Omnium Sanctorum

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

La desaparecida parroquia de Omnium Sactorum fue una de las iglesias fernandinas fundadas por Fernando III el Santo, tras la conquista de Córdoba en 1236. Estuvo situada en la actual Plaza de Ramón y Cajal

Construida a finales del XIII o principios del XIV en piedra sillar, su esquema fue el habitual para este tipo de construcciones: tres naves divididas por arcos de medio punto, doblados, siendo la central más alta que las laterales y cabecera tripartita. La cubiertas de las naves eran artesonados policromados, mientras que los ábsides se cubrirían con bóvedas de crucería gótica.

La pequeña collación, que agruparía en torno a 600 - 700 familias[1] fue refundida en 1799 con la de San Juan de los Caballeros por orden del obispo Agustín Ayestarán y Landa el 13 de febrero del citado año. Menos de 100 años después, el 26 de septiembre de 1876, se autoriza el traslado de la parroquia de San Juan y Onmiun Sanctorum a la iglesia del Convento de la Trinidad, que había sido suprimido por la desamortización, adoptando desde entoncer el nombre de Iglesia de San Juan y Todos los Santos.

Poco se conoce de esta iglesia, salvo los datos aportados por Teodomiro Ramírez de Arellano en Paseos por Córdoba:

Constaba esta parroquia de tres naves y un pórtico cerrado con verjas de madera. Consérvanse de ella algunos altares en San Juan; el del Sagrario, en San Francisco, en una capilla a la derecha conforme se entra por la calle de San Fernando, y la pila del bautismo, que es la que actualmente sirve en Santiago.
Para el servicio del culto contaba con un préstamo, una prestamera, cuatro beneficios y una rectoría, y según unos apuntes de su archivo, era de su propiedad una casa contigua, que sirvió de emparedamiento de mujeres, nombre que en un principio dieron a las monjas y que hemos visto lo tenían anejo todas las parroquias y aun algunas otras iglesias.En una de sus esquinas exteriores conservaba una gran estatua romana, la cual ignoramos el destino que se diera.
Cuando San Fernando convirtió aquella mezquita en parroquia la dio el título de Omnium Sanctorum en memoria de la fiesta de Todos los Santos, ordenada por el pontífice Gregorio IV, que murió en el año 844.
Como en las demás parroquias existía en ésta la hermandad del Santísimo Sacramento, que necesariamente se refundió en la de San Juan, y sus constituciones copiadas de otras más antiguas, con las reformas que se considerarían precisas, fueron aprobadas en 11 de septiembre de 1631 por el doctor don Gonzalo de Castro, deán y canónigo de la Santa Iglesia Catedral, sede vacante. También había en Omnium Sanctorum una cofradía titulada de Nuestra Señora de los Remedios, la cual se unió igualmente a la de Ánimas de San Juan.
Aunque en este paseo hemos empezado por hablar de la parroquia suprimida no ha sido nuestro ánimo separarnos de la marcha seguida en los anteriores, pues al principiar por la iglesia de San Juan debíamos dar esos pormenores para que se viese la razón de llevar dos nombres o tener dos titulares.




Notas

  1. En padrón de 1769 contaban únicamente con unas setecientas personas cada una. Blog Puerta de Osario

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

1.3/5 (8 votos)