Hermanos de la Aurora, cuya tradición de entonar cantos a la Virgen por las calles de la ciudad todos los sábados por la noche se remonta a cuatrocientos años atrás. Partiendo de la anterior cruzamos hacia la calle San Francisco hasta el Compás en donde se encuentra la iglesia de San Francisco, cuya construcción data de 1515. Es un templo gótico renacentista, remodelado en el siglo XVIII en estilo barroco. destaca la capilla de Jesús de Nazareno, realizada por Jerónimo Sánchez de Rueda y Juan de Dios Santaella. La imagen se atribuye a Pablo de Rojas en 1592. De especial belleza es la imagen de Jesús en la Columna, del círculo de Alonso de Mena.

Tradiciones

Hermanos de la Aurora

Todos los sábados, a partir de las 12 de la noche hay una cita obligada en la puerta de la iglesia de la Aurora. Desde hace 400 años, esta Hermandad, al salir de iglesia, recorre las calles de Priego de Córdoba, cantando las típicas canciones, acompañada de todos aquellos que siguen su recorrido. Precisamente como reconocimiento a esa peculiar tradición, se otorgó a la Hermandad de la Aurora la Medalla de Plata de la Ciudad.

Fiestas

Semana Santa

Nazareno de Priego de Córdoba

Domingos de Mayo

Tradicionalmente, se ha admitido que las fiestas de Mayo tenían su origen en un “voto” que hizo el pueblo, consistente en celebrar a perpetuidad solemnes cultos para librarse, por la intercesión divina, del entonces trágico contagio de la peste. Esa creencia se generalizó tanto que, en un coleccionable distribuido hace unos años por un periódico de máxima difusión, se incluía esta única referencia a las fiestas de Priego: “Los domingos de Mayo se celebran fiestas con orquestas por las calles para conmemorar que Priego se salvó de una peste: está todo el día el turutu formado, comenta un paisano”. La superficialidad casi grotesca del párrafo refleja fielmente, sin embargo, la constante referencia a las epidemias del siglo XVI como explicación de este alarde festivo-religioso. Repasando la bibliografía local, podrían citarse multitud de textos que durante los últimos cien años reafirman esa creencia. No obstante, la documentación histórica conservada apunta a que el motivo real es la plegaria para obtener un buen año de cosechas.

En estas fiestas, las imágenes titulares de las cofradías, durante cada domingo de Mayo, son expuestas en magníficos retablos que lucen ornamentaciones florales, luces, telas, velas, así como los más bellos candelabros y jarrones, llegando a conseguir cada Hermandad, en su afán de superación, año tras año, verdaderas obras de arte.
En los cultos religiosos destacan los acompañamientos musicales de coros y orquestas y las interpretaciones de “Arias” y “Plegarias” por destacados tenores y barítonos, expresamente contratados para ello.
Para solemnizar aún más la procesión, se lanzan miles de cohetes, se queman fuegos artificiales y se traen bandas de música, civiles o militares que, a veces, realizan vistosos desfiles al son de la música marcial.
El primer domingo procesiona la Hermandad Virgen de la Caridad, que hará su recorrido por el histórico Barrio de la Villa, bellamente engalanado; el segundo, Nuestra Señora del Buen Suceso; el tercero, la Virgen de la Soledad; el cuarto, Jesús en la Columna y el quinto, Jesús Nazareno.

Corpus Christi

Hablar de la fiesta del Corpus no sería posible sin hacerlo a la vez del barrio de la Villa, de sus paredes blancas de cal, que se dejan ver entre las macetas de geráneos. Las sombras y luces forman mil dibujos en el laberinto de su trazado. Olores a gayomba y perfumes a albahaca. Plazas, rincones y cruces. Las vecinas que miman las flores, guardan y cuidan con esmero el barrio, que ese día recibe, engalanado más que nunca, a la Custodia. Atrás, mientras repican las campanas, la procesión rompe a su paso alfombras multicolores por diversas calles de Priego.

