Epidemia de 1785-1786

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar

Epidemia que afectó a la capital. Sobre ella escribió Teodomiro Ramírez de Arellano en sus Paseos por Córdoba refiriéndose al Barrio de Santa Marina:

Santa marina.jpg
En 1785 fue preciso cerrar esta iglesia al culto porque sufriéndose en aquel barrio más que en otros una grande epidemia de intermitentes, fueron tantos los cadáveres en ella sepultados que empezaron a exhalar tantos miasmas que se creyó perjudicial para la salud pública. Esta epidemia se juzgó aumentada en aquellos barrios por el arroyo de Santa Marina y San Lorenzo, que pasaba por ellos hata la rejuela del segundo, y por el que no sólo corrían todas las inmundicias que arrojaban los vecinos, sino las del Matadero, que penetraban en la ciudad por un arquillo inmediato a la Torre de la Malmuerta, a la Lagunilla, calle Mayor, Santa Isabel, Álamos y demás que hoy tiene la corriente, siendo tan profundo en algunos puntos que ya cerca del Buen Suceso había un sitio llamado el Despeñadero, teniendo puentecillos en todas las avenidas.


La epidemia que hemos indicado , y es de las que nada se ha escrito, se reprodujo en 1786, tanto que desde primero de mayo hasta fin de noviembre causó 1.214 víctimas, haciendo subir el número de enfermos a 11.657, de los que 6.643 fueron socorridos en los hospitales y otros en sus casas con las limosnas que dieron el Ayuntamiento, el obispo, el caudal de expolios y muchos particulares, además de la quina que de real orden trajeron y que se repartía entre muchos lugares de la Península que sufrían igual epidemia.


Más adelante, después de detallar en número de víctimas por barrio continua:

Las dos últimas cifras las motivaron en su mayor parte los barrios de Santa Marina y San Lorenzo, convenciendo a todos de la imperiosa necesidad de rellenar el arroyo a que antes hicimos mención, pues unido aquel foco al formado al enterrar en las iglesias todos los cadáveres, a excepción de los hospitales, que lo fueron en sus cementerios, también en poblado, se temía que el siguiente año fuera mayor el número de víctimas, lo que afortunadamente no sucedió, a pesar de que aquel proyecto sufrió algunos entorpecimientos" .

Fuentes

Paseos por Córdoba. Teodomiro Ramírez de Arellano

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.9/5 (8 votos)