Alcubilla de la Puerta de Almodovar

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
La alcubilla en una antigua postal editada por Imp. y Pap. Catalana a principios del siglo XX

Alcubilla de origen árabe que existió en la parte exterior de la Puerta de Almodóvar hasta la reforma urbana de 1962, aproximadamente en el lugar que hoy ocupa la estatua de Séneca.

Esta alcubilla, destinada al abastecimiento público durante varios siglos, estaba abastecida con las aguas del venero llamado "Esquina de Paradas", una conducción que desde las laderas de la sierra, al oeste del Parque Figueroa, atravesaba bajo el ferrocarril y cruzando en diagonal la barriada de Ciudad Jardín llegaba hasta esta alcubilla, desde donde el agua sobrante corría por el antiguo arroyo cubierto paralelo a la muralla.

Otra conducción histórica, las "Aguas del Cabildo" confluía también en este punto, aunque a partir de aquí se adentraba en la judería hacia la Catedral.

Al emprender las obras de reforma de la "calle de la muralla" se pensó en abastecer sus estanques con las aguas de las tres conducciones que confluían en la Puerta de Almodóvar, las dos ya citadas y el antiguo Arroyo del Campo de la Victoria, cuyos caudales sumados dieron nivel y presión suficiente para ello y para abastecer, mediante nuevas conducciones construidas al efecto, las fuentes y albercas del Alcázar de los Reyes Cristianos y de la Puerta de Sevilla.

Sobre esta alcubilla escribió Ramírez de Arellano en sus "Paseos por Córdoba": "Por delante de la Puerta de Almodóvar va una atarjea cubierta para el paso del agua, que nace en tierras de la Albaida, y va a regar la huerta nombrada del Rey, teniendo desde su construcción una abertura para servicio del público. En un principio estaba el terreno más bajo y había un pilar donde entraba y salía el agua. Por eso en el archivo del Ayuntamiento hemos visto un capitular del 27 de febrero de 1493, en que se dispuso "la limpia del pilar de la Puerta de Almodóvar". Más adelante la describe así: "A la alcubilla -o sea, la abertura que tiene la atarjea de que antes hablamos- se baja, hace muchos años, por la escalera actual; mas los asientos que la rodean fueron puestos en 1848, llevándolos de la Ribera, donde servían para una bajada que había a las tenerías o fábricas de curtidos, que se conocían por los Pelambres, mejora que realizó el alcalde don Francisco de Paula Portocarrero".

Fuentes

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.86/5

2.9/5 (7 votos)