Motín del Pan (1652)

De Cordobapedia
(Redirigido desde «Motín del Pan»)
Saltar a: navegación, buscar
PalacioEpiscopal01.jpg

El motín del pan, también conocido como el motín del hambre es uno de los acontecimientos que marcaron la vida de Córdoba durante el siglo XVII. La peste que había asolado Córdoba entre los años 1649 y 1650, unido al incremento de los precios en los productos básicos tras unas malas cosechas, había dejado muy maltrecho al pueblo de Córdoba. De esta manera, el día 6 de mayo del año 1652, y como consecuencia de la muerte del hijo de una vecina del Barrio de San Lorenzo, debido a la terrible hambruna que padecía la ciudad, el pueblo se echó a la calle demandando comida.

Miles vecinos después de personarse en casa del Corregidor, el Vizconde de Peña Parda, y comprobar que éste se había refugiado en el convento de los trinitarios, marcharon al Palacio Episcopal para reclamar comida al obispo Pedro de Tapia. Los cabecillas lograron entrar en muchas de las casas más pudientes de la ciudad, llevándose todo el trigo encontrado y llevándolo al Pósito de la Plaza de la Corredera así como a la Iglesia de San Lorenzo donde improvisaron un granero.[1]

Corrido el rumor de que el Marqués de Priego se acercaba a la población, los amotinados comandados entre otros por Juan Tocino, Tío Arrancacepas arengaron al pueblo para salir a la calle a defender la ciudad. Entre ellos se encontraba un caballero muy querido por la ciudad llamado Diego de Córdoba, hijo de Íñigo de Córdoba, señor de las Camapas. El pueblo pidió que éste sustituyera al vizconde de Peña Parda, corregidor de la ciudad, y que impusiera un precio para el pan. Éste aunque declinó en primer momento, aceptó, siéndole entregada la vara de alcalde.

Calahorra01.JPG

Una vez elegido, conminó al pueblo a que se retirara a sus casas, asegurando la distribución de una tasa por el pan, además de la obligatoriedad de entrega de armas. Por la tarde, el motín había terminado al haber abundancia de pan en todos los barrios de Córdoba.

El rey, conocedor de estos hechos, y debido a la situación, envió a Córdoba 100.000 ducados para la compra de trigo con objeto de abaratar el precio del pan así como la concesión de un perdón general para los amotinados, lo que consiguió que poco a poco los ánimos de la ciudad se calmaran, a pesar de un rebrote en junio del año 1652, que de nuevo fue perdonado por parte del rey.[2]

Referencias

  1. RAMÍREZ DE ARELLANO, T.. Paseos por Córdoba. Barrio de San Lorenzo.Disponible en Internet
  2. CALVO POYATO, J.. Entrada en el blog "Identidad Andaluza". 20 de febrero de 2009. Disponible en Internet

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

3.3/5 (3 votos)