Manuel Martínez "Manene"

De Cordobapedia
Saltar a: navegación, buscar
Manuel Martínez "Manene"
Manuel Martínez Diterlet.


Conocido como "Manene", nació en Córdoba el 11 de agosto de 1860. Con sólo once años ingresa en la Cuadrilla de Niños Cordobeses dirigida por Francisco Rodríguez "Caniqui".

Entra como banderillero en la cuadrilla de Manuel Molina Sánchez, llegando a torear con Manuel Fuentes "Bocanegra", sustituyo a Mariano Antón en la cuadrilla de Lagartijo por recomendación de su cuñado Juan Molina Sánchez, sin apenas méritos pues era desconocido. Pero con el tiempo demostró con sus actuaciones ser unos de los mejores banderilleros de la historia del toreo, conjuntándose con los prestigiosos subalternos Juan Molina, El Gallo y posteriormente con Rafael Guerra Bejarano "Guerrita" y Rafael Bejarano Carrasco "Torerito" que fueron compañeros de cuadrilla.

Tuvo aspiraciones de llegar al doctorado, cediéndole su maestro Lagartijo en varias ocasiones estoquear algunos toros, así como actuar de novillero. Como tal, se presentó en Madrid el 30 de agosto de 1885 con los también aspirante, Torerito, Guerrita y El Mojino todos toreros cordobeses, esta corrida fue organizada por Lagartijo con reses de Veragua.

“Maneme” volvió a Madrid como matador de novillos el 6 de mayo de 1888, alternando con Tomás Parrondo "Manchao". Al ser cogido éste en el primer novillo de nombre Bailador, tuvo el diestro de Córdoba el encargo de estoquear el resto de astados. Fue una oportunidad para dar gloria a su historial taurino, que no pudo aprovecharla al no estar a la altura necesaria.

La última vez que actuó como subalterno en Madrid fue el 12 de noviembre de 1888 en una corrida a beneficio de su paisano Rafael Sánchez "Bebe" en la que tomaron parte de Lagartijo y Frascuelo.

El 26 de diciembre de 1888 en la Plaza de Toros de los Tejares se dio una novillada con ejemplares de la ganadería de Rafael Molina que salieron mansos, en la que intervinieron como espadas varios subalternos:Antonio Bejarano Millán "Pegote", Rafael Bejarano Carrasco "Torerito", Miguel Almendro, Manuel Martínez "Manene", Rafael Rodríguez Calvo "Mojino" y Rafael Ramos "Melo". Manuel Martínez “Manene” que había banderilleado muy bien en el segundo toro, entró al quite en el cuarto toro llamado Aguardentero rematando con una de aquellas largas aprendidas de su maestro. Quedó parado el diestro ante la cara del toro, y al salir andado elegantemente, se le arrancó el cornupeta y le dio una cornada con el pintón izquierdo en la parte superior del muslo izquierdo volteándolo aparatosamente. Paso a la enfermería y se la apreció una trayectoria en el vientre que le afectaba la vejiga diagnoticandola como gravísima. Una vez curado fue trasladado en una camilla a su domicilio, debatiéndose entre la vida y la muerte durante dos días, dejando de existir el 28 de diciembre de 1888 a la edad de veintiocho años.

El funeral se celebró en la iglesia de Santa Marina, fue una gran expresión de dolor donde participó masivamente el pueblo de Córdoba acompañando el féretro hasta el cementerio de San Rafael. El pueblo quiso así rendir homenaje a quien fue uno de los mejores toreros de a pie que ha tenido Córdoba.

Es curioso destacar que aquella corrida de toros quedó marcada en larga historia del coso de los Tejares como la más trágica, pues a parte de la muerte de Manene, fue herido en la mandíbula El Melo, el picador Formalito sufrió una conmoción cerebral de varias horas al ser derribado, Rafael Guerra que intentó ayudar, recibió un varetazo tirándolo violentamente al suelo, dos banderilleros el José Bejarano El Moro y Antonio Bejarano La Fila recibieron golpes y caídas, más dos monosabios ingresaron en la enfermería para ser asistidos, uno de ellos moría días después por la coz sufrida por un caballo en el estómago. Parece como si todos los maleficios acudieran a las gradas aquella tarde, en una corrida que estuvo muy falta de público.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.63/5

2.6/5 (8 votos)