Virgen del Socorro

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

La Virgen del Socorro es una talla mariana, titular de la ermita del Socorro, situada en la plaza del mismo nombre, junto al arco bajo de la plaza de la Corredera.

La Virgen del Socorro se puede ver en el altar mayor, en un camarín que sobrevuela la calle del Toril, formando un arco al pasar por ella; está abierto a dicha calle por dos pequeñas ventanas laterales, de modo que la talla es visible desde la calle.

La ermita y la hermandad

Desde el siglo XIV es atribuido el origen de una ermita conocido como Hospital de la Santísima Trinidad y San Pedro Advíncula, situada en la Plaza de la Corredera, cuya facha tenía arcos a la plaza. En el siglo XVI se traslada a ella la cofradía de "Nuestra Señora de los Ángeles y el Señor San José", que estaban en la iglesia de San Pedro. Dicho edificio, fue preciso derribar para construir la actual plaza en la año 1685 por el corregidor Francisco Ronquillo Briceño.

Los fondos municipales de agotaron antes de terminar la majestuosa obra, de forma que se quedó sin ejecutar la nueva capilla, de la Virgen. Pero la gran devoción y el fervor de los habitantes de la zona, -atendiéndola ya por el título del "Socorro", -reunieron los haberes necesarios para la construcción de la misma que es la actual capilla. Es más, fue decorada la iglesia y vestida la Virgen con ropajes de gran calidad a la vez que fue enjoyada.

Se fundó la Hermandad el 30 de agosto de 1695 bajo la advocación de "Nuestra Señora del Socorro y Santísimo Rosario", la cual al poco tiempo por sus realizaciones , culto y devoción fue absolviendo a otras hermandades radicadas en la mismas ermita, como eran: la de los "Ángeles", la del "Socorro" y la de las “Benditas Ánimas del Purgatorio”.

Sola esta cofradía en el recinto de la ermita puso mucha fe al promover el mayor culto a su titular durante casi dos centurias, realizando mejoras a su costa como fue la reparación 1833 de la . Así como la confección de un magnífico vestido en seda de color blanco bordado en oro cuyo costo alcanzó los 16.000 reales reunidos por los fieles y cofrades.

La procesión del Socorro

Tuvo esta cofradía la tradición de trasladar a su Virgen todos los años a la parroquia de San Pedro donde se le costeaba una solemne función y novena. A su regreso le hacía una popular y solemne procesión en que a su paso por la Corredera, los vecinos de la misma y las gentes del Mercado, todos ellos de condición humilde, la honraban y veneraban con el disparo de multitud de cohetes, repiques de campanas, mientras la Virgen iba envuelta en una nube de incienso y resplandores de bengalas seguida con los acordes musicales de una banda. Es este el origen de las actuales cohetadas que se realizan en el último domingo de septiembre al paso la Virgen por la Corredera después de haber procesionando por las calles de su barrio.

La leyenda

La tradición popular la llamó a la Virgen del Socorro en razón a la siguiente leyenda y romance:

Un joven licencioso era perseguido por varios espadachines enfundados para darle muerte; éste al dar sobre el pórtico de la ermita exclamó: —Madre mía, ven en mi socorro—. La virgen hizo el milagro de que la puerta se abriera y el joven se escondió en la ermita salvando así la vida. Mientras lo perseguidores confundidos apreciaron que la víctima había desaparecido de una forma milagrosa.

Localización

Ubicación de la ermita del Socorro:


{{{descripción}}}

Enlaces

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.0/5 (4 votos)