Manuel del Río Flores

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Manuel del Río Flores
Manuel del Río Flores


Nace en Córdoba en el año 1943 en una familia donde el mundo peñístico fue un componente cultural adquirido, ya que su padre Miguel llamado popularmente Miguelito del Río fue un destacado peñista de la famosa Peña Los 99.

Su hermano Juan del Río Flores, estuvo en los ambientes más populares y festivos de Córdoba donde fue pieza indispensable en la organización de la casetas de feria como la del "Parque y Talleres de Automovilismo" que tanto años participó en el recinto ferial. También su hermana Sole tuvo desde su niñez dotes para la copla en sus versiones española y flamenca donde actuó en diversos coros y festivales en el Grupo de Danza de la Federación de Peñas. Igualmente su hermano Rafael demostraba sus dotes festivas al forma parte de la rondalla y en grupo Noche de mi Ribera como cuerda de bandurria.


Manolo el Rio desde los trece años demuestra sus dotes peñísticas al fundar junto a unos amigos la ”Peña los 14 Chiquitos” que se reunían en el Bar Alambra al final de la Avenida Medina Azahara. Esta peña se dedicaba a dar bailes con un “picu” en los patios y azoteas de los barrios populares de Córdoba.

Fue presidente y socio fundador del Peña Centro Cultural Amigos del Folklore que se reunían en calle Abogado Enrique Barrios del barrio de Ciudad Jardín. Este grupo formado por grupo de rondalla, canto y baile fue conocidísimo en festivales de toda España y varios países europeos cosechando numerosos éxitos y premiso.

Manolo llegó a formar parte desde 1978 a 1981 del Grupo de Danza de la Federación de Peñas Cordobesas, realizando un destacado papel como representante del grupo en la Federación.

Estuvo en el “Grupo Serenata” como cantor y bandurria, formado por siete miembros, donde cosechandon premios y resonancia inigualable por su actuaciones.

Llegó a pertenecer a la Junta Directiva de la Federación de Peñas Cordobesas como vocal de “Fiestas tradicionales” en los años 1995 hasta 2003 siendo su presidente Francisco Castillero Rey. Fue una persona activa en su cargo pues recuperó La desaparecida Verbena de la Virgen de los Faroles dánlole un gran impulso al llegar a estar abierta durante quince días, con una gran afluencia de público y por la cantidad de actos festivos que organizó. También realizó la procesión de la Virgen del Carmen pasándola por el Guadalquivir en barca todo ello acompañado por una luminosa sesión de fuegos artificiales a pie de agua, cosa inédita en Córdoba por su complejidad y dificultad.

Presentó la candidatura de una forma democrática a la Presidencia de la Federación en año 2006, no llegando a alcanzar la mayoría suficiente como para a ser su máximo representante.


Manolo del Río cuando se escribe esta crónica forma parte de la Peña Fátima 92 donde se encuentra en su plena realización como peñista. Comentaba sus pensamientos más profundos como amante de su tierra y como peñista.

Mi sentir como peñista y cordobés es recuperar las tradiciones de la tierra en su mayor pureza para que no se pierda en ninguna manifestación popular nuestra más profundad esencias, pues esto nos hace distintos de otras de nuestra amada Andalucía.
Para ello reivindico que en los carnavales se realicen con las “Murgas” cordobesa y que dejemos de imitar a los carnavales de Cádiz que son magníficos pero están invadiendo nuestro carnaval.

Imagenes

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.67/5

2.7/5 (9 votos)