Juan Felipe Vilela Palencia

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
'Juan Felipe Vilela Palencia'
Juan Felipe.jpg

Sacerdote

Nacimiento: 13 de mayo de 1931
Hornachuelos
Fallecimiento: 31 de mayo de 1982

Contexto histórico

Décadas: 1960 - 1970 - 1980

Juan Felipe Vilela Palencia

Sacerdote, nace el 13 de marzo de 1931 en Hornachuelos (Córdoba).

En 1941 entra en el Seminario de San Pelagio de Córdoba. Es ordenado presbítero el 29 de junio de 1954 por el obispo Fray Albino. Su primer destino fue como cura ecónomo en la Parroquia del Salvador y Santo Domingo de Silos (Compañía) de Córdoba. Consiliario adjunto a Cáritas Diocesana en mayo 1954 hasta su nombramiento como Delegado Episcopal de dicha organización en 1960.

La labor desarrollada en Cáritas junto a un equipo de colaboradores fue de alto nivel, pues supo alternar la puesta en marcha de obras benéficas y el apoyo espiritual hacia los más necesitados. Ayudó a familias con grandes dificultades económicas, cuando el paro no estaba protegido por el subsidio de desempleo. Defendió a los más desprotegidos frente a las autoridades para que no fueran desahuciados de sus viviendas de protección oficial, al no tener recursos para pagar sus alquileres. Creó en Córdoba capital siete dispensarios y otros tantos en la provincia, para atender las necesidades de personas que no estaban acogidas por el Seguro Enfermedad.

Construyó, en los años sesenta, la Residencia de Cristo Rey en Torrox (Málaga) con objeto de que niños de familias con pocos recursos pudieran disfrutar de vacaciones junto al mar. En dicha residencia montó una Escuela-Hogar para doscientas niñas hijas de trabajadores del campo y pescadores. Puso en marcha una emisora local en Montilla, germen de lo que fuera posteriormente Radio Popular en Córdoba.

El obispo José Antonio Infantes Florido lo destina en 1981 como párroco en la iglesia de Nuestra Señora de la Paz ( San Basilio) de Córdoba.

Juan Felipe hombre de gran bondad y cercanía, querido por todos los que lo trataron, demostró su preferencia por los más desprotegidos de la sociedad. Sus talentos los desarrolló en obras materiales y espirituales por el bien social de los más débiles.

En agradecimiento a tal ejecutoria, grupos encabezados por Rafael Salas Navarro elevaron a los organismos competentes peticiones para exaltar su persona:

Al Ayuntamiento de Córdoba, pidiendo que se recordara su nombre rotulando una calle en Córdoba, hecho realizado;
Y el envio, con fecha 24 de junio de 1996, de un expediente al Obispo de Córdoba, para que se tuviera en consideración la posibilidad de abrir un proceso de beatificación por sus probadas virtudes, mediante testimonios escritos de innumerables personas.

Muere el 31 de mayo de 1982 cuando iba de peregrinación con su Parroquia al Santuario de la Virgen del Rocío en Almonte (Huelva).

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.9/5 (8 votos)