Iglesia de Santo Domingo de Silos

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar


Iglesia de Santo Domingo de Silos
Iglesia de Santo Domingo.jpg
Localización Plaza de la Compañía mapa
Cronología Fundación: siglo XIII
Promotor/impulsor Fernando III el Santo
Catalogación Bien de Interés Cultural
Uso Se conserva parcialmente como parte del Archivo Histórico Provincial
Destacado Fue suprimida en 1782, trasladándose la parroquia a la iglesia del Salvador, del convento de la Compañía

Santo Domingo de Silos fue una de las siete iglesias fernandinas de la Villa, fue parroquia hasta el año 1782 en que ésta se traslada a la Iglesia del Salvador y Santo Domingo de Silos.


Descripción

Muy reformada actualmente, sólo se conserva de la antigua iglesia la capilla de la Concepción, de planta rectangular y cubierta con bóvedas de crucería, manteniendo fachada ciega de la iglesia a la Plaza de la Compañía, así como la torre de la iglesia. A mitad de los años 80, fue adaptada para ser sede del Archivo Histórico Provincial.

La torre fue restaurada en 2008. A partir de los restos de policromía recuperados en la obra, se le dio su polícromía actual, que recrea la que tuvo originalmente.

La Iglesia de Santo Domingo de Silos según Paseos por Córdoba

Este edificio debió construirse sobre los restos de otro romano. Y decimos esto en vista de dos descubrimientos hechos últimamente al convertirlo en casa; el primero es un pozo encontrado dentro de uno de los enterramientos familiares que tenía la parroquia; el otro, un precioso mosaico de menudas piezas de diversos colores, pavimento de alguna lujosa estancia, dividido en cuatro cuadros, que representan las cuatro estaciones del año, con una ancha y bonita cenefa que los rodea; mosaico que aún puede examinarse gracias al celo del actual dueño de aquel edificio, don Antonio de Luque y Lubián, que cuidadosamente lo conserva bajo una bóveda que con este objeto le ha volteado.

El interior de esta iglesia constaba de tres naves de bastante elevación, con dos puertas muy semejantes a las de la Magdalena, San Miguel y otras parroquias. Su torre, que aún se ve sirviendo de mirador a la casa contigua, es de construcción del siglo XVIII o lo más de fines del XVII, tal vez del año 1660 en que reedificó aquel templo el obispo don Francisco Alarcón y Covarrubias, por cuya razón colocaron sus armas sobre la puerta que da al oriente. El retablo del altar mayor, que es el que en la actual parroquia tiene San Bartolomé, se hizo en 1682 a expensas del licenciado don Bernardo de Cabrera, beneficiado de esta parroquia y uno de los hombres más eruditos que ha tenido Córdoba. En la capilla mayor tenían enterramiento los señores Segovias y los marqueses del Villar, habiendo enterrado en ella al que fue asesinado en las callejas que tomaron su nombre, y de cuyo hecho nos ocuparemos más adelante.

La capilla de Nuestra Señora de la Concepción, una de las colaterales, fue fundada por el jurado de aquella collación Juan Pérez en 1397, según escritura de 8 de agosto. Era escribano mayor de la Ciudad, por lo que llamó a todos sus compañeros a formar parte de la cofradía instituida, a la vez, y para patronos, a sus descendientes, siendo éste el principió del ilustre Colegio de Escribanos, el cual tiene de patrono y protector a los duques de Rivas. Las reglas de esta corporación, escritas en pergamino, fueron trasladadas a otro en 27 de marzo de 1570, con algunas reformas que se le habían hecho en 1544, siendo obispo de Córdoba el señor don Leopoldo de Austria. La cofradía celebraba varias fiestas al año, todas solemnes, mas ninguna tanto como la de la Concepción, a que acudían todos los escribanos con su patrono, en cuya forma asistían también a la procesión del Corpus y otras a que eran invitados.


Localización

{{{descripción}}}

Enlaces

Internos
Externos

Principales editores del artículo

Hay 6 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.38/5

2.4/5 (8 votos)