Carmen Fustegueras Méndez

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Carmen Fustegueras

Profesora de Inglés

Nacimiento: c. 1900

Contexto histórico

Décadas: 1960 - 1970

Carmen Fustegueras Méndez (Madrid, c. 1900) fue profesora de Inglés en el Instituto Provincial desde 1935 y desde 1966 en el I.E.S. Séneca. Fue depurada durante el Dictadura franquista, aunque volvió a dar clase hacia 1950.

Biografía

Licenciada en Inglés por la Universidad de Madrid, fue destinada al Instituto Provincial de Córdoba hacia 1930. Se casó en Córdoba con Aurelio Pérez Cantero, director del Centro Filarmónico Eduardo Lucena. Profesora de la Escuela Superior de Trabajo de Córdoba durante la Segunda República, sufrió la pérdida de su marido, que fue fusilado el 18 de agosto de 1936 por orden del general José Varela Iglesias.

Meses más tarde es denunciada con un expediente depurador, que firmó el 19 de febrero de 1937 Don Bruno, por ser izquierdista, irreligiosa, pertenecer a la Federación de Trabajadores de Enseñanza y no haberse adherido al Glorioso Movimiento Nacional[1]. En el año 1941 se le da la excedencia del colegio de parvularios por parte de la Dirección General de Enseñanza[2] Todavía en junio de 1938 firma las actas de las notas de final de curso, junto a Elvira Gil, Amalia Sicilia, Vicente Ortí Belmonte, Anisia González Barrachina y Florencio Corrales.

En el año 1955 se conoce su incorporación a la recién creada Escuela Pericial de Comercio, dirigida por Pascual Calderón Ostos y promovida por el alcalde Antonio Cruz Conde.

Posteriormente, desempeñó su actividad en el Instituto Provincial, para pasar en 1966 al I.E.S. Séneca, como lo recuerda Antonio Varo Pineda en uno de sus libros.[3]

Referencias

  1. Represaliados de Córdoba y provincia. Página 171. Fundación para el Desarrollo de los Pueblos de Andalucía
  2. Azul : órgano de la Falange Española de las J.O.N.S.: Año VI - 1941 abril 2
  3. Varo Pineda, Antonio : Memoria de un alumno del Séneca. Córdoba, Diputación Provincial de Córdoba, 2014. Págs. 61-65.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

3.7/5 (3 votos)