Romería Virgen de la Cabeza

Celebrada en el mes de junio, la imagen de la Virgen de la Cabeza es trasladada por una carreta de yunta de bueyes hasta la ermita en la Sierra Los Judíos. Acompañada por todos los romeros, allí se celebra una misa, pasando el sábado en plena convivencia familiar y amistosa para regresar por la tarde del domingo a Priego, acompañada por la comitiva.

Romería del Rocío

También desde 1993 la Hermandad del Rocío de Priego viene haciendo el camino, saliendo de la parroquia de la Asunción, sede canónica de la misma, que, tras la misa, sale por diversas calles de Priego. Devotos y romeros, flautas y tamboriles acompañan a l Simpecado en su carreta tirada por bueyes.

Procesiones infantiles

No hay duda de que Priego de Córdoba es un pueblo arraigado al entorno cofrade y religioso. Desde temprana edad, los niños de esta localidad han mostrado, a lo largo de varias generaciones, una especial curiosidad y, desde siempre, han tratado de imitar a los mayores. Prueba de ello es que, pasados los meses de abril y mayo, de máxima expresión cofrade en Priego de Córdoba, los niños reviven lo que han visto y nos ofrecen, a su manera, una versión sensible y encantadora sobre el mundo de la procesión, haciéndonos acariciar la esperanza de una larga continuidad para nuestras tradiciones.

Feria Real

Sacada del casco de la ciudad, la Feria Real se sigue celebrando del 1 al 5 de septiembre, desde el año 1993, en su actual y moderno recinto del Parque Niceto Alcalá Zamora, llegándose a considerar como la gran feria del sur cordobés. Tradicionalmente, el día 3 se constituye como el día mayor, desplazándose todos los vecinos de los cortijos y aldeas cercanas.

Suele haber importantes acontecimientos taurinos que junto a los numerosísimos comerciantes ambulantes que viajan a nuestra ciudad, la feria del ganado y la moderna feria agrícola hacen de la de Priego de Córdoba una feria plural, colorista e intensa, no faltan espectáculos musicales, casetas y atracciones. La gran traca de fuegos artificiales pondrá el día 5 el broche final.

La Candelaria

La noche del día 2 de febrero, en honor a la Virgen de la Candelaria, Priego siempre ha tenido la costumbre de hacer candelas. Esta fiesta se está manteniendo y promocionando gracias a diferentes cofradías y asociaciones que con bastante acierto las vienen organizando.

Durante la mañana de este día, en todas las casas no falta la típica rosca de pan que previamente se lleva a la iglesia para ser bendecida. Tras ese rito son llevadas a la casa o a la candelaria de la noche para ser comida untada en aceite de la tierra con aceitunas machacadas y bacalao, al son de cantos y rincoros, hoy ya prácticamente desaparecidos.

Relación de fiestas y verbenas de Priego y aldeas

Por si fuera poco el calendario de fiestas de tipo religioso que ofrece el abanico de Priego de Córdoba, a éstas se une un gran número de verbenas y celebraciones populares que en los últimos años han proliferado, siendo difícil encontrar en el almanaque de Priego algún hueco libre donde no haya que festejar algo. Exposiciones, veladas, conciertos, etc... llenan un espacio lúdico para los que deseen huir de la monotonía.

Gastronomía

Nuestro aceite

Las principales variedades de aceituna son: Picuda, Hojiblanca y Picual. La producción media anual asciende a unos 80.000.000 kilos de aceituna, de los cuales se obtienen aproximadamente unos 17.000.000 de kilos de aceite. Una vez obtenido el aceite, es sometido a un análisis químico y sensorial, que determinará la aptitud para ser certificado. El porcentaje de aceite certificado, que suele estar en el 15% del total de la producción, nos da una idea de la rigurosidad de las pruebas realizadas.
Hoy en día, gracias al posicionamiento de la Denominación de Origen “Priego de Córdoba”, los aceites amparados cuentan en su haber con más de 140 premios desde comienzos de 1995, siendo, en la actualidad, la Denominación de Origen más premiada a nivel nacional e internacional. Este zumo de aceituna de frutado sublime e intenso, se presenta en nariz con matices herbáceos, recordándonos igualmente tonos frutales, tales como la manzana y, en menor medida, reminiscencias a hortalizas como el tomate. En su entrada en boca, nos sorprende con un sabor dulce, que poco a poco va dando paso a un amargo muy leve y a su vez agradable, que nos da idea de los matices verdes que posee, para finalizar con un ligero y apenas perceptible picor en la parte posterior de la boca. Es, en este momento, cuando nuevamente se potencian los aromas, surgiendo con más fuerza los matices amanzanados, la sensación de fruta en su momento óptimo.

