Bolero

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Propaganda del Bar Bolero año 1944

Bolero

Antaño fue un popular café bar de los años cuarenta, situado en la calle San Álvaro, en su confluencia con la calle Cruz Conde y frente al Club de Cazadores, propiedad de Juan Rodríguez Redondo, fue un famoso, animado y singular lugar de encuentro.

Durante el día lo frecuentaban tanto los cafeteros como los amantes de los buenos medios y en el se daban frecuentes y animadas tertulias con asiduos personajes como Juanito Moreno, Manolo Busto, Rafael Romero de Torres, Enrique Rioboó, José Fragero Pozuelo el Caballero de las Estrellas y el entonces famosísimo Manolete que a pesar de su celebridad lo visitaba durante sus estancias en Córdoba.

El popular Bolero sonaba bien en la ciudad. El establecimiento ofrecía un grato ambiente especialmente desde el atardecer hasta bien entrada la madrugada cuando terminaba la jornada lírica.

Bolero, siendo legalmente un bar cafetería, era realmente una acogedora sala de fiestas donde se ofrecían variados espectáculos a cargo de diversos intérpretes que, junto a la cordobesa Orquesta Orozco, animaban a su clientela con actuaciones o bailables.

De entre los intérpretes que frecuentaron Bolero destacan, quizás por su asiduidad, Lolita Garrido, Teresita Arcos y muy especialmente el mago de la melodía cubana Antonio Machín que permaneció residiendo en Córdoba durante casi cuatro años.

Testimonios

Según el periodista Manuel Medina González.

«Bolero llegó a ser, a los sones de la música que regaba por el salón la orquesta de Pedro Orozco, como una abierta caja de resonancias líricas y alegría popular, que ponían en Córdoba notas de alivio y esperanza a una situación dura y difícil.»

Igualmente hizo este comentario de Bolero:

«Un amigo me comentaba con cierta nostalgia: -¿Te acuerdas cuando nos reuníamos en el bar Bolero y pasábamos unos momentos envueltos en el guirigay de las charlas, los sones musicales de la Orquesta de Pedro Orozco y las voces líricas de los cantantes –machos y hembras- que pisaban el tabladillo del Bolero?

Le respondí: -¡Cómo no me iba a acordar los días y las noches del bar Bolero, situado a la entrada, a la acera derecha de la calle San Álvaro! Era un bar cafetería, en la que se servían cafés y toda clase de bebidas más usuales, y como aditamentos recreativos se daban sesiones musicales y líricas ceñidas a la moda de aquel tiempo. Bolero venía a ser un excelente refugio para los que, cansados o no de las tareas profesionales, necesitaban un poco de expansión mental, física y espiritual, lugar para olvidar asuntos nada gratos y sentirse alegre y confiado»

Localización

Situación aproximada del Café Bolero

Artículos relacionados

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

2.8/5 (9 votos)