Pedro Fernández de Córdoba y Solier

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Obispo de Córdoba entre 1464 y 1476 cuando muere, fue el último obispo elegido por el Cabildo.

Arcediano de Castro, bendijo la Iglesia de Nuestra Señora de la Fuensanta. Fue obligado por Alonso de Aguilar a exiliarse durante la guerra civil de la ciudad, consiguiendo este quemar el Palacio Episcopal. Sus restos se conservaban en el Monasterio de San Jerónimo. Su lápida, ya no existente, rezaba D. O. M. ¡Ecce hospes! fueram qui nobilitatis origo Hoc humil i Petrus nunc premor in tumulo. Corduba cognomen, patriam, sedemque peramplam Mi dedit, ac sedes vitaque bulla fuit. Quod nunc es fuimus, quod nunc sumus ipse futurus Quam cito preatereat nostra figura, vides. Obiit anno domini 1476.[1]



Predecesor:
Don Fray Gonzalo de Yllescas
Obispo de Córdoba
1464-1476
Sucesor:
Don fray Alonso de Burgos


Referencias

  1. RAMÍREZ DE ARELLANO, TEODOMIRO. Paseos por Córdoba.Sitios más notables del término

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.5/5 (8 votos)