En definitiva, nos encontramos ante un aceite de oliva virgen extra excepcional en todo su conjunto, con un equilibrio y armonía casi perfectos, que sirve para potenciar aquellos platos en los que está presente, siendo ideal su uso en ensaladas y gazpachos y dando una personalidad y unas características especiales a pescados y escabeches.

C.R.D.O.P. Priego de Córdoba

La Denominación de Origen “Priego de Córdoba” se encuentra situada en el sudeste de la provincia de Córdoba, en pleno corazón del PARQUE NATURAL DE LAS SIERRAS SUBBÉTICAS, siendo limítrofe con las provincias de Jaén y Granada. Es la zona más abrupta y de máxima altitud de toda la provincia, asentándose la mayor parte del olivar en cotas superiores a 700 metros, llegando incluso en algunos casos a los 1.000 metros. Esto ha llegado al reconocimiento como zona de montaña del 80% del olivar de nuestra comarca. Un peculiar microclima, caracterizado por una pluviosidad adecuada y unas grandes oscilaciones térmicas, junto con una accidentada y montañosa orografía, y la experiencia durante siglos de nuestros agricultores, han llevado al desarrollo de un olivar característico de esta zona, el “Olivar Picudo”, muy resistente en árbol y fruto a los daños por heladas y muy adaptado al carácter calizo de los terrenos. Probablemente la adaptación de esta variedad a las peculiaridades de la comarca no ha hecho necesaria la regeneración de la misma por daños de heladas, lo que ha permitido que en la actualidad contemos con un olivar de carácter centenario. La zona protegida por la Denominación de Origen “Priego de Córdoba” se extiende sobre una superficie de más de 29.600 hectáreas de olivar distribuidas en cuatro municipios: Almedinilla, Carcabuey, Fuente Tójar y Priego de Córdoba.

Turismo

Puntos de interés

En 1972 se declara La Villa como Conjunto Histórico de la ciudad. De inspiración claramente medieval y musulmana, es hermano de los barrios andaluces más típicos, como el Albaicín de Granada o la Judería de Córdoba...
Sus calles, estrechas y de trazado sinuoso, ofrecen un recorrido laberíntico, de sobra compensado por la armonía y belleza de sus casas y el resplandor unísono de la cal.
La vivienda tradicional de La Villa tiene un marcado carácter rural, con fachadas encaladas y cierta arbitrariedad en la altura. Suelen contar con una planta superior para almacenaje, llamada sobrado, y que se caracteriza por contar con ventanas de menor tamaño.
Algún poeta la definió como la novia de Priego. Paseando por sus calles, parece que nos encontramos con nuestro pasado.

Afortunada simbiosis entre el agua y la mitología, es el monumento más mimado por el prieguense. Tras sucesivas transformaciones desde el siglo XVI, fue terminada de construir en 1803. Diseñados y labrados los grupos escultóricos por Remigio del Mármol, éstos se dispusieron en tres estanques con el nivel del agua escalonado. Ciento treinta y nueve caños rinden homenaje a la figura central del monumento, el Rey Neptuno, que cabalga sobre las aguas acompañado por Anfítrite, en un carro arrastrado por dos caballos marinos. En el primer estanque, un león, obra del escultor Álvarez Cubero, arranca la vida a una serpiente que deja escapar de entre sus fauces una columna de agua. Contemplando la escena, una cadena de mascarones de rostros fantasmagóricos acompañan a la serpiente.

