Plaza de El Salvador

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar


Situación
Antigua plaza, hoy desaparecida, situada en la confluencia de las calles Alfaros, San Pablo, Capitulares y Alfonso XIII.
Barrio
San Pablo

Barrio del Centro Comercial

Otras denominaciones
no se conoce
Transporte
Parada de bus: no
Parada de taxi: no

De esta plaza escribió Teodomiro Ramírez de Arellano en sus "Paseos por Córdoba":

"De la calle de Alfaros o Carnicerías salimos a la Plaza del Salvador, extenso campo en tiempo de los árabes y hoy uno de los puntos de más concurrencia y tráfico, y de los que han sufrido más variaciones. Esta era una de las salidas de la población principal, o sea, la Almedina, pues el principio de la calle del Liceo o Zapatería era la famosa Puerta de Hierro, ante la cual murieron algunos de nuestros mártires. Ha sido esta plaza mayor, porque no existían las casas que tiene alrededor, y más pequeña cuando, como dijimos en nuestro paseo anterior, parte de su terreno era ocupado por unas carnicerías.

También ha tenido unas casetas de madera para la venta de comestibles, las cuales, entrado en dos filas por la Zapatería, estorbaban el tránsito, y la ciudad las compró en 12 de octubre de 1498 y las hizo pedazos, con lo que desapareció aquella fealdad. Mas adelante pusieron otras en dirección opuesta, o sea, ocupando parte de la calle de San Pablo, las que desaparecieron a fines del siglo XVIII.

Donde hoy vemos la fuente de vecindad colocada desde 1861 había un púlpito de hierro sobre un pedestal de mármol negro, el cual servía para que los domingos predicasen los frailes capuchinos, los que venían en procesión desde su convento, rezando el rosario y cantando algunos salmos. Solían predicar religiosos de otras órdenes, como lo hizo varias veces el beato Francisco de Posadas y otros del convento de San Pablo. Las cuaresmas había sermones desde el balcón del Ayuntamiento, y en su corroboración hemos visto los recibos de las gratificaciones dadas por este trabajo.

En 1841 desapareció dicho púlpito, y tratando de averiguar su paradero hemos sabido que la parte de hierro está sirviendo de brocal al pozo de la casa número 29 de dicha plaza, y el pedestal está puesto como mesa en la huerta de Saldaña en la sierra. En dicho año desaparecieron dos imágenes de la Pastora que estaban frente una a otra, o sea en las esquinas de la calle Alfaros y en la que vuelve al Ayuntamiento, en lo antiguo denominada de los Piñoneros -porque estos se colocaban allí-, y después de la Pastora, por la que hemos dicho. Estas imágenes fueron puestas cuando vino a Córdoba fray Diego de Cádiz, que aumentó mucho la devoción.

Se dijo al pasar a la Plaza de San Andrés que aquella fuente estuvo en la del Salvador hasta 1861, en que el alcalde don Carlos Ramírez de Arellano la mudó, y ahora debemos ampliar estos datos. Fue construida en 1664 y no ha sufrido más variación que el colocarle el pedestal de encima de la taza en sustitución de otro más alto, en que tenía los escudos antiguo y moderno de Córdoba, y en los extremos otros cuatro caños, que verían en aquella, de la cual, como ahora, salía el agua por otros cuatro. El abuso de los chicos de tirarle piedras hizo suprimir los primeros, y que le pusieran una horrible cubierta de tablas, asemejándose con ella a un as de copas. En todas las grandes fiestas celebradas en Córdoba adornaban esa fuente con vasos de colores y follaje, siendo extraño que habiéndole puesto en 1823 un letrero dorado en que se leía "Viva el Rey absoluto", lo conservó hasta el día de ser trasladada, sin que nadie se hubiera ocupado de borrárselo."

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.50/5

2.5/5 (10 votos)