Médicos de Fuente Palmera

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de El Colonial, periódico independiente. J.C.O. Febrero 2017.


Otros datos relacionados

  • En los primeros años, muchos colonos enfermaron de tercianas. El uso de la quina fue determinante para paliar, en parte, las pérdidas humanas del proyecto. En Fuente Palmera, al igual que en otras localidades de las NNPP, se creó un hospital para atender a estos enfermos de la colonización.[1]
  • Sevilla, 14 de Diciembre de 1768. Al Sr. D. Fernando de Quintanilla. No aprueba que el cirujano Sebastián Kelnes se destine a Los Picachos (Fuente Palmera), pues hay pocas familias todavía, aunque se le puede dar una suerte en Los Mochales... A.H.N. Inquisición. Leg. 3607, ms., copia.[2] "Poco más tarde, el 26 del mismo mes (diciembre), llegó a La Carlota una expedición de 52 colonos de la contrata de Yauch, entre los que venía un médico. Quintanilla volvió a hacer a Olavide la misma proposición de enviarlo a los Picachos. En enero del año siguiente aprobó Olavide la proposición de Quintanilla y se envió a Picachos."[3] "Sin embargo, cuatro meses más tarde, en julio concretamente, tuvo lugar la ola de enfermedades de tercianas y obstrucciones intestintales (...) Fuente Palmera no tenía médico que atendiera a sus enfermos. Esto nos hace deducir que no se cumpliría la proposición. Entonces hubo necesidad de acudir al médico de La Luisiana, D. Sebastián Kelnes, y se contrató al médico de Écija D. Joseph, para que atendiera a los enfermos mientras duraran las enfermedades."[4]
  • "El día 26 (diciembre 1768) Jauch llegó a la Carlota con los primeros 52 colonos de su contrata...Entre ellos venían un médico y un secretario que el asentista no quiso que se quedasen en la clase de colonos, sino destinados a auxiliarlos en lo que necesitasen...en cuanto al médico pensó en enviarlo a Fuente Palmera ya que hablaba bien el italiano. No obstante parece que Jauch insistió en que el médico acompañase a sus colonos, por lo que éste se establecería en La Luisiana..."[5]
  • El 28 de julio de 1769 mandó el Sr. Valiente a un médico de Écija, José Delgado, para que realizara una visita a toda la población y diese un informe del estado de la colonia. Estuvo dos días y el 30 del mismo mes dio un informe del número de enfermos, enfermedades que padecía, causas y los más inmediatos remedios. Señaló que eran tercianas y obstrucciones de vientre con grandes dolores de estómago. Había gran cantidad de personas infectadas y necesitaban asistencia médica. Coincidió en todo con don Sebastián Kelnes, cirujano de La Luisiana, quien expuso que ante el gran número de enfermos y contando además con que están muy dispersos en el terreno, necesitaba a personas que le ayudaran en su tarea. También pidió que se le aumentase el sueldo por el exceso de trabajo. Con fecha de 3 de agosto de 1769 el Sr. Valiente, ante las propuestas de Kelnes, nombra al médico don José Delgado para que todas las semanas visitase una vez a los enfermos de La Luisiana y otro día a los de Fuente Palmera. El médico se puso en contacto con los directores de La Luisiana y Fuente Palmera para aunar esfuerzos dirigidos para atajar el mal. Se les fijó al sr. Delgado, para cada uno de estos viajes, un sueldo de 16 pesos de quince reales. [6]
Plazas de médicos titulares en Fuente Palmera 1905
  • En 1806, a instancias del subdelegado D. Joaquín Cadión, el intendente general propuso una solución para la asistencia médica. Dijo que se fue a Palma del Río o a Posadas para contratar un médico con una asignación mensual de 100 duros. [7] Hasta marzo del año siguiente, 1807, no se contrató en Écija a D. Luis García; su sueldo por parte de la Real Hacienda fue el fijado en 1806, 100 duros; pero los vecinos con el médico, el comandante y los alcaldes establecieron un contrato, que bien por medio de igualas o de un precio fijo por las visitas, suponía un incremento de los ingresos de dicho médico. Siguió en su empleo D. Luis García durante varios años, y en 1818 se pidió para él un aumento de su sueldo a 200 duros, pero no fue aceptado por el intendente, Sr. Polo de Alcocer, porque aquél no residía en Fuente Palmera.[8]
  • En 1818 se estableció el boticario D. Francisco Lerena y Arnueta, al que se le concedió casa para su establecimiento.[9]
  • 1820. Alarma sanitaria: fiebre amarilla. Durante el trienio liberal (1820-1823) hubo un brote epidémico de la fiebre amarilla que hizo crear en Fuente Palmera una Junta Municipal de Sanidad que propuso algunas medidas sanitarias (alejar la ubicación del cementerio, quitar estercoleros, limpiar calles, parapetar la población, etc.), muchas de las cuales no llegaron a llevarse a cabo, tal vez por la poca incidencia de la epidemia en la localidad en esta ocasión. [10]
  • En 1828 ocupaba su puesto D. Francisco de Ostos que sí residía en Fuente Palmera y allí residía hasta 1835.
  • 1837. "Compromiso de pagar a un médico por sus visitas para atender a la población: Se dio cuenta de oficio a la Excma. Diputación de esta provincia, fecha veinte y nueve de abril último, sobre autorización a este Ayuntamiento para que pueda incluir en el presupuesto de sus gastos municipales la dotación de mil y cien reales al año, al Médico Don Francisco de Paula Ostos, establecido hoy en la Villa de Palma, obligándose a visitar esta población una vez cada semana, con lo demás que expresa. El ayuntamiento manifestó quedar enterado, y acordó se diese noticia de ello en este día al expresado facultativo, a fin de que pueda desde luego tener efecto lo dispuesto sobre el particular. Así lo acordaron dichos Señores, y lo firmó el que supo de que Certifico-----Firmada y rubricada por Juan José Delgado Guisado, Gálvez y Manuel Guerrero Srio."[11]
  • 1885 Alarma sanitaria: cólera . Se suspende la feria de Fuente Palmera de este año por la aparición del cólera en varios pueblos de la provincia. [12]
  • 2020. Alarma sanitaria: COVID-19. La localidad, al igual que el resto de las de la nación, sufre la pandemia del COVID-19 y debe adaptarse en el ámbito social y jurídico a una "nueva normalidad" establecida. Las autoridades locales se implican en mitigar la situación y numerosos vecinos colaboran con la confección de material de protección sanitario o fumigando las vías públicas.