Desde el siglo XVI, se realizan obras constantes en este espacio con objeto de sanear y embellecer este paraje extramuros, donde nace el manantial que abastece de agua a la población. En 1585, se levanta un frontispicio sobre dicho manantial; la autoría del proyecto se viene atribuyendo a Francisco del Castillo, quien también realiza la Chancillería de Granada. El conjunto posee una clara influencia del manierismo italiano, combinando agua y naturaleza, con escultura. Toda la superficie presenta un almohadillado de mármoles policromos; en el centro se encuentra el templete con la Virgen de la Cabeza. Sobre las rocas del manantial se desarrolla un programa decorativo de bajorrelieves que combina un programa mitológico – Neptuno, Anfítrite y la Medusa – y otro religioso – pastor con ovejas.

El Museo Adolfo Lozano Sidro fue inaugurado en 1999 y ocupa las plantas primera y segunda de la antigua casa familiar de los Calvo Lozano, que fue donada al Ayuntamiento de Priego de Córdoba en 1985. Presenta más de 70 obras originales del pintor y una amplia colección de dibujos y bocetos. En la primera planta, además de una selección de retratos y obras de temática orientalista y religiosa, puede verse una serie de ilustraciones y un buen número de obras en las que representa escenas y tipos populares de la Andalucía del primer tercio del siglo XX. En la segunda planta se muestra el apartamento que ocupaba el pintor durante sus estancias en Priego, destacando su estudio, en el que se conservan sus útiles de pintor, así como bocetos, recuerdos y obras sin terminar del artista fallecido en 1935.

La Casa Museo se encuentra en el nº 9 de la calle Arco de Castil de Campos (Entidad Local Autónoma de Priego de Córdoba). Alberga una exposición permanente de carácter etnográfico y es propiedad de la asociación cultural “Amigos de la Casa Museo de Artes y Costumbres Populares de Castil de Campos. Se trata de una pequeña vivienda perteneciente a la arquitectura popular campeña, que se ha restaurado para recrear el ambiente de Castil de Campos a finales del siglo XIX y hasta mediados del XX. Su espacio se articula en dos plantas.

Museo ubicado en la casa natal del Presidente de la II República española D. Niceto Alcalá-Zamora y Torres, bella casa señorial del siglo XIX, situada en la calle Río. Los orígenes del Museo se remontan a 1986, cuando las hijas de D. Niceto, donan al pueblo de Priego la casa natal de su padre. En agosto de 1987 el Ayuntamiento abrió por primera vez la casa al público, organizando, conjuntamente con la Excma. Diputación Provincial, una exposición y catálogo biográfico de D. Niceto. A la vez, se coloca, en el jardín de la casa, un busto realizado por la escultora Aurora Cañero. En 1998 el museo cerró sus puertas para acometer labores de mejora y acondicionamiento de sus instalaciones, volviendo a abrir sus puertas en 1999, con motivo del Cincuentenario de la muerte del político.

Este Museo, creado en 1983, se centra en la arqueología de la comarca de Priego, desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad Media, aunque cuenta con fondos posteriores. La exposición se apoya en un discurso museográfico didáctico donde no faltan panales informativos, maquetas y recreaciones. A destacar, entre las colecciones, la cultura material perteneciente al Neolítico y Edad del Bronce, los ajuares funerarios ibéricos de armamento, la epigrafía latina y los materiales medievales, señalando entre estos últimos los procedentes de las numerosas excavaciones arqueológicas realizadas en Madinat Baguh (Priego de Córdoba). El museo edita la revista especializada Antiqvitas y cuenta con laboratorio de conservación, biblioteca, administración, etc., siendo la sede, a su vez, del Servicio Municipal de Arqueología. Está pendiente su traslado a una sede definitiva, donde se habilitará también una sección también de Etnografía.

