Manuel Herrero González " Mazantini"

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Manuel Herrero González Manolo Mazantini
Manuel Herrero González.


Nace en 1900, cordobés cien por cien de las décadas finales de los veinte a setenta del siglo XX, llamado popularmente como "Manolo Mazantini". Fue conserje del Círculo de la Amistad hasta su jubilación con setenta y cinco años. Se le recuerda en su juventud como tabernero de una "sacristía" que poseía en de la Puerta del Rincón y en la que tuvo posteriormente en la calle Menéndez Pelayo llamada "La Alegría" dónde reinaba un clima torero y flamenco en la famosa Peña Los Corozoso La Coroza.


Era una persona de contenido castizo en sus esencias cordobesas y andaluzas. Se le veía por las calle Gondomar, calle Morería o en los típicos barrio de Santa Marina y la Judería con su porte andaluz, luciendo el sombreo cordobés y capa llevada con estilo. Bastaba verlo andar, para descubrir en él una mirada larga fija en el espacio, con la cabeza altiva y presencia mayestática


"Manolo Mazantini"- como así le gustaba le llamaran - era un costumbrista, le apetecía las tertulias de amigos en tabernas alternado con el clásico medio, pero eso sí, manteniendo siempre la compostura. Los peroles con una buena guitarra eran para él su mayor atractivo. Su pasión el flamenco. Con los toros era muy crítico, especialmente hacia los toreros de moda de los años sesenta y setenta.

Decía refiriéndose a ellos: Me gustaban los toreros como "Joselito" y "Belmonte", al morir en monstruo de "Manolete" se me paró el gusto por la fiesta . Ahora no tengo gana de aplaudir a apayasos, ya lo hice en mi niñez y las ranas en el plato. Para él "Manolete" había sido lo mejor del toreo y como persona inmejorable. Tuvo Manolo "Mazantini" en su juventud intentos de ser torero, pues llegó a tentar algunas vaquillas en la finca de Antonio Natera. No quería hablar de ello cuando le preguntaban si lo dejo por miedo.


Al preguntarle por qué le llamaban "Mazantini", respondía con la siguiente historia:

"En la taberna de mi padre que luego fue mía, venía mucho el "mataor" de toros "Luis Mazzantini". Por aquello de visitanos tan digno diestro las gentes de esta nuestra tierra, -que somos como somos - empezaron a llamar a mi padre Antonio "Mazantini" y como yo era su hijo le heredé; por supuesto con mucho gusto y la mayor alegría. Cosa que no me ha importado ni me importa que me llamen Manolo "Mazantini". Estamos..."

Este castizo y clásico cordobés fue una clase de personaje ya desaparecido de Córdoba, por la propia evolución de la vida y cultura. Falleció el 25 de marzo de 1988.

Testimonios

En su libro Coplas al aire de Córdoba de Manuel Medina González hace el siguiente comentario.

  • En la ya desaparecida taberna de "Mazantini", había momentos en que algunos de sus clientes, aficionados al cante, pese a que había colgado a la pared un cartelito que lo prohibía, se arrancabana cantar por lo "bajini", según esta popular expresión andaluza.


El que canta por lo "bajini"
era cosa de Navajas
en casa de Mazantini

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.4/5 (7 votos)