Molino de Canasteros

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Ruta de los Molinos históricos aceiteros. (Activos desde la 1ª mitad del s.XIX hasta 2ª mitad del XX).

COORDENADAS UTM (ED50): X=322.247; Y=4.175.925

Molino de Canasteros

El Molino de Canasteros se ubicaba en el kilómetro 2,150 de la actual carretera autonómica A440, entre La Ventilla y Fuencubierta (a 5 Km de la primera y 2,5 de la segunda). Durante la primera mitad del siglo pasado, tuvo pinta de haber sido un molino muy concurrido dado que su patio empedrado resultaba algo más pequeño de lo habitual debido a las diferentes ampliaciones por su incesante actividad. La última más reciente, por las tipologías y materiales tuvo que producirse en la segunda mitad del siglo pasado. Esa actividad era debida en parte a su situación privilegiada ya que se encontraba en el cruce de un camino de primer orden (actual A440), con la antigua Cañada Real de los Caballeros, ofreciendo su fachada principal y su acceso porticado a escasos 60 metros de esta Vía Pecuaria.

Molino de Canasteros


Desde allí mismo se observaba mucho más majestuoso que incluso desde la carretera por encontrarse al menos a 3 metros por debajo de la base del edificio. Hace veinte años podíamos contemplar todas sus estancias dispuestas de la misma manera que una Hacienda con su almazara-lagar de aceite anexa al cuerpo de doble crujía destinado a molienda de la aceituna, las cuadras en el módulo Este, el distribuidor de entrada, el patio central empedrado con bolos, desde el cual se subía por una escalera de un sólo tramo a los módulos habitables para los temporeros y un sector del módulo Sur donde se encontraba el señorío. El perímetro rectangular de todo este conjunto tenía unas dimensiones aproximadas de 24 x 35 metros y ocupaba una superficie aproximada de unos 840-850 metros cuadrados a modo de una pequeña fortaleza en mitad del campo.

Molino de Canasteros

Hace poco más de una década fue uno de los primeros en demolerse, antes incluso que comenzara una contagiosa plaga contra este Patrimonio, que se propagó rápidamente entre otros propietarios de molinos de esa misma zona. Corrieron la misma "suerte" otros muchos molinos vecinos al de Canasteros como fueron el Molino del Boticario, Molino de Mataliebres, Molino de Rivera, Molino del Notario o el Molino de las Florentinas. Todos muy cercanos entre sí y compartiendo un mismo patrón destructivo tanto patrimonial como ambiental. Primeramente se le desmontaban todas las tejas aprovechables y ladrillos de exterior para la construcción, se vendieron las pocas piedras de moler, utensilios, tinajas y demás elementos característicos que aún se conservaban “in situ”. Todos estos derribos también responden a la moda de borrar el edificio literalmente del mapa, dejando tan sólo la torre original.

Molino de Canasteros


Resulta muy chocante comprobar que precisamente la época cuando fueron destruidos los últimos de ellos, la Unión Europea cofinanciaba las mayores cantidades de dinero de sus fondos PRODER[1] y fondos FEDER, para la recuperación integral de este tipo patrimonio rural. La mayoría de los propietarios no sabían qué hacer con aquellos molinos abandonados, muchos ya expoliados y en ruinas frente a una demanda impetuosa de este tipo de materiales de construcción que en pleno inicio de la burbuja inmobiliaria ya requería toneladas de estas piezas históricas para revestir multitud de construcciones hechas sin “espíritu” y que ansiaban maquillarse de materiales curados por la mano del tiempo para poder especular aun más con el resultado final. Tampoco se entiende como las administraciones públicas conociendo esta plaga destructiva desde pocos años atrás, no se movilizara eficientemente para informar de estas ayudas a los propietarios de aquellos molinos de la zona ya que en otros lugares de Andalucía si se supieron reconducir y se dieron buenas cantidades de fondos destinados a la recuperación de lagares, molinos de corcho y de aceite.

Molino de Canasteros

Pocos años después del derribo del Molino de los Canasteros, ya en el año 2001, el trazado definitivo de la línea de Alta Velocidad entre Córdoba y Málaga pasó muy cerca de lo que fue todo el conjunto de Hacienda y Molino. Finalmente el AVE decidió pasar relativamente cerca pero dejando intacta la zona que ocupó este edificio histórico, que pocos años antes y abandonado a su suerte durante varias décadas aun se mantenía integro y con buen estado de conservación. Parte de esa conservación se debió seguramente por haberse habitado y reformado parcialmente durante la primera y segunda mitad del siglo pasado. Lo que no consiguió derribar el AVE pasando a pocos metros, ya se encargó “la mano ignorante” del hombre para la siembra de unos cuantos de olivos de más. Esta vez no fue culpa del progreso sino de una descomunal falta de información y sensibilidad por nuestro patrimonio natural, histórico y arquitectónico.

Referencias

  1. PRODER (Programa Operativo de Desarrollo y Diversificación Económica de zonas Rurales)
  • Este artículo ha sido elaborado originalmente por Alejandro B. Galán Díaz a partir de bocetos propios recuperados en 1993

Situación

{{{descripción}}}

Artículos relacionados

Principales editores del artículo

Valora este artículo

1.5/5 (2 votos)