El Museo de la Almendra, se encuentra ubicado en la Aldea Prieguense de Zamoranos en un moderno edificio único en la zona. El Museo es una iniciativa de la empresa familiar Almendras Morales. La familia Morales lleva desde 1910 comercializando algunas de las más de cien variedades de almendras que hay en España. Este Museo es un tributo a toda una saga familiar y, además, queremos que sea un espacio para la divulgación y mayor conocimiento popular de la almendra, de su historia, su cultivo y sus extraordinarias propiedades. El Museo cuenta con una sala principal en la que se exhibe una fabulosa colección de maquinaria antigua, aún en perfecto funcionamiento, relacionada con el procesamiento de la almendra. El visitante podrá, además, conocer las principales variedades de almendras españolas, sus valiosas cualidades y sus distintas aplicaciones. También dispone de una sala audiovisual, un mirador con bellas vistas a Zamoranos y una gran selección de frutos secos y otros productos de la tierra como el aceite de oliva y vinos. El Museo de la Almendra es, en suma, un espacio para conocer y apreciar este pequeño pero poderoso fruto seco: un alimento fuertemente ligado a la cultura mediterránea y a su gastronomía, historia, medicina, tradiciones y simbología, en el que el visitante hará un recorrido histórico muy ameno en el que descubrirá más de una sorpresa en torno a este fruto seco.

Parte del término municipal de Priego de Córdoba fue declarado por la Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Medio Ambiente, Parque Natural de las Sierras Subbéticas de Córdoba. Este espacio Natural Protegido está situado en el S.E. de la provincia de Córdoba, comprendiendo las sierras de Cabra, Rute y de la Horconera, en Priego, de gran riqueza ecológica y paisajística. El Parque cuenta con una superficie de 31.568 Ha., distribuidas de forma irregular entre ocho municipios: Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Rute, Zuheros y Priego. Ha sido, también, declarado Geoparque por la UNESCO. En la Sierra Horconera, de gran importancia geológica, con flora y fauna propias, de paisajes contrastados y bellos, sobresalen el pico Bermejo (1.476 m.) y la cima más elevada de la provincia de Córdoba, el pico de la Tiñosa (1.570 m.), formando un impresionante macizo calizo. La vegetación de la sierras de Priego es uno de sus más interesantes atractivos. Los casi mil metros de desnivel condicionan la distribución de las distintas especies, y es a partir de los 1.200 metros cuando comienzan a implantarse especies de alto valor botánico.

Calle peatonal de reciente apertura cuyo trazado general coincide con la antigua liza o espacio transitable entre las murallas del castillo y las de la villa medieval, estas últimas prácticamente desaparecidas. Se ha recuperado un espacio que durante la Edad Media sirvió para facilitar la defensa de Priego de Córdoba ante posibles ataques. Los lienzos y las torres del lado más occidental del castillo han quedado al descubierto, permitiéndonos contemplar diferentes edilicias, que nos remiten a diferentes épocas en la fortificación. De igual modo, se ha recuperado la poterna o pequeña puerta de entrada construida en el siglo XIV-XV, reformada posteriormente en la Edad Moderna, cuando se le añadió una inscripción romana como dintel.
Finalmente, el Molino de la Puerta, que da nombre a la calle, se construyó en este espacio, adosado al castillo y estuvo en uso hasta el siglo XX. En el otro extremo de la calle, al final de las escaleras, se han recuperado los cárcavos de este molino harinero, quedando visibles en la actualidad.

El Corazón de Jesús, monumento construido en el año 1941 sobre un antigua cárcel, da paso al Llano, espacio abierto que, a lo largo del tiempo, ha visto numerosas transformaciones en su trazado, fuentes y jardines; a su espalda, el Castillo, la Iglesia de la Asunción y el Barrio de la Villa. Fue realizado por suscripción popular, como agradecimiento por haberse librado la población de los desastres de la guerra civil de 1936.

Lo podemos describir como balcón abierto al paisaje andaluz y epílogo acertado del barrio de la Villa.
Tajo natural de considerable desnivel, ha garantizado la inexpugnabilidad de Priego de Córdoba, por este lugar, a lo largo de la historia. Si el emplazamiento de la ciudad tiene algunos motivos que lo evidencien, uno de ellos es el manantial de la Fuente de la Salud; el otro, el Adarve.
A él le debemos también que la imagen de Priego de Córdoba, para el viajero que se acerca desde el norte, no haya cambiado sustancialmente a lo largo de los siglos.
Siempre omnipresente, el tajo que ciñe la Villa y las casas blancas, como merlones imaginarios de una muralla.
Y de nuevo... el agua. Tres fuentes emanan continuamente, distribuidas como si de postas regulares se tratasen, dispuestas a saciar la sed del caminante. Y allá abajo, el río y sus fértiles huertas, la sierra, el olivo...

