Aula Juan Bernier de Poesía

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

En el otoño de 1984 surge en el Barrio del Guadalquivir un colectivo de cinco personas, tres mujeres y dos hombres en edad de jubilación laboral y amantes de la poesía. No eran poetas sino lectores de poesía y coleccionistas de libros, folletos, hojas sueltas y cualquier papel con un poema impreso. Eran también asistentes asiduos a recitales de rapsodas y espectáculos folclóricos en peñas de carácter lúdico y festivo.

Un buen día coincidieron en un recital poético que ofrecían los críos de La Fiambrera en el colegio público Albolafia. Quedaron encantados y a partir de entonces se propusieron llevar a cabo la creación de un grupo poético, de amantes de la poesía pero que no escribieran poesía. Y pusieron al grupo el nombre del poeta Juan Bernier, al que conocían, leían y admiraban. Puestos en contacto con los responsables del Ateneo Casablanca se integraron en el mismo.

En junio de 1985 el Ateneo rindió un cálido homenaje al poeta Juan Bernier en el Polígono Guadalquivir en un acto multitudinario al que asistieron poetas y pintores, uno de los cuales, Francisco Aguilera Amate, gran amigo del poeta realizó un hermoso cartel de la actividad. Allí, entre los más prestigiosos poetas cordobeses de la época: Carlos Clementson, Rafael Arjona, Juana Castro, Carlos Rivera, Francisco Carrasco, Manuel de César, Lola Salinas, Soledad Zurera, Francisco Gálvez, José Luis Amaro entre otros, surgió el compromiso de convocar un premio de poesía que llevara por nombre el del poeta de La Carlota y a la semana siguiente se hizo pública la convocatoria del I Premio de Poesía Juan Bernier organizado por el Ateneo Casablanca con el patrocinio de la Diputación Provincial de Córdoba. Desde entonces, convertida en Sección de Literatura del Ateneo el Aula Juan Bernier ha venido desarrollando actividades como ciclos de lecturas poéticas, presentaciones de libros, homenajes y publicaciones y, sobre todo, ha cuidado del Premio Juan Bernier que, aunque modesto por carecer de dotación económica y el propio Juan Bernier lo quiso así, exige una dedicación permanente y un presupuesto que siempre, desde 1985, ha contado con la protección de la Diputación Provincial.


El contenido de este artículo incorpora material del Ateneo de Córdoba, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.56/5

2.6/5 (9 votos)