Galería

Artículos relacionados


Referencias

  1. "Carlos III y las Nuevas Poblaciones", Actas del II Congreso Histórico, 1988. Tomo II. Un Informe de Olavide sobre las Nuevas Poblaciones dirigido al Conde de Aranda (1770). Miguel Avilés Fernández.
  2. Actas II Jornadas de Historia sobre la provincia de Sevilla. El Intendente Ilustrado Pablo de Olavide y las colonias sevillanas de Cañada Rosal, El Campillo y La Luisiana. J. A. Fílter Rodríguez.
  3. Archivo Histórico Nacional. Inquisición, Leg. 3607, s.f. - El gran proyecto Ilustrado de Carlos III y Olavide. María Isabel García Cano.
  4. Archivo Histórico Nacional. Gobernación, Leg. 328. 17. - El gran proyecto Ilustrado de Carlos III y Olavide. María Isabel García Cano.
  5. La Carlota, notas históricas y curiosidades. Adolfo Hamer. 2010.
  6. Inmigrantes centroeuropeos en la Andalucía del siglo XVIII. José Antonio Fílter Rodríguez.
  7. Archivo Municipal de Fuente Palmera Cartas, T IV s.f. - El gran proyecto Ilustrado de Carlos III y Olavide. María Isabel García Cano.
  8. El gran proyecto Ilustrado de Carlos III y Olavide. María Isabel García Cano.
  9. María Isabel García Cano, CARLOS III Y LAS NUEVAS POBLACIONES, CONGRESO CÓRDOBA 1988. La burocracia de las Nuevas Poblaciones: aspectos institucionales y problemas económicos del régimen foral y constitucional.
  10. María Isabel García Cano, CARLOS III Y LAS NUEVAS POBLACIONES, CONGRESO CÓRDOBA 1988. La burocracia de las Nuevas Poblaciones: aspectos institucionales y problemas económicos del régimen foral y constitucional.
  11. José Carrasco Ostos, del Archivo. Histórico de Fuente Palmera HC-1,4, año 1837
  12. Archivos Municipales de Fuente Palmera. Actas Capitulares. Sesión Ordinaria del 12 de Agosto de 1885, folio 10.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)