Esta zona se encontraba, probablemente, destinada a uso agrícola en época musulmana y es en esta época cuando se producen las primeras canalizaciones de la red hídrica. A principios del siglo XIX, se acometen las primeras reformas del paseo del Adarve y se tala la alameda existente en el Paseo de las Rosas, y se dedicó a la lidia de reses durante unas décadas. La primera ordenación del Paseo queda datada en 1874, que concluye a finales del XIX, fecha en la que se instalan en la zona importantes familias burguesas enriquecidas con la industria textil, conservándose en la actualidad algunos ejemplos de edificaciones con referencias a las corrientes estilísticas finiseculares. Entre otros, destaca el molino aceitero de la familia Madrid Alcalá-Zamora.
El Paseo se estructura en dos corredores laterales y una zona central ajardinada mediante parterres geométricos, que ha sido remodelada en varias ocasiones durante los últimos años. En los laterales, encontramos árboles de gran porte como plátanos, tilos, acacias, cedros,...
En la zona que da al Balcón se encuentra “Ganímedes”, reproducción de una de las esculturas de Álvarez Cubero, que se ve envuelta por una pérgola que homenajea a los creadores del patrimonio artístico prieguense.

En el Calvario, explanada natural que se eleva sobre Priego de Córdoba y desde donde se divisa todo el paisaje de sierras, aldeas y olivares, prevalece una pequeña ermita que, aunque data del año 1700, volvió a construirse de nuevo el año 1939. Está rodeada de cruces de piedra y representa un lugar de visita obligada cada Viernes Santo, donde todo el pueblo se da cita para recibir la bendición de Jesús Nazareno.

El llamado Recreo de Castilla es un jardín situado al borde de la muralla del Adarve, justo bajo el Castillo de Priego de Córdoba y cuya existencia está documentada al menos desde mediado el siglo XVI. La primera referencia escrita data de 1550 y con el nombre de Huerta de las Infantas, situada bajo el adarve de la puerta vieja de la villa. Hacia el año 1857 es adquirida por Antonio Castilla, que junto con sus herederos convierten el recinto en un jardín romántico. En el siglo siguiente, en 1948, un grupo de prieguenses organizan unos conciertos y pidieron que se les cediera el jardín. El primer concierto se dio en la noche del 1 de septiembre de 1948 y fue el origen del actual Festival Internacional de Música, Teatro y Danza. En el año 2003 fue convocado un concurso internacional de ideas para recuperar el recinto y convertirlo en jardín o parque público.

En la línea de actuaciones del Plan de Conservación y Uso Sostenible de las Setas y Trufas de Andalucía (Plan CUSSTA) de la Conserjería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, se ha llevado a cabo la construcción del Jardín Micológico. Éste se integra en la Red de Jardines Botánicos de Andalucía, y es el único asociado a setas y trufas de toda la comunidad Andaluza, siendo actualmente el único Jardín Micológico de Europa.

En el Jardín se han recreado los sistemas naturales mayoritarios de Andalucía: pinar, encinar, quejigal, alcornocal, avellanar, castañar, bosque de ribera, jaral, pinsapar y pradera. Cada árbol o arbusto será micorrizado con la seta correspondiente. Todo es interpretado mediante maquetas y paneles interactivos, distribuidos a lo largo de los senderos que recorren todos los medios. Como complemento, se crea una sala de exposiciones y otra sala microclimática, con setas en vivo, dotadas de medios interpretativos.

Su singularidad, su valor para la conservación de especies, y la vertiente de uso público y educativa que se pretende desarrollar, supone una oferta destacada que conseguirá la atracción social esperada para favorecer la sostenibilidad del conjunto, actuando como destino de un turismo de naturaleza y rural de gran calidad.

Hostelería

Véase también

Enlaces externos

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de la Enciclopedia Libre Universal, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Localización

{{{descripción}}}

Galería

Referencias

Principales editores del artículo

Hay 17 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

2.3/5 (11 votos)