Auxilio Social

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Auxilio Social fue una organización de socorro humanitario constituida durante la Guerra Civil en la zona franquista y posteriormente englobada dentro de la Sección Femenina de la Falange Española. Fue fundada por Mercedes Sanz Bachiller, viuda de Onésimo Redondo. La organización, inicialmente respondía al nombre de Auxilio de Invierno siguiendo el modelo de otras organizaciones similares de la Alemania Nazi.

Origen del Auxilio Social

En el momento de su fundación Mercedes Sanz Bachiller es una militante de la Sección Femenina de Falange Española que dirigía Pilar Primo de Rivera . Eligiendo como centro de comienzo de sus actividades la ciudad de Valladolid, la fundadora y Javier Martínez de Bedoya, antiguo amigo de Onésimo Redondo y posterior marido de Mercedes Sanz Bachiller, valiéndose del modelo del Auxilio de Invierno alemán ,Winterhilfe, empiezan a prestar ayuda a las víctimas de la Guerra, dedicándole una especial atención a los hijos de los fusilados por las tropas franquistas.

Anagrama del Auxilio Social

Pronto se abrieron los primeros locales en Valladolid, inicialmente atendidos por voluntarios y destinados a dar comida a las viudas y huérfanos de Guerra. El 30 de octubre de 1936 se inauguró en Valladolid en la calle Angustias el primer comedor. Estos primeros comedores se sufragaban con cuestaciones voluntarias y espontáneas. La primera cuestación se celebró el 28 de octubre por las calles de Valladolid con una recaudación de 46.000 pesetas. A medida que la organización fue creciendo las cuestaciones resultaron insuficientes y se hizo necesario buscar otras fuentes de financiación, es entonces cuando se implanta la llamada Ficha Azul , donativos mensuales, a los que resultaba difícil negarse ya que su ofrecimiento se convirtió en un tácito mecanismo de presión social para las clases acomodadas, que se habían convertido en sus principales suscriptoras.

A medida que las tropas franquistas avanzaban en los frentes iban acompañadas de una sección de Auxilio de Invierno, con el encargo de repartir comida entre la población que se acababa e conquistar. A partir del 19 de diciembre de 1936 comenzaron a funcionar las Cocinas de Hermandad dedicadas a la atención de parados y ancianos. Al cabo de un año de su creación Auxilio Social contaba ya con 711 comedores y 158 cocinas. En el año 1939 el número de comedores se elevaba a 2.487 y 1.561 cocinas de hermandad. Auxilio Social creció enormemente durante y después de la guerra. Tras el reparto de comida, Auxilio Social se ocupó de abrir centros para niños y Casas de la Madre, comedores para embarazadas y centros de maternología. Más tarde crearon los hogares-cuna infantiles y escolares para atender a niños y niñas abandonados o huérfanos. Luego siguieron los hogares profesionales y de estudios superiores y las residencias separadas por sexos para recibir la educación adecuada al ideario del Nacionalcatolicismo.

Pronto surgieron los problemas dentro de la Falange por controlar las actividades de una institución, que funcionaba de forma independiente y se mostraba cada vez más activa y socialmente influyente. En el primer Consejo Nacional de la Sección Femenina que tuvo lugar en Salamanca y Valladolid entre el 6 y el 9 de enero de 1937 se produce la incorporación oficial del Auxilio de Invierno a la Falange.

En abril de 1937 se produce el cambio de nombre en la organización benéfica falangista, deja de llamarse Auxilio de Invierno y recibe el nombre de Auxilio Social, al tiempo que su fundadora es nombrada delegada nacional del nuevo organismo, que se reconocía como servicio independiente y separado de la Sección Femenina de Falange, es entonces cuando comienzan a ampliarse el campo de acción de Auxilio y la organización empieza a abrir guarderías infantiles para las madres trabajadoras y los llamados Hogares para huérfanos.

La fundadora empezó a trabajar sobre el proyecto de un servicio social femenino, equivalente al servicio militar obligatorio masculino que obligaba a las mujeres a trabajar obligatoriamente en las instituciones de Auxilio Social, Franco, una vez estudiado, reaccionó favorablemente al borrador y dio órdenes de que se creara el 9 de octubre de 1937 el Servicio Social de la Mujer bajo los auspicios del Auxilio Social.

"Postal del Día" titulado "Comprensión y justicia". Diario Córdoba el 4 de agosto 1942

En verano de 1938 crea el servicio de Auxilio a Poblaciones Liberadas resultado de la unión de Auxilio Social de Vanguardia y Beneficencia de Guerra, hasta ese momento dependiente del Ministerio de Interior. Auxilio a Poblaciones Liberadas se encargaba de suministrar viveres y ropas a la población de las ciudades conquistadas por las tropas franquistas, la primera de estas intervenciones se produce con la toma de Bilbao. La entrada de los camiones de Auxilio en las poblaciones liberadas se convirtió en una fuente de propaganda mediante reportajes fotográficos, artículos encomiasticos en la prensa local y nacional, folletos propagandisticos de amplia tirada. Auxilio tenía su propio servicio de propaganda; la Oficina Central de Propaganda al mando de la escritora Carmen de Icaza que organizaba la presencia de fotógrafos y periodistas en las llegadas de los camiones de Auxio y reportajes sobre los repartos de viveres y la atención que las mujeres falangistas deparaban a los niños, hasta tal extremo, que se llegó a tener un servicio fotográfico propio. La Oficina Central se encargaba de la distribución provincial de carteles propagandisticos, las hojas de reparto de propaganda, la distribución de notas en la radio y las consignas dadas a los oradores.

Auxilio Social en Córdoba

Esta organización falangista se implanta en Córdoba en 1937 atendiendo las necesidades más urgentes de las personas sin recursos, siendo su actividad más específica la "Cocina Económica" que repartía una comida diaria. En los años cuarenta cuando la hambruna hizo sus mayores efectos entre la población cordobesa, se veían largas colas de personas necesitas en los locales de la Cocina Económica o Comedores de Hermandad de la calle Santa Marta. En años posteriores tuvo a su cargo la guardería infantil del Paseo de la Victoria, e igualmente organizaban en verano colonias infantiles en el Puerto de Santa María.

Financiación

Las vías de financiación fueron variadas. Las postulaciones callejeras se iniciaron en diciembre de 1936, con una periodicidad quincenal. Se compraba un emblema en dos versiones económicas 0,30 y 1 peseta, de su venta se encargaban las mujeres de la Sección Femenina, primero y después las del Servicio Social Femenino. Los emblemas eran públicamente exhibidos y su negativa a hacerlo daba lugar a la publicación de la noticia en la prensa local. Aunque aparentemente la adquisición de los emblemas era de una forma voluntaria, había lugares como los cines o locales de ocio donde era obligado comprarlos para poder acceder a ellos.

Reconocimientos

Este organismo recibió la Medalla de oro de la ciudad de Córdoba, que fue entregada al Ministro de Justicia Antonio María de Oriol y Urquijo el 22 de octubre de 1966, siendo el delegado provincial de la institución Miguel Zamora Herrador.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.3/5 (7 votos)